Para Ti

Tratamientos

Agosto 2011

Depilación con hilos

Efectivo, práctico y poco doloroso. Así es el método de depilación que ya es tendencia en Europa y Estados Unidos, y empezó a ganar adeptos en Perú, México y Colombia. La depilación con hilos de algodón revaloriza una antigua técnica india que promete beneficios.

Textos: Mara Derni. Producción: Mariela Raffaelli. Fotos: Claudia Martínez.

  • “En cuanto las chicas prueban la depilación con hilo quedan fascinadas. Especialmente cuando ven, por ejemplo, lo bien delineado que queda el ojo”. ROSA MARTINEZ, dueña de la firma española Con Hilo Depilo.
  • La depilación con hilos es una técnica milenaria originaria de la India y Medio Oriente que hace furor en Estados Unidos y Europa, y también en México, Perú y Colombia. No faltará mucho para que desembarque en la Argentina.
Cejas súper delineadas, prolijas, sin tirones a la vista y que permanezcan espléndidas el mayor tiempo posible. Esa es la promesa de la depilación con hilos o threading, una técnica milenaria originaria de la India y Medio Oriente que hace furor en Estados Unidos y Europa, y también en México, Perú y Colombia. No faltará mucho para que desembarque en la Argentina. Es que el método, si se lo compara con otros conocidos popularmente en Occidente, tiene muchas ventajas. Madonna y Jennifer Aniston adoptaron esta técnica hace tiempo, y dicen que Brad Pitt también se animó a usarlo.

NUDOS CORREDIZOS. Paciencia, observación y habilidad en el manejo de las manos son la clave, según coinciden las expertas, para ejecutar a la perfección una técnica que tiene como único elemento de trabajo un hilo fino que puede ser de seda o algodón. Una vez anudado con destreza y pasándolo por la zona a depilar, elimina completamente el vello y, lo que es más importante aún, la incómoda pelusa que suele aparecer en el rostro. Por eso las especialistas aseguran que es la técnica ideal para la cara: las cejas, el bozo, las mejillas, la frente y la barbilla. Pero también es muy útil para depilar todo el cuerpo, principalmente axilas, piernas y brazos. Incluso comentan que son muchos los hombres que la utilizan en la barba, el pecho, los brazos y para eliminar los desagradables pelos que a veces sobresalen de la nariz. Una de las ventajas del threading es que no irrita la piel porque el hilo, si se lo sabe manipular, no toca la piel y asegura una precisión mucho más difícil de lograr que con la pinza de depilar. Además, el tirón, aseguran los expertos, es casi imperceptible y al ser menos abrupto previene la aparición de arrugas. Por otro lado, es mucho más rápido, porque el hilo en manos expertas permite tomar muchos pelos a la vez, asegurando mayor prolijidad. Y lo que es mejor: su efecto dura mucho más tiempo porque elimina el vello de raíz. Un objetivo que si bien se logra con la pinza de depilar y con la cera, en el primer caso es factible cortarlos a mitad de camino y en el segundo se necesita que lleguen a un largo específico (y poco estético) antes de extraerlos. La esteticista Rosa Martínez llevó a España el método, que conoció en unos de sus viajes a Nueva York y aprendió de manos de una hindú. En 2008 inauguró en Madrid Con Hilo Depilo, su primer local especializado; en 2010 abrió el segundo y prevé para octubre montar el tercero, ahora en Barcelona. Una expansión inevitable frente al entusiasmo de una clientela variada que acude al salón hasta los domingos y gasta entre 10 y 60 euros por vez. “La verdad es que cuando empecé creí que iba a ser difícil generar confianza porque en España, como en todo el mundo, la depilación láser es muy buscada. Pero la realidad es que en cuanto las chicas prueban la depilación con hilo quedan fascinadas con los resultados. Especialmente cuando ven, por ejemplo, lo bien delineado que queda el ojo y muchas clientas que se teñían con oxidante el vello de la cara, ahora eliminan toda la pelusa que sobresale, evitando sombras desagradables”, puntualiza Martínez desde España. Otra de las ventajas de esta técnica milenaria es su pulcritud: es muy higiénica, ya que a medida que el hilo anudado va cortando el vello, se descarta necesariamente porque pierde filo. La maquilladora oriunda de Perú, Milagros Cabellos Vita, aprendió la técnica observando a un grupo de mujeres de la India que se reunían en el centro de Lima, y hoy desarrolla el método en su país. “Se aprende mirando y practicando mucho porque todavía no se enseña en una academia”, puntualiza quien lo adoptó como técnica para sí misma.

En Mendoza, Yemina Aznar, una de las pocas depiladoras que manejan la técnica en nuestro país, la implementó después de haberla probado ella misma en Nueva York y hoy tiene una gran convocatoria en su ciudad (depilacionconhilomza@hotmail.com). “Nunca más toqué una pinza de depilar”, comparte y confía otro secreto. “Además de todos los beneficios, con el threading no se encarnan los pelos ni se mancha la piel como a veces ocurre con la cera”. Pero, ¿qué opinan los especialistas argentinos? Para la médica dermatóloga del Hospital Posadas, Patricia Della Giovanna, si bien es un método “exótico que probablemente se va a imponer dentro de muy poco tiempo en nuestro país”, hay que aclarar que “la eficacia del método dependerá de la destreza de quien lo realice y, en definitiva, si se la compara con la técnica láser, la depilación con hilo al ser un ‘método de arranque’ no elimina el folículo piloso, por lo que crecerá, de todas formas, un nuevo vello”. Como dice Cecilia Cena, jefa de capacitación de Pura Piel, “todo lo que vos arranques de raíz, hace que estimules el folículo piloso”. Pero bien vale la pena estar atentas y animarse a probar la experiencia.

¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Comentarios
PUBLICIDAD
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.