Para Ti

Make - up

Abril 2011

Revolución now!

Charlotte Willer, la global make up artist, adelanta una nueva temporada a todo color. La artista danesa que trabaja para Maybelline NY mostró las tendencias que se presentaron en el New York Fashion Week, y subió a la pasarela una paleta de lo más versátil. Para Ti estuvo presente en el lanzamiento de esta colección-beauty y la entrevistó en exclusiva.

Textos: M.F Sanguinetti (enviada especial a New York). Fotos: Gentileza Maybelline NY/ AFP/ M. F. Sanguinetti.

  • Contrastes. En el desfile de Betsey Johnson, los ojos bien marcados contrastan con una boca súper intensa. El resultado Maybelline: una propuesta tan dramática como futurista que se acompaña de un peinado al tono.
  • Look Cynthia Rowley. Brownish Black, de Line Express Eyeliner, y el Chai Latte, de Expert Wear Eyeshadow Quad para los ojos. En las pestañas, The Falsies.
  • Look Betsey Johnson. En el rostro, Fit Me. En los ojos, Eye Studio Color Plush Silk Eyeshadow. En las pestañas, Volum’ Express The Falsies. En los labios, Red Haute, de Color Sensacional Lip Color.
La temporada 2011/12 promete ser una revolución en cuanto a make up se refiere. En Nueva York, y en el marco del último New York Fashion Week, la marca de cosméticos número uno del mundo presentó sus nuevas propuestas, que son de lo más variadas: desde looks vibrantes y sexies hasta los más glamorosos y femeninos, pasando por alternativas retro, audaces, dramáticas y hasta vampirescas. En cuanto a colores, la apuesta tiene que ver con una paleta amplia y llena de contrastes, donde sobresalen los verdes, azules y todas las tonalidades de grises, hasta el negro para ojos bien marcados; y bocas rojas y moradas, pero también naranjas y rosas. “Para mí, esta colección es increíble. Todas pueden encontrar su color porque… hay colores para todos los gustos”, asegura orgullosa Charlotte Willer, la nueva global make up artista de Maybelline y responsable de la paleta que se presentó en el New York Fashion Week. Sponsor oficial desde hace dos años del evento que más convoca en el mundo de la moda, Maybelline tuvo a su cargo el maquillaje de los desfiles de Cynthia Rowley, BCBG Max Azria, Vivienne Tam, Catherine Malandino, DKNY, Custo Barcelona, Carlos Miele, Betsey Johnson y L.A.M.B. Entre las novedades para los ojos está el lanzamiento de Eye Studio, las innovadoras sombras que mezclan y concentran pigmentos con perlas; y de una nueva versión de Volum’ Express, Falsies, una máscara que logra el look pestañas postizas al instante gracias a su fórmula con keratina y su exclusivo cepillo cuchara, que triplica las pestañas de lado a lado, sin dejar espacios vacíos, repitiendo el éxito de Colossal y Volum, dos íconos de Maybelline a nivel mundial. En labiales, lo nuevo se llama Superstay 24 hs, un producto que, además de ser intransferible, permite bocas coloridas por mucho más tiempo, gracias a su fórmula en dos pasos. Color Sensacional Lip Color –un labial cremoso con colores de lujo– y Color Sensacional Lipstain –una fibra con un exclusivo aplicador que permite un acabado mate y perfecto para el contorno de la boca– son otros dos lanzamientos. Y finalmente está Fit Me, la línea que permite un make up completo para el rostro: base líquida, polvo compacto, corrector, rubor y bronceador compacto permiten cubrir las imperfecciones respetando el color de cada tipo de piel (viene en una amplia gama de tonos para que cada una encuentre el color que más vaya con su piel). “Todos son productos cómodos para llevar en la cartera y fáciles de aplicar. A veces, cuando querés usar sombras específicas, como las de tono negro o dorado, podés correr el riesgo de parecer muy teatral. No queremos eso, sino que nuestras consumidoras luzcan naturales”, dice Willer.

COLOR SIN LIMITES. El back del New York Fashion Week 2011, en el Lincoln Center, en la Gran Manzana, es puro ruido. Pero Charlotte Willer, la artista del make up que desembarcó en Maybelline en 2008, trabaja concentradísima. Ahora, sobre Cora, una modelo de una agencia de NY que minutos más tarde se subirá a la pasarela de Cynthia Rowley; los días siguientes, hará lo mismo –y con la misma dedicación– con las modelos de otras marcas top cuyo make up tiene a su cargo. Nacida en Dinamarca, Willer podría pasar inadvertida entre la gente que va y viene: está vestida toda de negro, tiene el pelo recogido y unos anteojos alargados y modernos; su boca, sin embargo, llama la atención: está pintada de un colorado intenso, un color especialmente realizado para la colección de este FW. “La boca es muy importante para mí. Si bien esta temporada los ojos son importantes, para mí los labios son fundamentales. En general, no uso delineador ni me pinto los ojos, pero el labial nunca debe faltarme –confiesa Willer–. Creo que para ser bella tenés que estar segura de vos misma. Si te sentís bien con todo lo que te rodea, si inspirás positivismo y alegría, obtendrás eso de vuelta. Sin embargo, cuando veo a la gente caminando por la calle, la veo seria y preocupada. Estoy convencida de que el color puede ayudar a cambiarle la cara a las mujeres. Hay un fuerte deseo de que el maquillaje vuelva. ¡La gente quiere ser glamorosa otra vez!”.

¿Por qué lo decís? Creo que la generación que está usando maquillaje ahora, quiere colores. Las mujeres aman los colores, ¡pero no los usan! Estamos, además, en una coyuntura ideal: la tecnología hace posible ductos increíbles y, por otra parte, están a un precio moderado. Se pueden comprar cuatro colores por unos pocos pesos… ¡y jugar!

¿A qué atribuís esta vuelta del color? El tema de no usar colores está relacionado con un estado de ánimo colectivo. Es raro, pero si te fijás vas a ver que cada vez que las polleras van para arriba, la economía va para abajo. Es cíclico. Los ’90, por ejemplo, fueron un período oscuro, sin make up. La gente lucía terrible. Desde hace dos años, estamos volviendo al color que hubo en los ’80. Esta vuelta empezó con los labios y ahora sigue con los ojos. Mi lectura es que hay un surgimiento de una nueva era optimista y eso se refleja en la compra de productos de make up. Y, por alguna razón, autos y maquillaje crecen de forma similar.

¿Cuáles son tus tips de belleza? Lo que siempre sugiero es tocar el maquillaje. Ponerlo como si fuera un masaje. La base, por ejemplo, debe ser como tu segunda piel: la gente no debe darse cuenta que la tenés puesta. Pero, atención: si no necesitás base, no la uses. Después de la base aconsejo colocar el corrector, porque si lo hacés al revés, lo sacás. Eso sí: siempre aprovecho para motivar a las mujeres para que jueguen con los colores. Si te gustan los marrones, tal vez te animes con un verde. Podés empezar poniéndolo en los extremos de los ojos o en el párpado inferior, debajo de las pestañas. Y, cuando te animes, ponételo en todo el párpado. Las posibilidades son muchas. Mientras más jugás, más vas a darte cuenta de cómo sacarles provecho. Los ojos y la boca completamente pintados lucen geniales sólo si están bien maquillados. Es por eso que hay que practicar una y otra vez. No hay límites para lo que puedas hacer con los colores: para el maquillaje, no hay reglas.

El origen
Los colores que dominarán el escenario 2011-12 de Maybelline NY nacen en el laboratorio que la marca tiene en New Jersey. La empresa cuenta con más de 3.420 personas que trabajan en la creación de nuevas fórmulas y moléculas para diferente productos de make up. “Nuestro trabajo supone un balance entre ciencia y arte. Y cada temporada supone el desafío de buscar nuevas tendencias”, cuenta Orrea Light, considerada una de las gurúes del color. Lo que sucede en las grandes capitales de la moda es para ella una gran fuente de inspiración. “Sin embargo, ver lo que ocurre en las calles de Nueva York es lo que más me inspira”, dice Light y adelanta que en la nueva paleta estarán desde los grises hasta el naranaja. Pero se impondrán los azules y los verdes. Pero, atención: no se trata de cualquier verde. Cuenta Light: “El verde esmeralda de 2011 surgió de unos zapatos que Lanvin hizo para H&M. Para lograrlo tuvimos acaloradas discusiones en el laboratorio. Mientras tanto, los químicos se encargaron de ‘meter’ los pigmentos en una suerte de ‘licuadora’, hasta que finalmente obtuvieron el color y el brillo que buscábamos”.

¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Comentarios
PUBLICIDAD
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.