Para Ti

Celebs

Marzo 2017

Sidney Sampaio: "Ser galán dificulta las relaciones"

El protagonista de la novela bíblica más vista de la historia llegó a la Argentina para presentar la película Moisés y los diez mandamientos. Nos dimos el gusto de charlar cara a cara con él y aprovechamos para preguntarle de-to-do: religión, amor, paternidad, y cómo hace para mantenerse tan espléndido. Claro, ¡porque a los hombres también les cuesta!
  • En la piel del protagonista de la novela bíblica Josué y la tierra prometida que se emite de lunes a viernes a las 21 por Telefe y de la película Moisés y los diez mandamientos.
  • Con su pequeño hijo Leonardo, de 6 años.

Por los pasillos del sofi sticado Alvear Palace Hotel las mujeres están alborotadas por la presencia de EL galán brasileño Sidney Sampaio (36). Según dicen entre ascensores y escaleras, este morocho de ojos verdes es aún más lindo en persona. Lejos de hacerse el distraído, el protagonista de la novela Josué y la tierra prometida sonríe encantado y acepta sacarse selfi es con cualquiera que se le acerque. “La verdad es que ser galán es difícil. Dificulta las relaciones. Las chicas creen que debo tener muchas mujeres alrededor, que puedo estar con la que quiero y que debo ser machista. Pero lo cierto es que me cuesta conocer a fondo a alguien porque generalmente las mujeres se sienten inseguras cuando están conmigo”, confiesa con una humildad y franqueza que realzan su belleza exterior. Si bien es uno de lo cariocas más famosos a nivel mundial (ya varios productores de Hollywood lo tienen en la mira), Sidney habla con tranquilidad y nunca pierde el buen humor: “Lo peor de todo es cuando las chicas se enamoran de mis personajes y no de mí, porque cuando fi nalmente me conocen ¡se frustran! (risas). Muchas creen que soy un superhéroe, pero soy un tipo completamente normal”. De paso por Buenos Aires para promocionar la película Moisés y los diez mandamientos, aprovecha la oportunidad para llamar la atención del show business local: “Nunca soñé con Hollywood porque siempre me pareció algo inalcanzable. Claro que me encantaría, pero más me gustaría trabajar acá. Admiro a los actores argentinos y su cine”, insiste con la esperanza de volver pronto.

¿Por qué creés que una telenovela religiosa tiene tanto éxito en la tele? Porque estamos en un momento muy difícil y de mucho individualismo y éste tipo de novelas nos lleva a refl exionar sobre cómo está nuestra fe y cómo somos como sociedad. Entre tantos confl ictos, nos deja un mensaje de esperanza y positivismo. Las personas hoy en día necesitamos ese aliento.

¿Vos sos un hombre religioso? Creo en Dios, pero no sigo una religión. Si bien fui bautizado, tomé la Primera Comunión e hice la Confirmación, no soy practicante. La última vez que me confesé fue con el último sacramento. La verdad es que voy poco a misa, prefiero conectarme con mi fe a través de la naturaleza.

¿Qué harías si fueras Dios por un día? Wow… qué difícil (piensa). Creo que cuestionaría el libre albedrío, claramente no nos estamos administrando bien como sociedad. Si alguien te dijera lo que tenés que hacer todo sería más fácil, ¿no? Yo sería un Dios con más intervención, les marcaría el camino a las personas para que no tomaran tan malas decisiones. Obvio que la libertad es fundamental, pero sería genial que sonara una alarma cuando vamos a alejarnos de la dirección correcta. Quizás es demasiado filosófico para una nota (risas).

Es mágico estar enamorado, es uno de mis grandes sueños

EL SOLTERO MÁS CODICIADO. “En este momento no estoy en pareja y tampoco estoy en Tinder, prefiero conquistar personalmente”, aclara entre risas el actor cuyo corazón hoy está completamente abocado a su hijo, Leonardo (6), fruto de la relación que tuvo con la publicista Juliana Gama. “Él es mi pasión, jugamos mucho juntos. A él le divierte que yo sea famoso y me hace chistes –cuenta embobado–. Lo único que pido es que no quiera ser actor porque es un camino difícil y con pocas oportunidades. Yo me considero un afortunado, pero preferiría que él eligiera uno más fácil. O por lo menos más tradicional, como Medicina, ¡lo que sea!”.

¿Y qué te parecen las chicas argentinas? Son muy lindas y tienen mucha personalidad. Les admiro lo fuertes que son y la actitud que tienen. Creo que las brasileñas son más accesibles, las argentinas siempre están más serias y distantes. ¡A veces intimidan! (risas). 

¿Te resulta atractivo relacionarte con actrices? Me resulta demasiado familiar el circuito de las actrices. Prefiero descubrir nuevos universos y hábitos. Mi última novia era médica, nada que ver conmigo.

¿Ser lindo te juega a favor o en contra a la hora de conseguir papeles interesantes? Gracias por decirme que soy lindo (risas). La realidad es que la apariencia abre y cierra puertas. Si bien en mis comienzos arranqué como modelo, estoy muy feliz porque logré un espacio en la televisión donde la belleza no es el foco principal. Nunca soy el personaje al que le piden que se saque la camisa. Yo consigo papeles donde tengo que trabajar mucho la interpretación.

¿Te cuidás para estar en forma? Menos de lo que me gustaría. Generalmente salgo a correr por la playa o a andar en bici y me cuido con las comidas. 

¿Te gustaría enamorarte? Sí, es mágico estar enamorado, es uno de mis grandes sueños. Me encantaría terminar mi casa, que hace diez años estoy construyendo, deseo mucho hacer cine y también enamorarme.

texto AGUSTINA D’ANDRAIA (adandraia@atlantida.com.ar) fotos MAIA CROIZET

¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Publicada en revista
PARA TI 4937
Marzo 2017
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.