Para Ti

Dietas

Enero 2003

La dieta del Dr. Cormillot

Para perder kilos y no volver a recuperarlos no es necesario vivir a dieta. Sólo hay que adquirir buenos hábitos de alimentación. En esta nota el experto argentino en Nutrición explica cómo lograrlo. Además, un plan semanal especialmente preparado para bajar 2 kilos por mes, en el que comés de todo un poco.

Texto Marina Obarrio Fotos Claudia Martínez/Fernando Venegas

  • TIPS PARA CUANDO VERANEÁS. Llevate a la playa siempre algo de comida, como una barrita de cereal. Si comés choclo no le pongas manteca. Caminá mucho. Hacé varias comidas en el día, aunque estés en la playa. l Podés comer un helado por día, pero no más. Sacate la sed con agua o gaseosas diet, evitá las gaseosas comunes porque no sacan la sed.
  • CLAVES 3. Planificar lo que vas a comer en el día. No comer lo primero que se encuentre. Si vas a estar todo el día afuera, tenés que preparar la comida y llevarte algo saludable. No tomar pastillas para adelgazar, porque siguen siendo preparadas con anfetaminas y laxantes. Por último, tener una buena relación con la balanza, saber cómo te vas a pesar y a qué hora, y que esto no se convierta en una obsesión.
  • CLAVES 2. Recordá: Comer carnes magras. Cocinar todo a la plancha, o a la parrilla. Usar rocío vegetal. Usar poco aceite. Medirse con el vino. Moverse todo lo que se pueda, no sólo la media hora por día de caminata ideal, porque todo suma. No comer del plato de los demás, porque esas calorías también suman. De ser posible, no comer de pie.
  • CLAVES 1. Cambiar la manteca por queso blanco para untar. Cambiar el azúcar por edulcorante. Cambiar las gaseosas comunes por las light.
  • "Lo ideal es comer mucho de lo que sale de la tierra (frutas y verduras), poco de lo que se mueve (carne y sus derivados), pocas grasas y azúcares y no excederse con el alcohol". Dr. Alberto Cormillot.
Cada verano nos ponemos a luchar con los kilos de más cuando llega la hora de enfrentar al bikini. Por eso, le pedimos al Dr. Alberto Cormillot, especialista en el tema, una dieta para estar perfectas durante todo el año. Porque lo ideal es cambiar de hábitos definitivamente, en vez de empezar una dieta tras o tra y después abandonarlas. Lo que, además, genera desórdenes alimenticios. ¿Querés cambiar tu cuerpo? La solución está en tus manos, tal como aquí explica el Dr. Cormillot.

-¿Los regímenes crean desórdenes alimenticios?
-Los regímenes pueden crear desórdenes alimenticios de acuerdo a la predisposición de la persona y a la credibilidad del plan. Porque si uno hace un plan sensible, en el que no recibe presión para adelgazar, ahí tiene menos chance de desarrollar un desorden alimenticio. Ahora, si uno hace un plan muy estricto en el que recibe presiones, lo más probable es que lo deje al poco tiempo o que le genere algún desorden. 

-Se dice que se nace con la predisposición para tener un desorden alimenticio... 
-Hay una predisposición genética, pero después influye lo cultural, tener un desorden de la alimentación es básicamente un hecho cultural. Hay culturas que no los tienen hasta que les llega la globalización, la televisión y los Mc Donalds, y ahí entra la obesidad. Junto con la obesidad entran las dietas y atrás de las dietas llegan los desórdenes de la alimentación. 

-¿Cuánto peso puede bajar una persona por mes sin caer en desórdenes?
-Depende de cada persona, en general, alrededor de 400 gramos por semana está bien, pero la gente quiere bajar más. Si una persona baja el 2% de su peso por mes, es fantástico. 

-Se dice que cuanto más lento es el descenso, más tiempo se puede mantener así. ¿Es cierto? 
-Sí, porque el cuerpo se va adaptando. Pero también ocurre que si tarda mucho tiempo la persona se aburre. Y si además compara con los resultados de los tratamientos hechos con pastillas, diuréticos, laxantes o anfetaminas, que son mucho más rápidos, se desilusiona.

-¿Cómo se hace para mantener el peso, una vez alcanzado el ideal?
-Es difícil. Es un problema para la gente mantener el peso, al no haber una educación del paciente que tiene una enfermedad crónica. Porque el paciente piensa que la obesidad se cura, pero es incurable. Es controlable y recuperable, pero es incurable. Y si uno pierde el entrenamiento empieza a comer nuevamente y, obviamente, a subir de peso. Al ser una enfermedad crónica, se necesita un tratamiento crónico. 

-¿Y en qué consiste ese tratamiento?
-En el año '73 yo publiqué un libro que se llama El arte de no estar gordo y allí conté mi propia experiencia, porque yo soy un gordo recuperado que no volvió a engordar. El éxito de la recuperación depende de que la persona gorda integre un concepto: que tiene una alteración y, por lo tanto, siempre tendrá que mantener la guardia alta. Una persona gorda recuperada, si se sigue cuidando, tiene todas las posibilidades de mantenerse en su peso indefinidamente. 

-¿Cuál es la mejor forma de mantenerse?
-Se mantiene mejor la gente que hace por lo menos 5 comidas por día, preferentemente 6, la gente que come muchas verduras, muchos productos de la tierra y pocas cosas grasas, pocos azúcares, que se da los gustos periódicamente y que no se le va la mano con el alcohol. Y, por supuesto, los que realizan actividades físicas.

-Está la creencia de que tomar una copa de vino o comer un pedazo de chocolate no hace nada…
-Ninguna cosa por sí sola engorda, pero si vos tomás 100 centímetros cúbicos de vino al día, que no es nada en cantidad, son más o menos 100 calorías, que es poco, pero en un mes son 3.000 y en un año 36.000 calorías que conforman unos 5 kilos de grasa. En el año, una mujer debería consumir entre 550.000 y 600.000 calorías, calculando entre 1.500 y 1.700 calorías diarias. Si gastás esa misma cantidad, vas a mantener tu peso y si aumentás la actividad física, vas a bajar de peso. Pero si comés lo mismo y pasás a tener una vida más sedentaria, todo el día atrás de un escritorio por ejemplo, vas a subir. Si comés todos los días un chocolatito de 100 calorías, al finalizar el año vas a haber comido 36.000 de más. 

-¿Es cierto que pasados los 40 años hay que consumir 100 calorías diarias menos por cada década?
-Sí, después de los 40 baja el metabolismo un 5%. A los 50 un 10% y a los 70 un 30%. Hay que compensarlo comiendo menos.

-¿Cuál es la dieta más efectiva?
-Una como ésta que planifiqué para Para Ti, porque es bueno comer varias veces al día. Además, lo ideal es comer mucho de lo que no se mueve (esto es todo lo que sale de la tierra, salvo el aceite y el azúcar) y poco de lo que se mueve y sus derivados (pollo, lácteos y carnes, excepto el pescado). 

-¿Durante el invierno la alimentación debe cambiar? Porque es muy común que en esa época del año las mujeres aumentemos de peso. 
-En el invierno, debemos comer la misma cantidad de calorías que en el verano. No hay por qué aumentarla, el cuerpo no la necesita, porque no estamos expuestos todo el día al frío, salvo un trabajador de la construcción. En todo caso, si hubiera que cambiar, debería ser al revés y comer menos, porque te movés más en verano que en invierno. Lo que sí se puede hacer en invierno, es reemplazar comidas frías por algunas más calientes, como la sopa o el guiso. 

-¿Cuál es la realidad que viven hoy las personas obesas?
-Hay en el país, aproximadamente 10 millones de gordos, de ellos, el 1 % son hiperobesos, pesan más de 200 kilos. Esa gente no tiene asistencia médica y son rechazados en los hospitales. Muchos me llaman para recibir tratamiento gratuito pero yo no me puedo hacer cargo de esas 100.000 personas a quienes el Estado no les presta atención. Este es un problema a nivel país. ¿Por qué la obesidad no es considerada una enfermedad si es la segunda o tercera causa de muerte por sus complicaciones? ¿Por qué se trata a los enfermos de sida, de cáncer y no se trata a los pacientes que pesan más de 200 kilos? 

-¿Y cuáles son las causas de la obesidad?
-Hay una causa genética, una de hábitos, que es el sedentarismo y además una social. La social está dada por la amplitud de oferta de comidas, los cambios de hábitos, la compra y el consumo, comprar a granel en el changuito. Además, la gente come mucho afuera de la casa o compra comida hecha que contiene más grasa que la comida casera. Quiere decir que, básicamente, es una cuestión de educación.

PLAN CORMILLOT

Esta guía de comidas es muy práctica porque muchas de ellas se pueden llevar a la playa. Tené en cuenta que las colaciones pueden adaptarse según gustos.


Día 1

Desayuno
1 yogur descremado.
1 barrita de cereal.
Media mañana
1 fruta.
Almuerzo
1 sándwich de pan de salvado con dos fetas de jamón cocido magro, 1 trozo de queso fresco descremado o 2 fetas de queso de máquina, lechuga y tomate, untado con 2 cdtas. de mayonesa diet.
Ensalada de chauchas, zanahoria rallada y huevo duro.
1 helado palito de agua.
Media tarde
1 fruta.
Merienda
1 vaso de licuado de durazno con leche. 1 turrón.
Cena
1 porción de arroz con mariscos.
Ensalada a elección.
1 vaso de ensalada de frutas.

Día 2

Desayuno
Infusión con leche descremada y edulcorante.
3 tostadas de pan francés con mermelada diet.
Media mañana
1 choclo (de los que venden en la playa, sin manteca) o 1 fruta.
Almuerzo
Ensalada con tres salchichas diet, palmitos, apio, zanahoria, repollo colorado y tomate, con 1 cda. de mostaza y 2 cdtas. de mayonesa diet.
1 postre diet.
Media tarde
1 helado diet.
Merienda
1 yogur descremado con cereal.
1 fruta.
Cena
1 pechuga de pollo a la parrilla con limón.
Ensalada de lechuga, tomate y cebolla.
Aspic de frutas.


Día 3

Desayuno
Infusión con leche descremada.
Dos medialunas.
Media mañana
1 cortado con edulcorante.
1 alfajor diet.
Almuerzo
1 porción de tarta de verdura o calabaza.
Ensalada con dos cdas. 
de arroz integral, 2 cdas. 
de arvejas y ají rojo. 2 mitades de durazno al natural diet.
Media tarde
1 fruta.
Merienda
1 yogur descremado.
1 tostado de pan árabe de queso y tomate.
Cena 
1 milanesa de carne vacuna al horno.
Ensalada mixta.
Compota de frutas con canela.

Día 4

Desayuno
Infusión con leche descremada y edulcorante.
1/2 tostado en pan de miga negro (2 triángulos) de jamón y queso.
Media mañana
1 vaso de licuado de tutti-frutti con leche.
Almuerzo
1 sándwich de pan francés con 1 lomito chico, lechuga, tomate, aros de cebolla y pepinos, untado con 1 cda. de ketchup o mostaza.
Ensalada a elección. 1 fruta.
Media tarde
1 yogur descremado.
Merienda
1 cartoncito de leche chocolatada light. 1 alfajor chico de maicena.
Cena
1 plato chico de fideos con salsa de tomate y albahaca.
Ensalada a elección.
Macedonia de frutas con 1 bochita de helado.


Día 5 

Desayuno
Infusión con leche descremada y edulcorante. 3 tostadas de pan francés con queso blanco descremado.
Media mañana
1 yogur descremado con frutas.
Almuerzo
Salpicón de atún natural (1 latita), lechuga, tomate, palmitos, huevo duro, pepinos, zanahoria rallada y apio, con 2 cdtas. de salsa golf diet.
Media tarde
1 vaso de licuado de banana con leche.
Merienda
1 triple de pan negro de jamón y tomate.
Cena
1 porción de tarta de choclo. Ensalada de chauchas, zanahoria y remolacha.
1 vaso de ensalada de frutas.

Día 6

Desayuno 
1 cartoncito de leche chocolatada light.
1 paquetito individual de bay biscuits.
Media mañana 
1 fruta.
Almuerzo
1 sándwich de pan árabe con dos fetas de pastrón, 1 trozo 
de queso fresco descremado, lechuga, tomate y pickles, untado con 2 cdtas. de mayonesa diet y 1 cda. de mostaza.
Ensalada a elección.
1 yogur descremado batido.
Media tarde
1 cortado con edulcorante.
2 orejones u otra 
fruta deshidratada.
Merienda
1 infusión con leche descremada y edulcorante.
1 alfajor diet.
Cena
1 filete de pescado a la plancha o a la parrilla.
Ensalada criolla.
1 fruta.


Día 7

Desayuno
1 yogur descremado con cereal.
1 vaso de ensalada de frutas.
Media mañana
1 cortado con edulcorante.
1 medialuna.
Almuerzo
2 empanadas de atún 
(al horno). Ensalada de radicheta, 
tomate e hinojo.
Media tarde
1 postre diet.
Merienda
Infusión con leche descremada.
4 galletitas de agua.
Cena
1 tomate relleno con su pulpa, 
arroz y pickles. Ensalada mixta. 
1 fruta.

¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Comentarios
PUBLICIDAD
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.