Para Ti

Salud

Abril 2007

Todo sobre cirugías

Todas las mujeres sabemos que hay opciones para postergar los efectos del paso del tiempo, e incluso modificar rasgos que la genética nos legó, con técnicas quirúrgicas que hoy están ampliamente difundidas. Pero la decisión debe ser meditada. Y nada mejor que conocer el abecé de cada procedimiento: sus beneficios, sus contraindicaciones, los cuidados posteriores. Aquí, un informe completo sobre qué podés hacerte, cuánto cuesta y qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de elegir cirujano.

Texto y producción Florencia Monfort Fotos Marcello Molinari

  • El Minilifting es una de las opciones para alisar arrugas y levantar las zonas caídas del rostro.
  • Nada mejor que conocer el abecé de cada procedimiento: sus beneficios, sus contraindicaciones,y los cuidados posteriores.
  • Se pueden obtener grande sresultados con técnicas quirúrgicas que hoy están ampliamente difundidas.
  • Hoy en día hay opciones para postergar los efectos del paso del tiempo, e incluso modificar rasgos que la genética ha legado.
Una cirugía plástica es una decisión que debemos meditar con tiempo y en profundidad. Hay muchos factores a tener en cuenta, pero la conexión con el especialista es tal vez una de las más importantes. No deben descartarse preguntas ni la visita a diversos profesionales antes de someterse a una intervención, aunque en este caso sea de carácter estético. “Antes que nada, el cirujano debe contar con título habilitante en la especialidad de cirugía plástica”, explica el doctor Sergio Korzin, cirujano plástico y miembro del consejo directivo de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires. “Debe estar matriculado y preferentemente ser miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica del lugar donde ejerce su profesión. Además, el cirujano debe inspirar confianza y, de ser posible, es bueno constatar referencias de antiguos pacientes. Pedir fotos de antes y después de otras operaciones ayuda a la evaluación, así como también la información que el médico comparta sobre las posibles complicaciones y soluciones que pueden presentarse en la operación sobre la que se está consultando. Es bueno preguntar dónde se realizará la operación y si el lugar está habilitado para tales fines. Puede parecer chocante, pero un buen profesional debe responder con tranquilidad todas las inquietudes de su paciente”, concluye el doctor Korzin.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que cualquier operación puede traer complicaciones, de manera que un buen profesional debe poner a la paciente al tanto de todos los riesgos posibles sin omitir ninguno. Un especialista que promete resultados milagrosos sin eventualidades no es de fiar. Antes de cualquier operación, se debe firmar un consentimiento. Leerlo atentamente y no firmar nada que suene sospechoso es fundamental para evitar problemas a posteriori. Otro punto a observar con atención son los profesionales que afirman ser “cirujanos estéticos”: esta especialidad no existe como tal. Lo correcto es ser cirujano plástico.

El doctor Jorge Albertal, cirujano plástico, recomienda atender cinco puntos fundamentales antes de elegir el especialista que nos opere.
1. Observar el entorno, estudiar el consultorio del profesional: esto suele decir mucho del espíritu del médico. Un consultorio de cirugía debe ser impecable e inspirar la sensación de asepsia y perfección que se requiere en un quirófano.
2. Llevar anotadas todas las preguntas que quieras hacer para no olvidarte de ninguna en el momento de la entrevista.
3. Consultar si el quirófano está en el consultorio o si está en el lugar adecuado, con todos los requisitos. Muchos profesionales operan en grandes centros asistenciales de otras especialidades. Eso sería lo ideal porque podés chequear la idoneidad del lugar.
4. Entrevistarse con al menos tres especialistas para conocer las formas de trabajo de cada uno.
5. Desconfiar de los profesionales que no te brindan tiempo, no responden tus consultas o lo hacen con desdén, y de aquellos que nos cuentan que han operado a “famosos”.

Si los honorarios privados son inaccesibles, hay excelentes especialistas en hospitales públicos. Eso sí: las listas de espera son largas y en algunos casos hay que esperar más de dos años para entrar al quirófano. Los hospitales que realizan cirugías estéticas son: el Ramos Mejía, el Pirovano, el Instituto del Quemado y el Hospital de Clínicas. Ante cualquier duda, consultar con la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires (SCPBA, scpba.com.ar) o a la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (sacper.com.ar).
Todas las cirugías deben ser realizadas en quirófanos habilitados, con anestesista y monitoreo cardiológico. Respecto de los tipos de anestesia, se utilizan dos métodos: la anestesia general y la local con sedación. Algunos profesionales aplican la epidural, sobre todo en liposucciones: se trata de un tipo de anestesia que logra adormecer la parte inferior del cuerpo bloqueando canales nerviosos de la médula espinal. En el caso de esta última y de la anestesia local con sedación, el paciente permanece consciente, sin sentir dolor o molestia alguna, pero debe permanecer monitoreado constantemente por el anestesista en sus funciones respiratorias y cardiovasculares. En las cirugías más complejas se aplica anestesia general por medio de una combinación de gases que se inhalan y fármacos inyectables. Se debe evaluar siempre el suministro de esta anestesia según el historial del paciente: es un tema que el cirujano no debe omitir en la consulta.

Dentro de los análisis prequirúrgicos, debe solicitarse siempre el tiempo de coagulación del paciente. Y por último: “Antes de entrar al quirófano, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones: no fumar, no tomar aspirinas ni drogas anticoagulantes antes de un procedimiento, ya que puede afectar la evolución posterior. Informar al médico acerca de los hábitos y problemas de salud, como hipertensión, o cualquier dato adicional que pueda condicionar el éxito de la cirugía es clave”, recomienda el doctor Korzin.

Todas las posibilidades

Reduccion mamaria:
es una operación realizada en casos de exceso de volumen mamario. Se reduce el contorno del busto gracias a la eliminación del tejido graso de las mamas. Cuando la talla excede la media o la paciente se siente incómoda con sus medidas, se aconseja esta cirugía, que si bien no es sencilla, se realiza para evitar problemas futuros, sobre todo si puede afectar la postura corporal.

Contraindicaciones:
pacientes con cáncer de mamas no resuelto, trastornos en la alimentación, alteraciones de la coagulación, enfermedades sistémicas sin supervisión médica, predisposición a queloides, diabetes no controlada, alteraciones cardiovasculares no controladas, obesidad mórbida.

Exámenes prequirúrgicos:
hemograma completo, glucemia, uremia, coagulograma completo, creatininemia, orina completa, mamografía (para pacientes pre-menopáusicas o con antecedentes de cáncer), ecografía mamaria (para menores de 30).

Anestesia: general o local con sedación.

Post-operatorio:
reposo absoluto 24 horas post-cirugía, reinserción laboral estimada a las 48 horas, reposo relativo por 10 días (sin esfuerzo físico) y actividad física normal a los 30 días.

Precio:
desde 8 mil pesos.

Aumento mamario y mastopexia (levantamiento): son dos operaciones diferentes. En el primer caso se aplican prótesis y en el segundo, no. En cualquier caso, las incisiones son de 3 a 5 centímetros y pueden realizarse alrededor del pezón, debajo de las mamas o en las axilas. Hay diferentes técnicas: aplicar la prótesis bajo el músculo es tal vez la más utilizada, pero hay profesionales que, cuando además de volumen quieren obtener levantamiento, prefieren colocarla por encima de los pectorales. En cuanto a las prótesis, suelen ser de gel de silicona, aunque también las hay de titanio y de suero salino. En cualquier caso, se trata de materiales inocuos, y es un mito que pueden estallar en un avión o si dormimos boca abajo. Tampoco es cierto que dificultan los exámenes médicos: si así fuera, estarían prohibidas por los organismos que regulan los materiales de salubridad. En los últimos 25 años, más de 2,5 millones de mujeres en todo el mundo se han sometido al aumento de sus mamas, superando a la tradicional corrección de la nariz y convirtiéndose en la vedette de las cirugías estéticas.

Contraindicaciones: pacientes con cáncer de mamas no resuelto, menores de 18 años, trastornos en la alimentación, alteraciones de la coagulación, enfermedades sistémicas sin supervisión médica, predisposición a queloides, diabetes no controlada, alteraciones cardiovasculares no controladas, obesidad mórbida.

Exámenes prequirúrgicos: hemograma completo, glucemia, uremia, coagulograma completo, creatininemia, orina completa, mamografía (para pacientes pre-menopáusicas o con antecedentes de cáncer), ecografía mamaria (para menores de 30).

Anestesia: general o local con sedación.

Post-operatorio: reposo absoluto durante las 24 horas post-cirugía, reinserción laboral estimada a las 48 horas, reposo relativo por 10 días (sin esfuerzo físico), actividad física normal a los 30 días. Hay que prescindir del corpiño las primeras semanas, dormir boca arriba y usar una banda especial para que las prótesis no “suban”. Evitar manejar y levantar los brazos las primeras semanas también es importante.

Precio:
desde 7.500 pesos, con prótesis incluida.

Minilifting: consigue alisar las arrugas y levantar las zonas caídas del rostro, pero no es tan agresivo como el lifting completo, ya que las incisiones son menores y el tiempo de recuperación, más breve.

Contraindicaciones: colagenopatías, trastornos en la alimentación, alteraciones de la coagulación, enfermedades sistémicas sin supervisión medica, predisposición a queloides, diabetes no controlada, alteraciones cardiovasculares no controladas.

Exámenes prequirúrgicos:
hemograma completo, glucemia, uremia, coagulograma completo, creatininemia, orina completa.

Anestesia: local con sedación.

Post-operatorio: reposo de 24/48 horas utilizando hielo y manzanilla, sin esfuerzo físico por 10 días, reinserción laboral estimada en 4 días, sin exposición al sol durante 30 días.

Precio:
desde 7 mil pesos.

Lifting completo (cara y cuello):
Contraindicaciones: las mismas que para el minilifting, y casos de obesidad mórbida.

Exámenes prequirúrgicos:
hemograma completo, glucemia, uremia, coagulograma completo, creatininemia, orina completa.

Anestesia:
local con sedación.

Post-operatorio: reposo de 24/48 horas utilizando hielo y manzanilla, sin esfuerzo físico por 10 días, reinserción laboral estimada en 7 días, sin exposición al sol por 30 días.

Precio:
desde 8 mil pesos.

Parpados/Blefaroplastia: mediante este procedimiento es posible remover el exceso de piel, tanto en el párpado superior como en el inferior, así como las típicas “bolsas”. Las incisiones son prácticamente imperceptibles y se suturan con hilos muy finos y delicados.

Sin contraindicaciones.


Exámenes prequirúrgicos:
hemograma completo, glucemia, uremia, coagulograma completo, creatininemia, orina completa.

Anestesia: local con sedación.

Post-operatorio: reposo recomendado. Los puntos se retiran a los tres días. No se utilizan vendajes. Cicatrización en 48 horas, reinserción laboral en 72 horas. Sin exposición al sol por 30 días.

Precio: desde 4 mil pesos.

Rinoplastia primaria (primera vez): se trata del cambio de la morfología de la nariz. Si bien es una operación menos solicitada que hace algunas décadas, se sigue realizando. Hay tres opciones: “limar” un tabique prominente, estrechar los orificios nasales de una nariz ancha o suavizar puntas angulosas o chatas.

Contraindicaciones:
menores de 18 años, colagenopatías, trastornos en la alimentación, alteraciones de la coagulación, enfermedades sistémicas sin supervisión medica, predisposición a queloides, diabetes no controlada, alteraciones cardiovasculares no controladas.

Exámenes prequirúrgicos:
hemograma completo, glucemia, uremia, coagulograma completo, creatininemia, orina completa, tomografía si existen problemas funcionales.

Anestesia: local con sedación.

Post-operatorio: reposo por 48 horas, reinserción laboral en 3 días. En operaciones de rinoplastia completa, a los 7 días se retira el vendaje o yeso; en cirugías más sencillas, pueden utilizarse cintas por 2 o 3 días. Los primeros días hay dificultades para respirar, se padece hinchazón y puede haber hemorragias nasales. Tampoco es recomendable tomar sol ni hacer actividades bruscas los primeros 30 días.

Precio: desde 3.500 pesos.

Rinoplastia secundaria (segunda vez)

Contraindicaciones:
las mismas que para la rinoplastia primaria.

Exámenes prequirúrgicos:
hemograma completo, glucemia, uremia, coagulograma completo, creatininemia, orina completa, tomografía si existen problemas funcionales.

Anestesia:
local con sedación.

Post-operatorio:
el mismo que en la rinoplastia primaria.

Precio: desde 4.500 pesos.

Lipoescultura: es ideal para eliminar la grasa acumulada en el famoso “pantalón de montar”, un área muy difícil de afinar con dietas y ejercicios exclusivamente. Es importante aclarar que las candidatas ideales para esta operación son aquellas que tienen la piel firme y elástica en la zona. Si bien la lipoescultura no elimina la celulitis, puede mejorar su aspecto.

Contraindicaciones: obesidad, diabetes, cardiopatías, alteraciones en la coagulación, hepatopatías, nefropatías.

Exámenes prequirúrgicos:
uremia, glucemia, coagulograma completo y hemograma completo, orina completa, creatininemia.

Anestesia: local con sedación.

Post-operatorio: reposo absoluto 24 horas post-cirugía, reinserción laboral estimada a las 48 horas, actividad física normal a partir de los 7 días, según indicación del médico. Molestias y leve dolor durante la primera semana. Hay que usar una faja los primeros meses.

Precio: desde 3.800 pesos.

Dermolipectomia abdominal: es la eliminación del exceso de piel y grasa en la parte media y baja del abdomen. Consigue afinar la cintura, pero es importante cuidar la dieta y la actividad física una vez realizada la intervención. Por otra parte, hay que tener en cuenta que quedará una cicatriz de por vida: el primer año es más visible, luego se aclara.

Contraindicaciones: obesidad, mujeres que están planeando tener hijos, mujeres que hayan tenido cesáreas u otras operaciones abdominales.

Exámenes prequirúrgicos:
uremia, glucemia, coagulograma completo y hemograma completo, orina completa, creatininemia.

Anestesia: general.

Post-operatorio: se notará durante algunos días el abdomen inflamado, por eso se recomienda reposo absoluto de 48 a 72 horas, reposo relativo por 10 días (sin esfuerzo físico), reinserción laboral a los 5 días y actividad física normal a los 30 días. Es conveniente prevenir el estreñimiento los días posteriores a la intervención y usar una faja que contenga el área suturada. Caminar puede ser molesto durante los primeros días, pero hay que empezar a hacerlo lentamente.

Precio: desde 6.500 pesos.

Dermolipectomía crural (lifting de entrepierna) o braquial (lifting de brazos): el procedimiento es similar a la dermolipectomía abdominal.

Contraindicaciones: colagenopatías, trastornos en la alimentación, alteraciones de la coagulación, enfermedades sistémicas sin supervisión medica, predisposición a queloides, diabetes no controlada, alteraciones cardiovasculares no controladas.

Exámenes prequirúrgicos: uremia, glucemia, coagulograma completo y hemograma completo, orina completa, creatininemia.

Anestesia: local con sedación.

Post-operatorio: reposo absoluto de 48 a 72 horas, reposo relativo por 10 días (sin esfuerzo físico), reinserción laboral a los 5 días, actividad física normal a los 30 días.

Precio: desde 6.500 pesos.

Implante de gluteos: es similar a la operación de lolas. Aumenta el volumen pero no es tan efectiva para “levantar” el músculo. Algunas veces las prótesis se notan; conviene consultar sobre cada caso.

Contraindicaciones: colagenopatías, trastornos en la alimentación, alteraciones de la coagulación, enfermedades sistémicas sin supervisión médica, predisposición a queloides, diabetes no controlada, alteraciones cardiovasculares no controladas.

Exámenes prequirúrgicos: uremia, glucemia, coagulograma completo y hemograma completo, orina completa, creatininemia.

Anestesia: general o local con sedación.

Post-operatorio: reposo absoluto por 72 horas, reposo relativo por 10 días (sin esfuerzo físico), reinserción laboral a los 5 días, actividad física normal a los 30 días.

Precio: desde 8.000 pesos (prótesis incluida).

¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Comentarios
PUBLICIDAD
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.