En el Día del Hermano, cómo explicarle a tu hijo que estás embarazada y que el vínculo fraternal es único e incondicional – Para Ti
 

En el Día del Hermano, cómo explicarle a tu hijo que estás embarazada y que el vínculo fraternal es único e incondicional

La llegada de un hermano siempre es un momento muy movilizante en la familia. Aparecen sensaciones encontradas en los padres y es totalmente normal. Lo importante es que vos hagas partícipe a tu hijo mayor de esta gran noticia y le expliques la importancia del vínculo que se generará entre el bebé y él. 
Lifestyle
Lifestyle

Siempre es una alegría para los papás la llegada de otro bebé pero, a veces, para el hermano mayor puede resultar la pérdida de su “reinado”. Precisamente de vos dependerá que tu hijo entienda que tener un hermano es el mejor de los regalos, es un vínculo especial y distinto, incondicional y tan estrecho como único.

Su aceptación va a depender de la forma en cómo se maneje el anuncio del embarazo, la forma de integrarlo durante todo el desarrollo del mismo y la forma de presentar al bebé después de su nacimiento.

Si preparás a tu hijo para la llegada del recién nacido, ayudarás a evacuar sus temores y lograrás que ellos tengan un vínculo de unión y amor.

El hermano mayor debe participar del embarazo

Es importante hacer partícipe al hermano mayor de las actividades que realizamos con el más pequeño. Foto: 123 rf

Te brindamos algunos consejos para que tu otro “bebé” participe de la mejor forma en el embarazo y reciba a su hermano con mucha felicidad y expectativa.

  • Buscá el momento adecuado: durante el embarazo, la forma de explicarle a un niño sobre la nueva concepción, va a depender de su edad y grado de maduración. El momento de comunicarlo, también es una decisión muy personal. Muchos prefieren informarlo desde el momento que se enteran de la concepción, y otros, más precavidos, esperan finalizar el primer trimestre.
  • Evacuá todas sus dudas: las preguntas que surjan sobre la concepción deberán ser explicadas de acuerdo con la comprensión del niño, pero nunca hay que menospreciar y/o evadir sus consultas; siempre buscando los términos que él pueda comprender.
  • Relacioná el nacimiento con eventos futuros: para los más chiquitos, la idea de tener que esperar 9 meses para poder ver al bebé es muy difícil de comprender. Es preferible relacionar el momento del nacimiento con las estaciones del año. Por ejemplo: nacerá en la época de Navidad, cuando llegue Papá Noel o cuando llegue el invierno, etcétera.
  • Llevalo a la consulta con el obstetra: es importante que pueda presenciar una ecografía -para escuchar los latidos del corazón-. Incluso podés llevarlo a conocer la clínica o el hospital en donde nacerá su hermanito.
  • Elijan el nombre del bebé juntos: de acuerdo con su edad, alentalo a pensar nombres y explicale de acuerdo con su edad el significado de cada nombre.
  • Preguntale qué piensa del hermanito: muchas veces piensan que a partir del momento de nacer será su compañero de juegos y se desilusionan al verlo dormir casi todo el día.
  • Explicale con anticipación quién lo cuidará el día del parto: como los bebés nunca nacen cuando uno los espera, es importante que tu hijo sepa de antemano quién estará con él el día que tengas que internarte para el parto.

El rol del hermano mayor

Hay que aprender cómo hablar con el hermano mayor para que no sienta celos. Foto: 123 rf

Con el nuevo hermanito, el niño ya no es hijo único, ni el más chiquito. Ahora es el hermano mayor. Un problema es cargarlo con este nuevo título y adjudicarle nuevas responsabilidades. Algunos padres repiten frases como: “dale el juguete, que él es el más chiquito” o “cuidá que no se caiga, sos el mayor”. Estas exigencias tienden a trabar la relación porque el mayor ve que el más pequeño tiene todo y que él sólo pierde.

Recordá siempre que el hermano mayor también es chiquito. Desde ahí también tenemos que acompañarlo brindando la seguridad afectiva que requiere esta etapa y, aunque los celos den vueltas por los aires, no es nada que un poco de cariño y de amor no puedan arreglar. En definitiva, compartir y respetar son las bases para la convivencia entre ambos hermanos y para que logren forjar una relación fuerte y amorosa.

Más información en parati.com.ar

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig