Para Ti

Personajes

Enero 2010

Daniela Urzi

Es una de las modelos argentinas for export más importantes. Eligió Punta del Este para descansar junto a su marido Pablo Cosentino pero no teme confesar que el lugar en donde realmente se relaja es “arriba de un avión”. Este año le gustaría tener un hijo y seguir viajando en familia.
PUBLICIDAD

Textos A. Gallardo Producción A. García Fotos M. Molinari (enviados a Punta del Este)

  • “Hay un estereotipo de modelo que es de cierta belleza, cierta estatura y físico que debería respetarse. Hoy por hoy una chica puede medir 1,60 y es modelo. Yo no estoy tan de acuerdo con eso”.

Después de tantos viajes, tantas locaciones recorridas en sus campañas; luego de tantas idas y venidas dando vueltas al planeta, una y otra vez, resulta curioso que el sitio que Daniela Urzi (34) anuncia como SU lugar para descansar y acomodar sus ideas sea en el aire, ¡y a 10 mil metros de altura! “La verdad es que los momentos en los que estoy arriba de un avión los utilizo para descansar, para leer o meditar sobre mi vida y el trabajo. Luego de la vorágine y del estrés que me provoca cada campaña, llegar al avión es como un momento de relax”, confiesa Daniela contra todo pronóstico. Son las 3 de la tarde y hace un calor agobiante en Punta del Este. En su espectacular casa de verano, la top model recibe a Para Ti descalza y con un vestidito playero azul. La reflexión sobre su descanso en el aire venía a cuento de la ajetreada vida que lleva hace 12 años y que la ha consagrado como la cara de grandes marcas: Armani, Rolex, Cavalli y Hugo Boss, entre muchísimas otras. Por eso resulta raro verla así, relajada y con los pies –literalmente– sobre la tierra.

Fue a los 21 años, luego de haber estado tres trabajando en Argentina, cuando decidió irse a París para hacer una campaña de Yves Saint Laurent. “Fui una de las primeras modelos que se había animado a usar el pelo corto”, rememora Daniela, que vino a vacacionar a Punta del Este durante la primera quincena de enero junto a su marido, Pablo Cosentino, con quien está casada hace un año y medio. Pero, a esta quietud le queda poco: en unas horas ella volverá a Buenos Aires, donde aprovechará para hacer unos trámites y visitar a sus padres. Al día siguiente, se subirá a un avión para ir a Nueva York donde se quedará dos días. Luego vendrá Tulum, México, el lugar en donde la esperan para hacer la tapa y 30 páginas de una revista española. Su itinerario sigue en Miami, luego en Bahamas… y la lista de lugares continúa.

Antes que nada, tengo una duda: me contás qué disfrutás de viajar en avión. Imagino que lo hacés en primera clase, porque no me cierra la ecuación de tus 1,74 metros ajustados a la clase turista. (Ríe mucho) Sí, ¡claro! no cierra físicamente que sea una amante de los aviones ¿no? Viajo en Bussines siempre.

¿Qué renegás de tu trabajo? Mi trabajo es complicado en el sentido energético. Pensá que yo estoy todo el tiempo rodeada de maquilladores, vestuaristas, peinadores, todo el mundo enfocado en vos y es un desgaste constante. La gente dice: “Ella posa, es una pavada”, pero realmente te cansa. Por eso te decía lo del avión: sentarme en el asiento termina siendo reparador. Tengo tiempo para leer o ver una buen peli sin que nadie me moleste, puedo descansar ¡y tener un teléfono que no suena!

Sos la cara de grandes marcas, sin embargo, desde hace muchos años lograste mantener un perfil bajo. Siempre me manejé de la misma forma: no soy de exponerme mucho. Me llaman todo el tiempo para ir a lugares y hacer cosas pero no voy. Está bueno ser selectiva con ciertas cosas. Después, a nivel laboral, no soy de estar todo el tiempo dando cuenta de las campañas que hago.

¿Alguna vez te imaginaste cómo habría sido si no hubieses apostado a hacer gran parte de tu carrera afuera? (Se impresiona) No, es la primera vez que lo pienso (ríe). Tendría que haber tenido otro tipo de personalidad, soy una persona muy inquieta y curiosa. Además, tanto Pablo como yo somos inquietos y más de dos meses en un lugar no podemos estar.

¿Cuál es tu lugar en el mundo? ¡Y no vale que me digas un avión! (Ríe) El lugar que conocí, al que siempre voy por trabajo y al que vuelvo de vacaciones es Tulum, en México. Es donde me casé. Tiene una energía muy fuerte para mí.

¿Qué diferencias ves hoy en el mundo de la moda con respecto a tus comienzos? La modelo es un ícono de la moda. Creo que eso sucede cada vez menos. Hay un estereotipo de modelo que es de cierta belleza, cierta estatura y físico que debería respetarse. Hoy por hoy una chica puede medir 1,60 y es modelo. Yo no estoy tan de acuerdo con eso.

Sos linda, exitosa, un buen pasar y una carrera brillante… Te falta tener un hijo. (Ríe) Sí, este año tenemos ganas con mi marido. Creo que voy a ser una súper mamá, me encantan los chicos. Por empezar, ya soy madrina de dos niñitos hermosos. Quizás en su momento no sabía cómo agarrar un bebé, ahora me siento más canchera y segura.

¿Sentís que te apura el reloj biológico? No sé si es eso. Uno no hace las cosas con una explicación, ni metódicamente. Con mi marido sentimos que es el momento.

Y en ese sentido, ¿aflojarían con el tema de los viajes? Yo creo que todo se va a ir dando. Yo escucho a padres que dicen que un hijo te cambia la vida. Quizá, tengan razón y a nosotros nos pase. Yo todavía no lo sé, pero me gustaría tener un bebé y poder llevarlo con nosotros, que nos acompañe y nos siga. La idea es que se acostumbre, por lo menos hasta los cinco años cuando empiece el colegio. Después seguramente nos replantearemos las situación.

¿Cómo te llevás con el paso del tiempo? Lo llevo bien, no tengo problemas con eso. Desde hace un tiempo que vengo haciendo cosas que me hacen sentir muy bien como pintar o sacar fotos. El 30 de marzo en la Galería Maman voy a exponer fotos mías de la naturaleza, sacadas por todo el mundo. La temática es volver a las bases, apreciar lo que es una flor o un árbol, que a veces uno con tanta vorágine no repara. La idea es vender las 33 fotos a beneficio de la fundación para niños discapacitados ASDRA y que la gente pueda llevarse una ventana de paz a su casa.

¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Comentarios
PUBLICIDAD
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.