Para Ti

Dietas

Julio 2012

Comé sano ¡Todo el año!

Para poder comer bien y evitar las calorías demás tan típicas en la época invernal, dos especialistas nos dan todos los tips que necesitamos. ;)
PUBLICIDAD
  • Las sopas son muy recomendables para utilizar como colación en invierno ya que aportan una gran saciedad y ayudan a evitar el picoteo entre comidas, siempre y cuando sean en versiones light o diet. O bien se pueden realizar caldos o sopas caseras y evitar el consumo en exceso de conservantes.
  • Para Carolina Iglicki, licenciada en nutrición, “la gente tiende a consumir más calorías durante la época de frío pensando que de esta forma van a aumentar la temperatura corporal, lo cual es una idea errónea ya que lo único que se logra es aumentar de peso debido al exceso de calorías”.
El invierno suele ser la estación del año en la que más cuesta realizar una dieta. Debido al frío, se tiende a comer comidas más calóricas y es difícil llevar una alimentación realmente saludable. Por esta razón, hablamos con dos nutricionistas que nos dan las claves para mantener la silueta .

Para Carolina Iglicki, licenciada en nutrición, “la gente tiende a consumir más calorías durante la época de frío pensando que de esta forma van a aumentar la temperatura corporal, lo cual es una idea errónea ya que lo único que se logra es aumentar de peso debido al exceso de calorías”. Por eso, la especialista recuerda que lo importante es reemplazar el tipo de cocción de los alimentos y no a los alimentos en sí. Para esto, se puede utilizar métodos de cocción como hervido, horno y microondas.

“Para realizar un Plan de alimentación durante el invierno se deben consumir preparaciones calientes como pueden ser sopas realizadas con verduras, panachés de verduras o grilladas en la plancha, guisos con zanahoria, cebollas o tomates , y cortes magros de carne o pollo. También se le puede incorporar legumbres en cantidades adecuadas evitando la incorporación de embutidos, papa y batata. O consumir pastas o arroz en porciones moderadas salteadas con vegetales sin consumir salsas que contengan una cantidad elevada de materia grasa, que es donde generalmente uno le añade más calorías a las comidas”, explica Iglicki.

Además, la licenciada considera que las sopas son muy recomendables para utilizar como colación en invierno ya que aportan una gran saciedad y ayudan a evitar el picoteo entre comidas, siempre y cuando sean en versiones light o diet. O bien se pueden realizar caldos o sopas caseras y evitar el consumo en exceso de conservantes y sal que generalmente se le añaden a las preparaciones que vienen deshidratadas o listas para usar.

Por otro lado, la especialista en nutrición Noelia Ivana de la Fuente, de la Cadena de Clubes Open Park, aconseja seguir los siguientes tips para mantenerse en forma:
*Realizar actividad física en forma diaria.
*Consumir hortalizas y frutas de todos los colores, si prefiere cocidas. Se pueden aprovechar las de estación ya que aportan vitaminas y minerales esenciales para las defensas.
*Consumir lácteos descremados. Se pueden incluir en preparaciones, infusiones, solas y/o postres de leche.
*Elegir carnes desgrasadas (peceto, lomo, cuadril, nalga, pechuga, pescados). *Elegir frutas secas y frutas disecadas.
*Elegir cereales integrales y/o con semillas (panes, arroz, fideos, etc) y legumbres (porotos, lentejas, garbanzos).
*Ante las ganas de dulce recurrir a: té, café, mate, té saborizados (con edulcorante), gaseosas light, jugos light, capuccino light, postres light. Se puede incorporar en forma diaria un cuadradito pequeño de chocolate amargo ya que en poca cantidad tiene propiedades beneficiosas para la salud.
*Evitar manteca, margarina, frituras, embutidos, fiambres, facturas, masas, tortas, achuras, carnes con grasa, golosinas y snacks.
*Evitar repetir el plato, comer por alguna emoción y comer rápido y a bocados grandes.

Además, aconseja: “En esta época es importante tener presentes los factores que permiten reforzar nuestro sistema inmune para defendernos de los cambios de temperaturas y enfermedades propias del invierno. Nuestro sistema se ve favorecido con el entrenamiento regular y bien planificado y con un consumo de alimentos fuentes de nutrientes esenciales”.

Aquí, nos brinda dos ejemplos que se podrían seguir para llevar a cabo estas recomendaciones: (*)
Día 1
DESAYUNO: Infusión + leche descremada, rodaja de pan salvado con semillas (lino, chía) + queso untable descremado y mermelada light. COLACIÓN: Yogur descremado + puñado de nueces.ALMUERZO: Sopa de verduras. Cazuela de lentejas y hortalizas de colores varios. Naranja. COLACIÓN: Barra de cereales light. MERIENDA: Infusión + leche descremada. Tostadas de gluten + queso compacto descremado. CENA: Sopa de puerros Panaché (zapallitos, calabaza, remolacha) Filet de merluza al horno (rebozado con salvado de avena) Pera asada. ACTIVIDAD FÍSICA: Al menos 30 minutos de baile.

DÍA 2
DESAYUNO: Infusión + leche descremada. Pan árabe integral chico + feta de queso descremado. COLACIÓN: Banana. ALMUERZO: Sopa de calabaza. Ensalada repollo colorado, zanahoria, palmitos. Peceto con salsa de hongos y crema 0%. Mandarina. COLACIÓN: Yogur descremado MERIENDA: Infusión + leche descremada. Galletas de arroz y semillas + dulce de membrillo light. CENA: Caldo de verduras. Fideos con brócoli + queso en hebras light. Compota de manzana y ciruelas desecadas. ACTIVIDAD FÍSICA: Al menos 30 minutos de baile.

* Las cantidades dependen del peso y estado de salud, y siempre es recomendable consultar a un nutricionista.

¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Comentarios
PUBLICIDAD
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.