Para Ti

Lo Último

Marzo 2017

Pools de beauty

En vez de instalarnos en un centro de estética por horas, la nueva tendencia propone encontrarse en casas de amigas y convocar a un profesional de la belleza. Charlar, estar más cómodas y ahorrar dinero son algunas de las razones que explican estos encuentros cada vez más habituales.
Etiquetado con: tendencias , beauty , pools de belleza

Nos juntamos con las chicas del laburo y, ya que estamos, ¿no da para que venga Vero? Sí, ¿por qué no? De paso, seguro nos sale más barato. La nueva tendencia ya se instaló y dicta consigna: juntarse en una casa (propia o ajena), pasar un buen momento y optimizar la visita a domicilio de la estilista, la cosmetóloga o la manicura. Armar comunidad para intercambiar experiencias y hasta conocer gente nueva, como se replica en la filosofía del carpooling, esta novedosa manera de viajar compartiendo auto que suma cada vez más adeptos. El pool de beauty llama a “hacer grupete” y a moverse de casa en casa, en lugar de la visita solitaria a un spa o a un centro de estética, que puede resultar muy aburrida y tediosa.  

SE ARMÓ. En los pools de beauty corren los mates con alguna torta casera; los tragos y las picadas, pero sobre todo la complicidad y camaradería de género. Las reuniones suelen convocar a cuatro o cinco mujeres de todas las edades (amigas, pero también abuelas, madres e hijas) y el número de participantes suele depender de cuan confortable y espaciosa sea la casa “anfitriona” y del objetivo beauty. La colocación de pestañas, por caso, permite concurridos meetings porque una vez colocadas hay que esperar una hora cuarenta minutos para que se sequen. Para manos y pies, seis es un buen número. Y los horarios de encuentro varían: sábados a la mañana (incluso después de una pijamada), a la salida del trabajo, reemplazando al after office (¿after beauty?), especialmente los viernes a la tarde porque tienta empezar a palpitar el finde divinas. El estilista Lauro Severi hace un par de años que tiene sus semanas y findes ocupados con grupos de amigas que lo llaman para hacerse el color, cortarse o peinarse. Una vez, recuerda Severi, se reunieron catorce mujeres de todas las edades en la casa de una de las madres de las chicas que organizaban y tuvo que quedarse a dormir de lo tarde que se hizo. “Es que te relajás porque la pasás muy bien”, cuenta Ana (28), una de las participantes.

 

La principal motivación es hacer más amena la rutina de belleza. Además, si hay que pagar viáticos los gastos se reparten entre todas

¿Y cuánto influye el factor ahorro? El costo y las diferencias por cantidad son preguntas recurrentes antes de concretar la cita y si bien el ahorro es cierto no es tan significativo. La principal motivación es hacer más amena la rutina de belleza. Por ejemplo, Severi cobra $ 250 el corte y$ 200 si son más de dos. Además, si hay que pagar viáticos los gastos se reparten entre todas. Algunos profesionales hasta ofrecen promociones cuando son más de tres o contemplan algún detalle o rebaja para la dueña de casa. Además, suelen tener una tarifa menor cuando trabajan de manera independiente que cuando forman parte de un espacio de belleza más grande.

 

OPERATIVO BELLEZA. A Andrea Fernández, cosmetóloga, esteticista y manicura, le llama la atención la cantidad de eventos grupales que agenda últimamente, pero no la sorprende. Porque los beneficios para las participantes son de lo más estimulantes: ganar tiempo, estar en la comodidad hogareña, ponerse al día, charlar y regalarse un mimo para estar arregladas y sentirse mejor. Varias de sus clientas, explica, son madres jóvenes que trabajan varias horas, tienen (o prefieren) volver rápido a casa y pueden, siendo muchas, turnarse para cuidar a los bebés. Mientras una mira a los chicos la otra se hace las manos o los pies ($ 170 y $ 370 la pedicuría completa). Por otro lado, para la manicura y esculpidora de uñas profesional Caroline Lulay la posibilidad de ver de cerca cómo queda una técnica en otra mano amiga suele funcionar como incentivo de reunión. “Por supuesto que sacarse fotos para las redes y tentarse de risa, especialmente cuando hay mascarillas verdes de por medio, también es parte del plan”, comenta la cosmetóloga Roxana Corneli. Pero el escenario y las circunstancias suelen cambiar, a veces de modo insólito y abrupto: porque llegó el plomero en una visita no prevista y hay que desalojar la cocina o se cortó la luz y necesitamos la planchita. Instantáneas, en fin, de una modalidad cooperativa bellissima que crece sin pausa.

TEXTOS MARA DERNI (mderni@atlantida.com.ar) FOTOS AXEL INDIK

Etiquetado con: tendencias , beauty , pools de belleza
¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Comentarios
Publicada en revista
PARA TI 4936
Marzo 2017
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.