Consejos para hacer actividad física durante el verano

ACTIVIDAD DE VERANO
En verano los días son más largos, tenés más tiempo, y ni hablar si estás de vacaciones. Tips de seguridad y bienestar para entrenar ahora y todo el año.

La actividad física no conoce de estaciones ni vacaciones. Por eso, es necesaria adaptarla a cada estación y sus condiciones climáticas.

Así empieza esta columna de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) con el asesoramiento del Dr. Gonzalo Díaz Babio, médico cardiólogo (MN 129.388), miembro de la FCA.

ACTIVIDAD VERANO
La hidratación es clave a la hora de la actividad física, sobre todo en días calurosos. Foto: 123RF

El especialista advierte: “En verano hay que tomar especiales recaudos, sobre todo para que no afecte nuestra salud. A partir de los 24 grados, en días muy húmedos, al cuerpo le cuesta más perder calor y a partir de los 28 grados ya podemos empezar a sufrir algunas complicaciones”.

Consejos para entrenar en verano

Realizar cualquier actividad en época de altas temperaturas provoca que el cuerpo incremente la irrigación sanguínea en la piel así también como la sudoración. Este proceso interno, denominado termorregulación, tiene como objetivo eliminar el calor acumulado en el interior y, de esta manera, disminuir o mantener la temperatura del cuerpo.

En condiciones normales, la piel, los vasos sanguíneos y el nivel de transpiración se ajustan al calor, pero los sistemas de enfriamiento natural pueden fallar si estamos expuestos a altas temperaturas y humedad y desencadenar un cuadro conocido como “golpe de calor”

Es importante conocer los síntomas iniciales para poder identificarlo precozmente y actuar en consecuencia. Algunos síntomas que debemos tener en cuenta son:

Calambres. Son dolorosas contracciones musculares que afectan principalmente las pantorrillas, los cuádriceps y los músculos abdominales, los músculos afectados pueden sentirse firmes al tacto.

ACTIVIDAD DE VERANO
La playa, un esapcio ideal para hacer gym. Pero hay que tomar precauciones. Foto: 123RF.

Agotamiento. Con el golpe de calor, la corporal se eleva hasta 40°C y se puede acompañar de náuseas, vómitos, dolor de cabeza, desmayos, debilidad, piel caliente y seca.

El golpe de calor es una condición de urgencia que se produce luego de permanecer expuesto a altas temperaturas durante un largo período de tiempo y si la temperatura corporal supera los 40°C, puede desarrollar confusión e irritabilidad, piel fría y húmeda. En este caso se necesita atención médica inmediata.

Ante la presencia de síntomas arriba mencionados, es importante dejar de hacer ejercicio inmediatamente; bajar la temperatura corporal e hidratarse -sin esperar tener sed para hacerlo- tomando agua o bebidas deportivas que reponen sales y minerales. Si es posible, refrescar el cuerpo con toallas húmedas.

Si vas a correr… tené en cuenta algunas medidas de seguridad. Foto: 123rf.

Cómo evitar el golpe de calor

Los consejos para evitar golpes de calor en el deporte están relacionados en la mayor parte de las ocasiones con aplicar el sentido común a la actividad física y las condiciones ambientales en las que se esté desarrollando.

Mantenerse bien hidratado antes, durante y después de la realización del ejercicio. Si la actividad dura menos de una hora, con tomar agua fresca (unos 125 cc cada 15-20 minutos) es suficiente. En cambio, si se extiende más de 60 minutos, habrá que ingerir bebidas deportivas o isotónicas (antes, durante y después de la actividad).

Realizar actividad física al aire libre antes de las 10 horas o después de las 18 horas, cuando el clima se encuentra un poco más fresco. Entre las 10 y las 18 o con muy altas temperaturas, elegir lugares frescos eventualmente con aire acondicionado.

Evitar la exposición al sol del mediodía, no olvidar aplicarse un protector solar adecuado. Ayudan a prevenir enfermedades de piel, disminuyendo el riesgo de generar cáncer de piel.

No comer en exceso, priorizar el consumo de frutas y verduras.

Evitar beber cantidades excesivas de alcohol o cafeína, ya que contribuyen a la deshidratación.

Puede interesarte

Descansar ante síntomas de fatiga, mareos o sed excesiva.

Usar ropa liviana, de colores claros. Es importante que la ropa permita una adecuada transpiración, no olvidar cubrir la cabeza con un gorro.

Ya sea que corras, juegues un partido de fútbol, andes en bicicleta o camines, debemos tomar recaudos para evitar complicaciones. Si bien el peor enemigo es el sedentarismo, en el verano no debemos olvidar que las altas temperaturas nos pueden jugar en contra, más aún si no venimos con un entrenamiento previo.

Ir Arriba