Bebé

Febrero 2016

Estimulá el máximo potencial de tu hijo

Impulsar el desarrollo mental de los niños es fundamental para sembrar las bases de su aprendizaje a futuro.
Etiquetado con: bebés , estímulo , desarrollo mental

Que ría, salte, aprenda, cante, juegue, interactúe y que sea feliz. Los deseos de las mamás para sus bebés pueden variar pero todos tienen en común que, para que se cumplan, es necesario asegurar un buen desarrollo mental. “Cada ser humano nace con una cantidad determinada de neuronas y el desarrollo mental es sinónimo de las conexiones que se generan entre ellas. Cuantas más conexiones, más posibilidades tiene de desplegar su potencial al máximo y convertirse en la mejor versión de sí mismo”, explica Diego Montes de Oca, médico pediatra y director médico de Tvcrecer.com

El adecuado desarrollo del cerebro depende de una nutrición adecuada y de una estimulación continua.

NUTRICIÓN.  Alimentar a nuestros hijos con leche materna –el recurso más recomendado por lo menos hasta los seis meses de vida– o con una leche de fórmula que incluya los nutrientes que tiene la leche de la mamá, como el ácido graso esencial DHA. Es el caso de EnfaBebé 3 que, inspirada en la última innovación de la fórmula Enfa, incluye ese componente y está diseñada para apoyar el crecimiento,  fortalecer el sistema inmune y favorecer el desarrollo mental. Así, EnfaBebé3 ayuda a establecer las bases para el desarrollo de las habilidades y capacidades futuras del bebé.

ESTIMULO. Para estimular al bebé se pueden proponer diversos ejercicios didácticos que apuntan a incentivar su Desarrollo Mental.

Recién nacido: colgar un móvil con formas simples y de colores sobre la cuna del bebé estimula su desarrollo cognitivo mientras aprende a enfocar la vista.

Dos a tres meses: hablarle y señalarle objetos familiares para ayudarlo a entender asociaciones estimula su capacidad de comunicación.

Seis meses: para que aprenda a sentarse, ubicar al bebé en la esquina interior de un sillón.

Nueve a diez meses: en pos de su desarrollo social, enseñarle a mover la mano para decir “chau”.

Durante el año: la lectura de libros estimula el desarrollo cognitivo. El niño será capaz de señalar imágenes y saber de qué tratan.

Durante los dos años: responder a todas sus preguntas contribuye con sus habilidades de comunicación e inteligencia.

Durante los tres años: cuando el chico juega con otros niños, sin alterar la continuidad de la actividad, se puede guiar su desarrollo social con intervenciones del tipo: “Es el turno de tu amigo”.

¡Encontrá más consejos y videos en la fanpage de EnfaBebé3!

http://www.bebepremium.com.ar/

 

Etiquetado con: bebés , estímulo , desarrollo mental
¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Publicada en revista
PARA TI MAMA 65
Febrero 2016
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.