Cómo funcionan los gimnasios “a puertas cerradas” en cuarentena

gimnasios en cuarentena

Los gimnasios siguen sin abrir, pero… Crecieron los servicios de entrenadores que atienden en su casa y los gym a puertas cerradas. Mientras tanto, siguen preparando el protocolo para su demorada vuelta oficial.

Fanáticos del gym. Foto: Pexels.

Si bien el mundo fitness sigue en espera a casi seis meses del cierre de los gimnasios (desde que el viernes 20 de marzo se decretó el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio en la Argentina) son muchos los fanáticos de los fierros que se la rebuscaron para entrenar igual. ¿Cómo?

A la modalidad online, hoy es vox populi que algunos gym abren en secreto. “Les confieso que lo primero en lo que pensé el día en el que anunciaron la cuarentena fue en cómo iba a sobrevivir sin ir a mi amado gimnasio. En menos de lo que algunos llenaron el changuito del supermercado, yo ya había comprado por internet una barra olímpica, discos y mancuernas -contó Manuela (en esta nota usamos testimonios reales con nombres ficticios)- Sin embargo, nunca dejé de insistirle a mi profe para poder ir su gimnasio”, confía por lo bajo. 

Los gimnasios serán de lo último en abrir en el AMBA. Foto: Pexels.

Luego de probar clases de gimnasia en vivo, rutinas online y circuitos improvisados con materiales caseros, Manuela regresó al gimnasio de un conocido usando un certificado de mantenimiento.

Al principio iba vestida con jean y zapatos para que nadie sospechara nada, pero ahora es obvio. Ya son muchos los gimnasios que están laburando a puertas cerradas y no me da miedo. Es más seguro estar ahí adentro que meterme en un supermercado”, asegura.

Hoy en día, en esa sede trabajan tres entrenadores (uno de ellos es el dueño) y cada uno tiene a su cargo unos 4 alumnos personalizados.

Gimnasios en cuarentena: la oportunidad después de la crisis

Pasaron muchas cosas desde la estricta fase 1 de la cuarentena que vivimos a comienzo de años. En la mayoría de las localidades abrieron los locales de ropa y las peluquerías, también se puede salir a hacer actividad física en la calle y -en el último decreto- aprobaron la apertura de restaurantes, siempre y cuando tengan mesas al aire libre. Los gimnasios, siguen esperando.

No obstante, se espera que en el Área Metropolitana, los gimnasios sean de los últimos comercios en abrir. “Nuestro sector se compone de más de 8.000 gimnasios distribuidos a lo largo y a lo ancho del territorio nacional, todos ellos pequeñas y medianas empresas de capitales nacionales -explican desde la Cámara Argentina de Gimnasios- Emplea a alrededor de 80.000 trabajadores directos y ha resultado uno de los más severamente afectados. Todos los gimnasios han sido obligados a cesar su operación por completo y sin ningún tipo de excepción”.

Los gimnasios están preparando estrictos protocolos de distancia. Foto: Pexels.

“Tengo muchos colegas que tuvieron que vender las máquinas y cerrar sus puertas para siempre. Otros que están alquilando equipos. Y otros, como yo, que recibo a muy pocos alumnos como si fueran invitados a mi casa. Estamos a solas, los conozco bien y desinfectamos todo. Tomamos muchísimos recaudos”, explica Carlos, dueño de un gimnasio de barrio que actualmente trabaja a puertas cerradas.

Según este empresario fitness, más allá del levantamiento de la cuarentena, es imposible volver a trabajar como antes. “Mantener un gimnasio requiere una inversión enorme y, si tenemos que reducir la cantidad de alumnos por turno y sumar todo el protocolo de limpieza y distanciamiento, nos fundimos“.

Y sigue: “En mi caso, voy a mantener un laburo exclusivo con pocos chicos personalizados con un valor alto”, asegura. Antes, la cuota por mes salía $ 2000. Sin embargo, ahora para entrenar en el gym de Carlos va a ser sí o sí de manera personalizada, con turno y tendrá un valor de unos $ 8000 por mes.

¿Excesivo? Él responde: “Yo creo que con el coronavirus, ahora la gente está valorando realmente la importancia de invertir en salud. Antes estaba muy desvalorizado”.

Los gimnasios son los espacios que más se extrañan en cuarentena. Foto: Pexels.

Los gimnasios, esos espacios de entrenamiento inigualables

El amante de los fierros sabe bien que nada puede reemplazar una buena sesión en el gym. Aunque compre materiales, salga a hacer ejercicio al aire libre o se sume a todas las clases de gimnasia online… El clima del gimnasio es inigualable.

Puede interesarte
Cony Domínguez

“En la cuarentena me di cuenta que yo no sólo iba al gym a entrenar, sino a despejarme, socializar y salir de casa”, reflexiona Micaela. Por eso es que, aunque se equipó a full con bandas, tobilleras y hasta una barra olímpica, ella prefiere ir a la casa de su entrenador personal. “No será un gimnasio, pero por lo menos salgo”, confiesa.

Aunque todavía no se sabe a ciencia cierta cuándo van a reabrir los gimnasios, ya está preparado un protocolo con todas las medidas que se van a tener que tomar a la hora de ir a entrenar a un lugar cerrado.

Consultado por Para Ti, el CEO de Megatlon, Fernando Storchi, contó cómo se preparan para esta nueva etapa: “se establecerá una ocupación de un/a socio/a cada 4 metros cuadrados, lo que significa una reducción de más de 50% de la capacidad. Además, se redistribuirá el equipamiento, de manera tal que quede una máquina de por medio o una distancia de 2 metros entre cintas, bicicletas y todo equipo del gimnasio”.

Si algo quedó claro este año es que los gimnasios son de los lugares que más se extrañan. Y hay quienes no pueden esperar a que se abran oficialmente.

También te puede gustar: “El futuro de los gimnasios y de los entrenamientos después de la pandemia”.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Ir Arriba