Para Ti

Lo Último

Marzo 2017

Clean sleeping

Para vernos y sentirnos bien no basta con limpiar la piel, hacer ejercicio y comer sano, ¡también hay que tener un buen descanso! De eso se trata esta tendencia que emergió de la mano de la actriz Gwyneth Paltrow y cuyo foco consiste en “limpiar el sueño” para desintoxicar la piel y mejorar el metabolismo.
Etiquetado con: Belleza , dormir , Clean sleeping

Primero nos encargamos de la piel y la rutina de limpieza se convirtió en el paso inevitable para mantenerla sana y joven. Después nos dispusimos a limpiar los alimentos: los jugos detox, los superalimentos y los ayunos se sumaron a la to do list en materia de bienestar. Pero parece que nada es tan efectivo como “limpiar el sueño”. Un buen descanso –entre 6 y 8 horas diarias–, además de renovar energías y mejorar el humor, ayuda a perder peso, potencia el rendimiento deportivo, refuerza el sistema inmunológico, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y hace que la piel recupere luminosidad y se vea relajada. El buen dormir es tan importante para la salud que hasta se implementó el 14 de marzo como el Día internacional del sueño. Clean sleeping es el nombre con el que esta tendencia por respetar las horas de sueño indicadas se dio a conocer. Gwyneth Paltrow es una de las abanderadas de este movimiento que no sólo requiere de cantidad de horas sino que le da importancia a la calidad en la rutina previa al descanso.

El sueño de mala calidad puede ser inquietante para el metabolismo, lo que puedeconducir al aumento de peso. -Gwyneth Paltrow-.

LA BELLA DURMIENTE. Probablemente desde que la actriz creó Goop, un sitio web donde comparte, desde hace casi 10 años, datos sobre salud, mindfulness, alimentación y, obviamente, belleza, venimos prestándole atención a sus consejos. Aunque la realidad es que su experiencia en beauty salta a la vista: con 44 años de edad –y sin cirugías de por medio– Gwyneth sigue siendo una de las actrices más bellas de Hollywood. “Mi experto en nutrición, el Dr. Frank Lipman, me ha explicado que el sueño de mala calidad puede ser inquietante para el metabolismo y las hormonas, lo que puede conducir al aumento de peso, malhumor, deterioro de la memoria y niebla del cerebro, así como a muchas otras complicaciones de salud como inflamación y reducción del sistema inmunológico (lo que puede aumentar el riesgo de enfermedades crónicas). Y no hace falta decir que el sueño pobre es terrible desde el punto de vista de la belleza”, aseguraba la celeb en el diario británico.

Según el Dr. Daniel Cardinali, médico, investigador superior del CONICET y profesor emérito de la UBA, a pesar de que afectan a mucha gente los problemas del sueño y sus consecuencias se tienden a subestimar; sin embargo, los efectos del mal dormir repercuten en tres grandes áreas de nuestra actividad: “Una inmediata se da en la esfera cognitiva y está vinculada con la capacidad para llevar a cabo tareas que exigen atención y concentración. Tiene un impacto negativo fundamental en el proceso de memoria y en la creatividad. La segunda esfera es la emocional (fluctuaciones del humor, irritabilidad, ansiedad, depresión) y en la conducta (frustración, impulsividad, consumo de sedantes y drogas). La tercera consecuencia es el riesgo de enfermedades que tienen a la privación de sueño como factor agravante: obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y gastrointestinales, enfermedad de Alzheimer, cáncer”, explica el experto.

“Hemos reducido unas dos horas nuestro tiempo diario de sueño en los últimos 50 años –asevera Cardinali– y, aunque son muchas las razones para la falta de sueño, el principal factor ha sido el avance tecnológico a partir del desarrollo de la iluminación artificial de nuestra noche. La tecnología nos ha desvinculado del día natural de 24 horas en el que nuestra especie evolucionó. Cuanto más iluminamos nuestras vidas, menos dormimos”. La luz artificial altera los ritmos circadianos (la relación luz/oscuridad) afectando el sistema hormonal que está sincronizado para que cuando haya luz estemos activos, y recuperemos energía cuando no la haya. Como consecuencia, dormimos poco o tenemos un descanso de mala calidad que se ve reflejado en nuestra energía y salud.

 

TIPS PARA DORMIR BIEN Y VERSE MEJOR. Para tener un sueño realmente reparador es conveniente modificar nuestras acciones durante el día. El Dr. Cardinali asegura que mantener horarios regulares para acostarse y levantarse es clave, y realizar algún ejercicio suave (andar, nadar pausadamente, pasear en bicicleta) durante el día promueve la relajación antes del sueño. Un baño caliente, masajear los pies con una crema hidratante de aroma agradable y textura gruesa antes de apagar la luz, o cualquier otra rutina que atenúe la tensión antes de dormir predispone a ese estado. Para “limpiar el sueño” también es necesario no irse a dormir con la panza llena. Según Gwyneth Paltrow es necesario mantener una ventana de ayuno regular durante 12 horas al día, es decir que si dormimos unas 8 horas, no conviene consumir alimentos al menos durante las 3 horas previas a acostarse. “Evitar el café, el té, los chocolates, las bebidas colas y otros estimulantes del sistema nervioso central luego de las cuatro de la tarde”, enfatiza Cardinali y asegura que conviene evitar consumir bebidas alcohólicas al menos 6 horas antes de acostarse. Evitar ruidos y luz excesiva. La temperatura debería rondar entre 16 y 22 grados. La cama debe ser ancha y confortable, y la almohada cómoda y pulverizar las sábanas con aceites esenciales también predispone a la relajación. Por último, intentar “interrumpir el estrés” del día con pequeñas pausas de unos minutos, como res- pirar profundamente, meditar o realizar algún ejercicio de relajación ayuda a tener un sueño limpio. 

textos MARIELA RAFFAELLI (mraffaelli@atlantida.com.ar) foto LATINSTOCK ARGENTINA

Etiquetado con: Belleza , dormir , Clean sleeping
¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Publicada en revista
PARA TI 4938
Marzo 2017
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.