3 tips fundamentales para cuidar (y prolongar) tu manicura – Revista Para Ti
 

3 tips fundamentales para cuidar (y prolongar) tu manicura

Parecen cuidados obvios pero, muchas veces, por falta de tiempo, por fiaca o impaciencia, no le damos a nuestras uñas el cuidado adecuado y después le pedimos milagros a nuestra manicura: cómo evitarlo, en esta nota.
News
News

Hoy en día cada vez más mujeres optan por hacerse tratamientos de manicura: desde esmaltados semipermanentes, hasta uñas gelificadas o acrílicas, entre los más elegidos.

Conforme van pasando los días, las uñas crecen y cuando es momento de hacer un mantenimiento, solemos ponernos impacientes y cometemos errores que pueden deteriorar seriamente su estado. Te contamos una serie de pasos para mantenerlas en buen estado el mayor tiempo posible.

En primer lugar, tenemos que pensar qué hacemos cotidianamente con nuestras manos: si las exponemos al agua, a los ingredientes de la cocina, a los productos de limpieza, entre otras cosas.

Por ejemplo, las expertas recomiendan las uñas de acrílico a quienes están durante su jornada laboral tecleando la computadora o reponiendo cajas. Por otro lado, el gel está más enfocado a aquellas personas que están en contacto con el agua, ya que es el producto que más resiste a la humedad.

Sea cual sea la opción que elijas, es muy importante:

1) Realizar un cuidado diario de hidratación de uñas y cutículas. Son muchas las personas que creen que al ponerse gel o acrílico ya no necesitan prestar más atención a su manicura. Un pensamiento erróneo, ya que lo ideal es acudir a los mantenimientos con tu esteticista de confianza en un máximo de 2 ó 3 semanas desde la aplicación.

2) No arrancar las uñas. Cuando un cliente se cansa de que su uña postiza haya crecido mucho con respecto a la original, y no quiere renovarla, opta por arrancarla o por tardar mucho más en retocarla de lo que se aconseja. Una mala decisión que puede llevar a que la uña natural se dañe de forma importante, tardando muchos meses en llegar a repararse por completo. De hecho, el tiempo de regeneración completa para recuperar la conocida como placa ungueal es de 6 a 8 meses.

3) Es especialmente relevante hidratar y regenerar la uña natural y su cutícula para que no se dañen, intentando limarlas en vez de cortarlas.

4) Hay que tener especialmente atención también con las uñas más débiles, ya que es idóneo reforzarlas antes de aplicarlas color con un producto flexible que mantenga siempre la misma curvatura de la uña natural.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig