Para Ti

Qué pasa

Mayo 2017

Once bares porteños que tenés que conocer

En esta edición aniversario nos atrapó la nostalgia. Te invitamos a sumarte a nuestro viaje en el tiempo y recorrer juntas los barcitos que, aún en pleno siglo XXI, nos hacen sentir en el pasado. Algunos son bares notables, otros vintage, y también hay propuestas novedosas que apuestan a la magia de otras épocas.
Etiquetado con: circuito , bar , vintage , retro
  • Victoria Brown. Costa Rica 4827. Tel . 4831-0831. Miércoles a sábados de 21 a 4.
  • Bar La Academia Callao 368. Tel . 4372-2765 . Lunes a l une s durante las 24 horas, incluso feriados o días festivo.
  • Frank’s. Arévalo 1445. Tel . 4777-65 4 1 . Miércoles a sábados de 21 a 3.
  • J. W. Bradley. Godoy Cruz 1875. Tel. 5737-1760. Miércoles a sábados a partir de las 20.
  • Los Galgos. Callao 501. Tel . 4371-3561. Lunes a lunes de 8 a 1.
  • Alvear Hotel. Alvear 1891. T el . 4808-2100. Lunes a lunes de 9 a 3.
  • The Harrison Speakeasy Malabia 1764. Tel. 4831-0519. Martes a sábados desde las 20.30.
  • Café Tortoni. Av. De Mayo 825. Tel. 4342-4328. Lunes a lunes de 8 a 1.
  • The New Brighton. Sarmiento 645.Tel . 4322-1515. Lunes a sábados de 12 a 16 y de 20 a 0.
  • Las Violetas Rivadavia 3899. Tel. 4958-7387 Lunes a lunes de 6 a 1.
  • The Brick Bar Posadas 1232. Tel. 4819-1100. Lunes a lunes de 6.30 a 00
1 de 11

En la era del fast food, las grandes cadenas y el boom de las redes sociales, en Buenos Aires sigue intacto el valor del encuentro con amigos en los bares de siempre. Los argentinos somos personas de tradiciones y seguimos apostando a la charla cara a cara con una buena taza de café, trago o copa de vino de por medio. Por eso, en Para Ti decidimos recorrer esos lugares que tienen un no-sé-qué.

AMANTES DE LOS RITUALES. Cuando descubrimos un lugar secreto, ¡el placer se duplica! Este es el caso de Victoria Brown, un hidden bar de 377 m2 en Palermo Soho, que por fuera no dice nada. El espacio supo ser el depósito de un supermercado, pero hoy vive un café en la parte de enfrente y, después de cruzar una puerta secreta (la traspasan quienes tienen el dato), aparece un bar alucinante inspirado en la revolución industrial. La luz tenue y la deco de bronce nos hacen sentir en una fábrica inglesa de fines del siglo XIX. Tanto los platos como las bebidas son de autor.

Hay otros bares que si bien siempre estuvieron “ahí”, a la vista de todos, quizás nunca entramos. Ubicado en el corazón de Congreso, Bar La Academia sigue siendo un clásico entre los locales desde 1930. A simple vista parece una cafetería más, pero allí existe un mundo interno digno donde todos los adultos se convierten en chicos, aunque sea por un rato: juegan al pool, al billar, a las damas, al ajedrez y a la generala. Lo único que importa es vivir el momento rodeado de buena compañía, mientras disfrutan de la promo que incluye una picada con Cinzano y soda a $ 65.

Que Palermo es por excelencia el barrio de los locales nocturnos no es ninguna sorpresa. Lo llamativo es que algunos apuesten a propuestas menos comerciales y un tanto escondidas. “En la Argentina sentimos atracción hacia lo difícil de conseguir. Y, para nosotros, es fundamental que cada cliente se sienta especial, único. Por eso generamos un diálogo directo entre nosotros y quienes vienen”, explica Coffee, el host de Frank’s. Se trata de uno de los speakeasy (a puertas cerradas) más exclusivos de la ciudad. Si bien no hace falta recibir una invitación, para ingresar es necesario descubrir la palabra clave de la semana. Desde el lunes van revelando pistas sobre un personaje relacionado al mundo de la cultura (pueden ser pintores, escritores, músicos, pensadores), y quienes logren descifrar el acertijo podrán descubrir este bar inspirado en la Nueva York de la Ley Seca y tomar un trago muy sofisticado (rondan los $ 170).  Dentro del mismo polo gastronómico palermitano también encontramos J. W. Bradley, un bar speakeasy que, más que un trago, propone tomarse un viaje a través del tiempo. Para llegar a la barra es necesario alcanzar el último vagón de uno de los Expreso de Oriente que unían París con lo que hoy conocemos como Estambul. El ambiente, la música y los cocktails de este bar oculto invitan a recorrer Europa sin armar las valijas. Hay carta de tapeo y tragos.

LOS CLÁSICOS. En la mítica esquina de Callao y Lavalle sigue en pie Los Galgos, un bar poteñísimo fundado en 1930 por la familia Ramos. Dueño de clásicos y recuerdos, en 2015 cerró por cuestiones administrativas y volvió a abrir con nuevos dueños. Ellos mismos se encargaron de rastrear todos los muebles y accesorios originales de anticuarios. Hoy, la magia del lugar sigue intacta con un vintage style que invita a sumarse al público joven. Otro clásico imposible de ignorar es el glamoroso bar principal del Alvear Hotel. Fundado en 1932, aún es el epicentro del nacimiento de los contratos y acuerdos de negocios más importantes del mundo. Si bien la carta es simple, hay opciones para todo momento del día. Los tragos salen $ 240. Los amantes de lo exclusivo no pueden perderse el siguiente dato: The Harrison Speakeasy, un bar escondido detrás del restaurante de sushi Nicky Harrison. Otro bar muy al estilo de la época de la Ley Seca en los años ‘20. ¿Cómo se entra? Siendo miembro del lugar o, luego de cenar, pedir conocer la bodega. La deco no es escenográfica sino que absolutamente todo es de época: la barra es de una madera de una antigua farmacia, los pisos de madera tienen 90 años y la cristalería es vintage tallada. Otra de nuestras recomendaciones es el emblemático Café Tortoni, creado a fines de 1958 por un inmigrante francés que se inspiró en el Boulevard des Italens en París donde se reunía la crème de la crème europea. El éxito sobre la calle Callao no tardó en llegar, por allí pasaron Carlos Gardel, Federico García Lorca, Alfonsina Storni, Jorge Luis Borges y el Papa Francisco. Hoy es sitio de interés cultural y uno de los points obligados de los turistas. Con el mismo estilo se destaca The New Brighton en plena city. En 1908 supo ser una de las sastrerías inglesas más imponentes de Buenos Aires y en 1978 el famoso restaurante Clark’s de El Gato Dumas. En la actualidad este café con aires de la belle époque porteña sigue siendo lugar de encuentro entre ofi cinistas y los habitués de siempre. Y si de “los chicos de siempre” hablamos, no podemos dejar de mencionar Las Violetas, una de las casas de té más antiguas del país: patrimonio del postre Balcarce, tortas XL y su famoso pan dulce. Fue fundada en 1884, pero sigue siendo el furor del barrio de Almagro. Por último, y no menos importante, dejamos The Brick Bar, un pequeño lugar de tragos y piqueo escondido en The Brick Hotel (ex Caesar Park). Lo que pocos saben es que en 2015 fue totalmente renovado y ahora es ideal tanto para jóvenes como para grandes. Hay que darle una chance. Antiguos, nuevos y restaurados: estos once bares porteños son testigos diarios de carcajadas, llantos e historias de amor que quedarán en el recuerdo.

textos AGUSTINA D’ANDRAIA (adandraia@atlantida.com.ar) fotos ARIEL GUTRAICH/ AXEL INDIK

Etiquetado con: circuito , bar , vintage , retro
¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Publicada en revista
PARA TI 4947
Mayo 2017
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.