Para Ti

Editoriales

Julio 2012

Cortar y pegar

Vestidos cut out. En inglés significa “recorte” y por estos días es el recurso de moda más efectivo que usan las celebrities para gustar a primera vista. Se trata de vestidos súper sexies con cortes en lugares estratégicos del cuerpo. A veces esos espacios se cubren con tul color piel o negro. Brillaron en la pasarela, se consagraron sobre la red carpet, y ahora sólo queda que todas nos animemos a poner un poco de piel al descubierto.
PUBLICIDAD
  • Miranda Kerr.
  • Kate Hudson.
  • Jennifer Lopez.
  • Kristen Bell.
  • Amber Heard.
  • Liz Hurley en los ’90.

Textos: Valeria Mariño. Fotos: Fotonoticias.

Leé la nota completa en Para Ti de esta semana.

Parece que por los desfiles, red carpets y front rows pasaron varias tijeras dejando como resultado vestidos cut out: con recortes en determinadas zonas de la silueta, principalmente en la cintura, cadera y espalda. Como un déjà vu esta tendencia se remite a la época del Renacimiento, cuando los vestidos de las damas de la nobleza estaban realizados con telas suntuosas y bordados con hilos de oro, perlas y piedras preciosas. Eran de talle a la cintura y con faldas muy amplias. Y, lo más importante, las mangas acuchilladas permitían ver la ropa interior de fino hilo blanco. Sin embargo, los vestidos cut out tienen una fuerte influencia de los años ‘90, de la mano de la firma italiana Versace. Por entonces, más precisamente en 1990, la actriz Elizabeth Hurley llevó un vestido negro diseñado por Gianni Versace para acompañar a Hugh Grant en el estreno de Cuatro bodas y un funeral. Este diseño fue una de las creaciones más reconocidas de Versace, ya que recibió una gran cobertura en diarios y revistas de la época, y el perfil de Hurley se catapultó a nivel internacional. El vestido se realizó a partir de piezas de seda y lycra, con enormes alfileres de oro de seguridad colocados en los laterales. Ahora, en pleno siglo XXI, varios diseñadores presentaron en sus colecciones cut out dresses en diferentes versiones. Uno de ellos fue Michael Kors, quien apostó a vestidos largos y cor tos, en negro o llenos de color, con aberturas discretas. La etiqueta Pucci se inclinó por diseños lisos y cortes simétricos en los costados; muchos de ellos ofrecen detalles como drapeados y plisados, poniendo énfasis en algunas partes del cuerpo de la mujer. Para las menos osadas hay una versión light de la tendencia: vestidos en los que estos recortes se cubren con tul color piel o negro. Stella McCartney se destacó por su colección de diseños de noche en negro y con diferentes tipos de transparencias y lunares. La etiqueta Alexander McQueen convirtió lo translúcido en sofisticación. Y Givenchy se inclinó por colores neutros en finas gasas(...)
¿Te gustó esta nota? Compartíla:
Comentarios
PUBLICIDAD
Editorial Televisa
Editorial Atlántida
©2013 PARA TI ONLINE. Todos los derechos reservados.