Bebé

Septiembre 2016

¡Bienvenidas papillas!

La alimentación complementaria es uno de los momentos más importantes en la vida de nuestro hijo… ¿Cuándo y cuál será su primera comida? ¿Cómo empezaremos a introducírsela? ¿Qué podrá comer y qué no? Todo eso y más, en esta nota.
Etiquetado con: bebés , comida , papilla

Momento súper esperado. Desde que nació que nos imaginamos sentándolo en su sillita nueva para hacerle avioncito con la cuchara. Ni hablar de cuando finalmente ocurre y no paramos de sacarle fotos con el babero y su cara, llenos de puré. “La incorporación de otros alimentos distintos de la leche materna comienza alrededor del sexto mes de vida”, señala la pediatra Miriam Tonietti. Y lo explica: “El momento de la introducción dependerá del estado de maduración fisiológica de órganos y sistemas: el aparato digestivo con sus funciones de digesto-absorción, el sistema renal, que alcanza en ese momento el 80% de la función del riñón adulto, el neurodesarrollo del bebé que le permite el sostén cefálico (de la cabeza), la posición de sedestación (sentado), la aceptación de la utilización de la cuchara, el agregado de olores, colores y texturas diferentes a las líquidas”.

Complementarias. La médica cuenta que a la introducción de sólidos y semisólidos se la denomina “alimentación complementaria”, ya que se debe realizar complementando a la lactancia materna. De hecho la Organizació Mundial de la Salud (OMS), recomienda la continuación de la lac­tancia materna hasta los 2 años.

Alimentos. En nuestro medio, los pediatras suelen sugerir que se comience con textura de papillas y purés a base de:

»Tubérculos: papa/ batata.

»Hortalizas: zapallo/ zanahoria.

»Cereales: arroz, maíz, avena, trigo.

»Almidón de maíz.

»Polenta.

»Pescados (a partir de los 7 meses en caso de que no haya anteceden­tes de alergia).

»Hojas verdes cocidas (a partir de los 8/9 meses).

Y aclara que:

»Siempre deberán condimentarse con aceites u otros cuerpos grasos para ase­gurar la densidad energética.

»A los pocos días de asegurada la tolerancia, debemos comenzar con alimentos portadores de hierro (carnes). Y para completar la comida, un puré de frutas.

 

EL momento

En cuanto a la cantidad de comidas diarias, según la pro­fesional, entre los 6 y 7 meses deben ser 1 o 2 (además de pecho a demanda). Entre los 7 y 8 meses, 2 a 3, y entre los 9 y 12 meses, 3 a 4 comidas por día, compartiendo la mesa familiar, y también complementando con la lac­tancia. La tem­peratura de la comida debe ser moderada –ni muy fría ni caliente–, brindándosela con cuchara generalmente, aunque es muy importante para la aceptación el permitir que el niño haga su propia experiencia con el alimento, permitiéndole la propia manipulación. Es decir, que sea él quien con sus propias manitos (lavadas previamente) contribuya a llevar el alimento a su boca. ¿Cómo logra­mos que lo acepte? “El rechazo inicial puede vencerse a través de intentos reiterados. Pueden necesitarse entre 8 a 12 intentos hasta lograr la aceptación. Se requiere de una gran dosis de paciencia, acompañamiento y amor para la aceptación”, responde la pediatra. Y agrega: “Lo ideal es ir progresando en consistencias y viscosidades y asegurar una alimentación con colores varios para ase­gurar una alimentación completa”.

Recomendaciones generales

La pediatra asegura que es muy importante tomar­se el tiempo necesario para dar de comer a un niño. Debe hacerse con tranquilidad para permitirle probar y conocer progresivamente nuevos alimentos que fa­vorezcan la aceptación. Y recomienda:

»La variedad de comidas y el aspecto atractivo fa­vorecen las nuevas incorporaciones. Agregar de a un alimento nuevo por vez.

»Frutas y verduras a diario.

»Lavarse las manos antes de cocinar.

Mejor no

Según la Dra. Tonietti, hay ciertos alimentos que no son aconsejables para ser conumidos por los niños con fre­cuencia, ya que sólo aportan calorías vacías (azúcares simples, grasas en exceso y de mala calidad y grandes cantidades de sal). Ellos son:

»Fiambres, hamburguesas, salchichas y otros embutidos

»Gaseosas y jugos.

»Productos de copetín.

»Golosinas en general.

¿Cuándo le puedo dar……

…huevo

-Alrededor de los 7 meses se introduce la yema y al mes siguiente la clara.

… leche de vaca y yogur?

-La leche y yogures sin modificar se introducen luego del año.

… agua?

-El agua es la fuente natural para hidratarse.

Por Paula Labonia - Asesoró: Dra. Miriam Tonietti, pediatra, miembro del Comité de Pediatría, vocal de la CD de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN), M.N. 54.752.
FOTO V&R
Etiquetado con: bebés , comida , papilla
¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Publicada en revista
PARA TI MAMA 67
Junio 2016
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.