Lifestyle

Alessandra Rampolla: “Son muchas las mujeres que se acercan para decirme que tienen más ganas que ellos”

ALESSANDRA RAMPOLLA
“Sólo el 30% de las mujeres alzanza el orgasmo a través de la penetración. El 70% necesita una estimulación directa del clítoris”.

Nadie te enseña cómo hacerlo, por eso el sexo es la temática que más mitos, misterios e intrigas envuelve. “Podríamos estar horas hablando de las mentiras e incógnitas más comunes, pero sin dudas la que más me shockeó cuando empecé a estudiar sexología fue que el orgasmo vaginal no tiene que ver con la penetración.

Aún hoy la mayoría de las personas piensan que es así. Pero la realidad es que, si tuviéramos que hablar en porcentajes, sólo el 30% de las mujeres alcanza el orgasmo a través de la penetración. El 70% necesita una estimulación directa del clítoris. Por eso es necesario que añadas caricias al clítoris en simultáneo a la penetración, puedes hacerlo tú misma, tu pareja o incorporar un vibrador”, arranca la conversación Alessandra Rampolla (43), fiel abanderada de gozar del sexo sin tapujos. Y, por si aún quedan dudas, agrega: “podríamos decir que el clítoris es el equivalente al pene masculino y la vagina a los testículos. Y déjenme decirles que hasta ahora jamás he conocido a un hombre que haya eyaculado únicamente con estimulación de los testículos”.

ALESSANDRA RAMPOLLA
“El acto sexual en sí es el mismo desde la prehistoria, pero lo que va cambiando es lo que la gente se permite y lo que percibe que es correcto hacer o sentir. Por eso es que tu entorno puede repercutir en cómo vivís las relaciones íntimas”.

Súper cómplice, espontánea y amorosa, Alessandra rompió con todos los mandatos familiares y decidió estudiar su carrera en el prestigioso Institute for Advanced Study of Human Sexuality de San Francisco, California. “Aunque no son fanáticos, en casa son conservadores. Cumplíamos con la rutina de ir todos los domingos a la iglesia y a mí me mandaron a un colegio de monjas. Pero yo era la adolescente del grupo que compraba libritos sobre sexo y les resolvía todas las dudas a sus amigas. De hecho, así surgió esta profesión, de manera súper natural”, recuerda esta puertorriqueña que conquistó a las mujeres latinoamericanas con su frescura. Hasta el día de hoy recibe miles de consultas a través de su página web (www.universoalessandra.com) y su Instagram (@alessarampolla), donde la siguen más de 295.000 personas.

Son tantos los temas para abarcar que Rampolla ya va por su quinto libro, Alessandra lo cuenta todo. “Este es mi libro más subido de tono. A diferencia de los anteriores (“Sexo… ¡¿y ahora qué hago?!”, “Juntos y revueltos, ¿para siempre?”., “Sexo… ¡¿y ahora qué digo?!” y “La diosa erótica”) en éste incluí temas jugados como los tríos, las relaciones abiertas, los swingers y el uso de sex toys.

También tuve la oportunidad de abordar la identidad de género, cómo introducir a los adolescentes en el ámbito sexual y cómo repercute la tecnología en la forma en la que nos relacionamos. ¡El mundo está cambiando de manera muy vertiginosa!”.

094A0764R

-Las relaciones fueron cambiando, pero… ¿el sexo es el mismo de siempre?

-El acto sexual en sí es el mismo desde la prehistoria, pero lo que va cambiando es lo que la gente se permite y lo que percibe que es correcto hacer o sentir. Por eso es que tu entorno puede repercutir en cómo vivís las relaciones íntimas. Por ejemplo, desde que apareció Tinder elegimos pareja como quien está escogiendo el plato de un menú.

-¿Tinder es una buena herramienta para encontrar pareja?

-Depende con qué fin lo quieras usar: si es para concretar un encuentro meramente casual y sexual ¡está fantástico! Lo que pasa es que la gente usa estas apps pensando que se van a encontrar con el amor de su vida. Y no creo que sea el método ideal porque es muy prejuicioso. Es una forma de comunicarse muy fácil y rápida, pero muy distante a la vez.

-¿Vos lo probaste?
-Sí, me abrí un perfil de Tinder durante un tiempito para poder escribir el libro, pero no llegué a coquetear ni a salir con nadie (risas). La realidad es que estoy en otra onda en este momento… Hace casi dos años me siento súper tranquila y en una etapa de autodescubrimiento. El enamoramiento por ahora pasa más por casa. Es importante ser honesta con una misma.

-Hablando de honestidad, ¿cuál sería el porcentaje de mujeres que fingen orgasmos?
-Creo que el 99% ha fingido en algún momento. Y esto se da por muchos motivos: ya sea para no herir la susceptibilidad del hombre o porque se dan cuenta que no están por llegar y quieren terminar. Pero no es una práctica que recomiende porque, más allá de no ser honestas, si una miente, no le permite al otro aprender cómo estimularla y hacerle sentir placer real. Creo que es mucho más valioso y sano enseñarle al hombre a hacernos llegar al orgasmo. Y, si bien deberían darnos el Oscar a la mejor actuación, ellos también fingen.

ALESSANDRA RAMPOLLA
“Hace casi dos años me siento súper tranquila y en una etapa de autodescubrimiento. El enamoramiento por ahora pasa más por casa”.

LOS HOMBRES… ¿LOS REYES DEL SEXO? La creencia popular nos hace pensar que los hombres siempre están dispuestos a intimar y que las mujeres somos las frías que siempre encontramos una excusa (como el famoso “dolor de cabeza”, el estrés o los chicos) para seguir de largo. Sin embargo, nuestra especialista estrella asegura que la tendencia indicaría todo lo contrario: “Generalmente en la sociedad está bien visto que un hombre siempre tenga ganas y se espera que las mujeres no quieran o estén cansadas. Pero en los últimos tiempos, son muchas las mujeres que se acercan para decirme qué tienen más ganas que ellos”.

La diferencia radica en el origen de la inspiración sexual: “Lo que es cierto es que nos estimulamos de manera diferente. Por ejemplo, los hombres suelen excitarse con una película porno donde las imágenes son explícitas. ¡Pero nosotras necesitamos un contexto! Nuestro equivalente serían las novelas eróticas, necesitamos armarnos una historia en la cabeza”.

Siempre digo que empiecen por  el sex toy más sencillo y poco intimidante, como podría ser una pluma

-¿Qué sex toy recomendás para iniciarse en el mundo de los juguetes?
-Siempre digo que empiecen por lo más sencillo y poco intimidante, como podría ser una pluma. No se imaginan las sensaciones ricas y las fantasías que puede despertar. ¡Además es un súper económica! También me gusta recomendar el vibrador, juguete por excelencia ya que no existe persona en el mundo que tenga la capacidad de vibrar (risas).

-La pregunta del millón: ¿el tamaño importa?
-Hay muchos mitos alrededor del tamaño del pene, pero un miembro demasiado largo puede llegar a hacernos doler. En todo caso, es más interesante el grosor que el largo ya que genera fricción en las paredes vaginales.

-¿Recomendás consultar con un sexólogo?
-Sí, es mucho más común de lo que muchos creen. Aunque en Argentina son una sociedad súper psicoanalizada y mucho más abiertos que en otros países de Latinoamérica. Me imagino que también deben hablar de sexualidad en terapia porque está directamente relacionada con el resto de las áreas de la vida de una persona. Generalmente, el sexo habla de otras cuestiones de las parejas. Quizás se pueda ser feliz sin sexo, pero yo no me imagino cómo.

Texto: AGUSTINA D’ANDRAIA (adandraia@atlantida.com.ar) Foto Juan Hitters para Editorial Sudamericana

Maquilló: Valeria Panizo. Peinó: Luciana Speranza. Estilismo: Ganz.

Notas relacionadas

Bitnami