Caldo de huesos: cómo preparar la receta que es tendencia
 

Caldo de huesos: cómo preparar la receta nutritiva que es tendencia

Proteico y nutritivo, este caldo aporta aminoácidos y colágeno, además de convertirse en un plato ideal para consumir en familia en invierno.
Lifestyle
Lifestyle

El caldo de huesos es un plato nutritivo que, si bien se convirtió en una receta de tendencia, es una preparación antigua, clásica de nuestras abuelas, que aporta proteínas y colágeno.

Para aprender a prepararlo, te presentamos la receta que la chef Nina Marchisio publicó en su cuenta de Instagram Health Nina, donde no sólo indica la receta sino que además recomienda freezarlo en porciones.

"Los beneficios son múltiples, el caldo de huesos es una fuente de colágeno y gelatina para nuestra piel, articulaciones, tejidos, flexibilidad. Aporta aminoácidos que refuerzan la salud intestinal, fomentan un metabolismo sano, es genial para los músculos. Brinda minerales esenciales y compuestos como calcio, fósforo y magnesio ideal para una estructura ósea fuerte. Es un alimento completo que sí merece llamarse 'superalimento'", afirma la chef.

Ingredientes:

  • Huesos: pueden ser de vaca, cerdo, cordero, pollo, gallina, pavo o espinazo de pescado… o mezclados, pueden ser previamente horneados o crudos. "Si conseguís patas del pollo o gallina genial… tienen muchísimo colágeno", dice la chef.
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • sal
  • variedad de vegetales, hierbas y especias a gusto. "Los básicos de un caldo son puerros, cebolla, ajo, apio, zanahoria. Y podés crear versiones distintas cada vez, por ejemplo uno que sólo lleve los huesos, sal, ajo y cúrcuma es increíble", explica la chef.
Caldo de huesos
Caldo de huesos. Foto 123rf.

Preparación:

  • Paso 1: Poner agua fría en una olla al fuego y colocar los huesos (el agua debe cubrir los huesos). Un paso importante, luego de tener los huesos en el agua es agregar un chorrito de vinagre de manzanas y dejar resposar un rato antes de llevar a la hornalla. Esto ayuda a que los minerales se extraigan mejor.
  • Paso 2: Prender el fuego y empezar la cocción que será muy larga. Dejar hervir en máximo un rato y el tiempo restante, tiene ser hervor suave y tapado. "Usé olla común pero una olla a presión es ideal o una olla de cocción lenta".
  • Paso 3: Agregar las cebollas, un par de dientes de ajo y sal. La sal tiene que ser poca ya que en el caldo final reducido se va a concentrar la sal que hayas puesto.
  • Paso 4: Se puede agregar variedad de vegetales, hierbas y especias que gustes. Lo básico de un caldo son: puerros, cebolla, ajo, apio, zanahoria. Y podés crear versiones distintas cada vez, por ejemplo uno que sólo lleve los huesos, sal, ajo y cúrcuma es increíble.
  • Paso 5: El color del caldo va a variar según si los huesos fueron o no dorados antes y de que animal sean.
  • Paso 6: Para un caldo de vaca se calculan unas 48 hs, yo lo dejé cocinarse 38 aprox. porque noté que ya estaba listo. Lo hice en etapas, de día lo cocinaba y apagaba por la noche.
  • Paso 7: Una vez cocido y frío, se puede freezar. Pero antes de calentar, se debe sacar la capa de grasa que se forma en la superficie.

Suscribite al newsletter de Para Ti

Si te interesa recibir el newsletter de Para Ti cada semana en tu mail con las últimas tendencias y todo lo que te interesa, completá los siguientes datos:

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig