Para Ti

Tengo una idea

Febrero 2016

Fabián Paz, el oficio de hacer zapatos

Fabián Paz, socio de Guillermina Valdes en la marca de zapatos Valdez, recibió a Para Ti en su oficina. Amigos desde hace 15 años, el diseñador relata cómo surgió el proyecto, cuáles son los roles de cada uno y qué papel cumple Marcelo Tinelli en la empresa.

“No soy un genio de la moda, sé de zapatos”, dispara mientras sostiene con la mano derecha un cigarrillo electrónico que despide vapor, y en la otra un dibujo de un zapato con taco alto a medio terminar, colorado, que irá pintando mientras dure la charla con Para Ti. Fabián Paz es diseñador, socio y amigo desde hace 15 años de la modelo Guillermina Valdes y de Irene Mayer (accionista). Juntos empezaron hace cuatro años la marca de zapatos que bautizaron Valdez –con zeta, la de Paz–. Fabián es el director creativo de la compañía y Guillermina se encarga de la imagen y la actividad de prensa, que “no es poca cosa”, asegura Fabián.

Los roles fueron surgiendo, no fueron impuestos. “Siempre habíamos querido hacer algo juntos. Nos empezamos a reunir, yo le mostraba dibujos, bocetos y así surgió la idea de la marca de zapatos y me encantó porque es lo que yo sé hacer”, explica Paz sentado en la silla de su oficina, donde tiene a cargo a 18 empleados. “Apenas comenzamos, Guille se separó de su exmarido –Sebastián Ortega– y estuvimos mucho juntos, fue muy lindo: una etapa en la que trabajábamos y además éramos confidentes”, agrega el diseñador de zapatos. Un año después se puso de novia con Marcelo Tinelli. Hoy, las tareas de cada uno están bien divididas, pero Fabián es quien trabaja todos los días en Valdez. Guillermina, en cambio, va cada tanto ya que su agenda de empresaria se combina con su carrera como actriz más el cuidado de sus cuatro hijos. Carismático y verborrágico, Fabián está en cada detalle y se autodefine como “muy exigente con el trabajo”, y como una persona “extremadamente ansiosa”.

DESMITIFICANDO... "En el imaginario colectivo Marcelo Tinelli puso toda la plata, y no es así. No voy a dejar de agradecerle la mano que nos dio a nivel prensa, porque nos acompañó mucho y ya su sola presencia genera movimiento. Pero de ahí a que él financie todo hay un abismo"

INVERSIÓN INICIAL. “Empezamos con menos de 200 mil pesos y hoy tenemos las oficinas, un local en Alcorta, más de 30 puntos de venta en multimarcas del interior y esta temporada estamos desarrollando la franquicia y evaluando la posibilidad de abrir otro local. Estamos en plena expansión”.

CRECIMIENTO VELOZ. “Fue algo atípico porque empezamos muy de a poco, pero el cre-cimiento fue muy rápido. La experiencia es genial, está buenísimo hacer algo que a la gente le guste y lo use. Me daba pánico porque no sabía si a la gente le iba a gustar mi diseño. Todavía me sigue pasando cada temporada: termino la colección y pienso que no le va a gustar a nadie. Es mucha responsabilidad, son muchas cosas: el producto, el packaging, la calidad… Y además está el nombre de Guillermina, y cualquier cosa que pase la afecta directamente”.

COMO JEFE.  “Es un rótulo raro. Yo era diseñador y hacía zapatos, y rápidamente pasé a ser empresario. Pasé de tener dos socias a ser responsable de pagar sueldos, que el producto rinda y guste. Empezamos haciendo 300 pares de zapatos y ahora hacemos 20 mil por temporada, entonces cada vez es más grande la res- ponsabilidad y más dinero el que se mueve”.

ZAPATERO A TUS ZAPATOS. Fabián Paz estudió en la escuela de Fernando López Bizcaino y más tarde trabajó muchos años en fábrica diseñando para distintas marcas, y asegura que fue realmente ahí y no en la facultad donde aprendió “el oficio de hacer zapatos”. Hoy cumplió el sueño de tener su propia marca y asegura que consi-guió “más de lo que había imaginado”. Está casado desde hace un año con quien es su pareja desde hace doce y está en lista de espera para adoptar un chico. “Soy un poco caprichoso a la hora de diseñar, hago lo que me gusta”, dice Paz, que duerme cinco horas por día y utiliza las primeras dos de su mañana para hojear revistas de moda de cualquier parte del mundo. Se autoproclama como un “gran consumidor de moda”, y viaja dos veces por año a Estados Unidos y Europa para ver tendencias.

TRABAJAR CON UNA AMIGA. “ Guille es muy relajada, me deja crear y me da libertad porque confía. Además, el producto está funcionando. Ella es mi musa inspiradora”. 

textos CANDELA URTA (curta@atlantida.com.ar) fotos CLAUDIA MARTÍNEZ

 

¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Publicada en revista
PARA TI 4883
Febrero 2016
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.