Cosméticos fotosensibles y fotosensibilizante: qué diferencias tienen y para qué sirve cada uno – Revista Para Ti
 

Cosméticos fotosensibles y fotosensibilizante: qué diferencias tienen y para qué sirve cada uno

Es muy importante saber diferenciar los cosméticos fotosensibles de los fotosensibilizantes, ya que una aplicación incorrecta nos puede dañar la piel.
Belleza
Belleza

Es muy importante comprender para qué sirve un cosmético y cuáles son sus ingredientes: identificar por qué algunos son fotosensibles o, por otro lado, fotosensibilizantes, resulta fundamental para cuidar nuestra piel adecuadamente.

Aplicar protección solar a diario durante todo el año es la ley básica del skincare: tanto si usas cosméticos fotosensibilizantes como fotosensibles, debes tener claro que este es un paso que nunca debes saltarte.

Cómo es un cosmético fotosensible


Una molécula fotosensible es simplemente sensible a la luz. Es decir, se degrada u oxida cuando es expuesta a la luz. Por ello los productos con moléculas fotosensibles deben conservarse protegidos de la misma para evitar que pierdan sus propiedades y efectos. Es decir, al saber que una crema lleva ingredientes fotosensibles como es el caso de la vitamina C, tendríamos que conservarla cerrada y en un lugar alejado de la luz solar.

En resumen, un cosmético con ingredientes fotosensibles es aquel cuya apariencia, color u olor cambia cuando está expuesto al sol. A esta oxidación que puede cambiar su color se le suma el riesgo de que se pierdan parte de sus propiedades o que, directamente, se estropee.

No causan efectos negativo en la piel si la utilizamos antes de la exposición solar. Simplemente, la molécula cambia: puede que deje de ser activa o que cambie el color o la textura del producto.


Cómo es un cosmético fotosensibilizante


Una molécula fotosensibilizante es aquella que puede producir una respuesta exagerada en la piel si se usa antes de la exposición a la radicación solar. Es decir, hace que la piel sea más sensible a los efectos dañinos del sol pudiendo llegar a producir manchas, eritemas o incluso quemaduras.

Es el caso de algunos perfumes que pueden producir ronchas o manchas en la piel si la luz solar incide sobre ellos, pero también son especialmente fotosensibilizantes algunos aceites vegetales como el de rosa mosqueta o cítricos como la lima, la naranja agria o la bergamota. En esta lista también entran medicamentos por vía oral que extreman la reacción de nuestra piel ante el sol como los antibióticos o los tratamientos para el acné como la isotretinoína.

Aunque no sea fotosensibilizantes, algunos ingredientes cosméticos como el ácido glicólico se desaconsejan si la piel va a estar en contacto con el sol. "Es un activo que realiza una acción exfoliante, consiguiendo una renovación celular, y mejorando así líneas de expresión, arrugas, poros dilatados, manchas… Como en el caso del retinol, su acción es más potente conforme aumenta la concentración, pero esto también repercute en su tolerancia. En verano es preferible usarlo en concentraciones más bajas e incluso dejar de usarlo hasta septiembre si vamos a estar muy expuestos a los rayos UV", explica la farmacéutica Belén Acero, titular de Farmacia Avenida América.

Otro término que puede llevar a confusión y que cada vez está más extendido es el de la fototoxicidad, bajo la que se encuentran ingredientes que pueden dañar las células cuando las alcanza la luz solar y que se traducen en irritación de la piel o quemaduras.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig