Ladrillo a la vista: la tendencia deco de los 80 que hoy invade las cocinas modernas – Revista Para Ti
 

Ladrillo a la vista: la tendencia deco de los 80 que hoy invade las cocinas modernas

Resiste, versátil y mega canchero. Así es el ladrillo a la vista, el revestimiento que fue un auténtico boom en los años 80 y que vuelve a imponerse esta temporada para conquistar un espacio tradicionalmente blanco y sobrio como es la cocina. Mirá como incorporarlo.
Deco
Deco

Símbolo de resistencia y durabilidad, el ladrillo a la vista se impone esta temporada en un espacio tradicionalmente blanco y sobrio: la cocina, que ahora le encuentra su propio sabor a este revestimiento que fue furor en la década de los '80.

En esta cocina moderna el ladrillo a la vista se impone tímidamente en la parte superior de la pared predominante. Foto: Pinterest

Podés encontrarlo en distintas variantes: tímidamente en alguna columna, en un término medio que lo despliega sólo en la pared principal o en una apuesta a full que impone el ladrillo visto en la totalidad de las paredes de la cocina, incluido el bajomesada.

Detalles en madera, hierro, vidrio y plata, le marcan un rico contraste.

En esta cocina estilo industrial se apostó por el ladrillo en la totalidad de las paredes (incluido el bajomesada). Foto: Pinterest

Si bien es cierto que este revestimiento se asocia al estilo industrial y rústico, en realidad es súper versátil y se adapta sin problemas a las diferentes improntas que predominen en la cocina: desde la más clásica hasta la más vanguardista.

Muchos combinan la pureza del ladrillo con un mobiliario y materiales más refinados y actuales. Otros tantos, apuestan por un espacio más vintage.

En cocinas XS conviene colocar el ladrillo visto en pequeñas cantidades. Foto: Pinterest

En cocinas pequeñas pero luminosas, lo conveniente es aplicar el ladrillo a la vista en pocas cantidades: puede ser en la pared predominante o cubriendo sólo la mitad de la misma a modo de guarda.

Muchos prefieren pintarlos de blanco para ganar luminosidad, amplitud y elegancia. Foto: Pinterest

En cocinas pequeñas pero con poca luz natural, muchos prefieren pintar los ladrillos de color blanco para ganar un plus de luminosidad, amplitud visual y darle al espacio un look un poco más relajado y elegante. Pero también puede hacerse presente tímidamente en un pilar o en una columna.

Pintados de negro para un look industrial y canchero. Foto: Pinterest

De igual manera, este material se puede pintar de diferentes colores. Incluso hay quienes se animan a pintarlos de negro para tener crear una cocina en total black: una tendencia deco que sigue vigente.

Combinado con muebles refinados para un espacio más actual. Foto: Pinterest

Si las paredes de ladrillo a la vista te parecen una buena idea pero no querés meterte en obras, podés apostar por vinilos autoadhesivos para paredes que imitan visualmente a la perfección a este material.

Una pared de ladrillo a la vista irrumpe en esta cocina en la que predomina el blanco. Foto: Pinterest

Se pueden pegar sobre paredes y azulejos lisos, y al retirarse no dejan rastro alguno. Sólo una advertencia: no se deben aplicar sobre superficies con Epoxi ya que los repela.

Detalles en madera y plata le marcan un rico contraste. Foto: Pinterest

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig