2 posturas de yoga simples para invertir el cuerpo y disfrutar de sus beneficios – Revista Para Ti
 

2 posturas de yoga simples para invertir el cuerpo y disfrutar de sus beneficios

Sarvangasana y Halasana en sánscrito, se traducen al español como las posturas de la Vela y del Arado y tienen la función de invertir el cuerpo (algo que trae múltiples beneficios a nuestro cuerpo). Con el tutorial de nuestra especialista Barbi Weimberg -que te explica cómo hacerlas paso a paso- no tenés excusas para animarte a realizarlas.
Fit
Fit

Siempre mencionamos los beneficios que tiene el yoga a nivel físico, mental y espiritual. Si jamás practicaste esta disciplina, te presentamos una manera muy simple de hacerlo, para que te animes de una vez por todas y no te pierdas todo lo bueno que le puede aportar a tu vida.

Nuestra especialista Barbi (@bar.weimberg), creadora de @yoga_tierra propone un desafío y nos lo explica en este tutorial:

"En este video les muestro el paso a paso de dos posturas que nos proponen invertir nuestro cuerpo con las que podés empezar”

Se trata de dos posturas invertidas iniciales, Sarvangasana y Halasana, con las ayudamos a nuestro cuerpo a introducirse en el arte de estar al revés. 


"¿Y por qué querríamos estar al revés? Porque invertir nuestro cuerpo nos aporta enormes beneficios en todos los aspectos:

-Activación del retorno venoso, lo que favorece a nuestro sistema circulatorio general.

-Descompresión de los miembros inferiores de nuestro cuerpo (lumbar, piernas, pies), los cuales están sobrecargados de toxinas o fatigados por permanecer tantas horas de pie o sentadas.

-Estimulación de la circulación sanguínea cerebral, lo que favorece la oxigenación y así a nuestra concentración mental.

-Elongación de toda la musculatura de la espalda, brazos y cuello.

-Estimulación de nuestro sistema linfático, encargado de eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Súper recomendado en casos de: edemas, calambres, mala circulación, fatiga crónica, falta de concentración, dolores posturales de espalda.

Precauciones: no se recomienda hacer estas posturas en casos de protusiones discales, hernias de disco o presión arterial alta. Consultar a profesional para saber cómo adaptar las posturas.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig