Belleza

Los 10 errores que tenés que evitar a la hora de aplicar rímel

El secreto para lucir unas pestañas perfectas está en la aplicación de la máscara.

¿Querés saber cómo conseguir unas pestañas largas, espesas y curvadas? Estos son los infaltables a la hora de tener unas pestañas envidiables.

Remover el cepillo dentro y fuera del envase

Así solo consigues que entre aire, eso hace que se formen grumos, lo que se traduce en un look poco natural.

Además, el producto se secará reduciendo su durabilidad. Para agitarlo, es mejor hacerlo rodar entre las palmas. Y al sacar el cepillo, presiona los costados del envase.

No retirar el exceso de producto
 Retira el exceso de producto del cepillo con un pañuelo de papel antes de colocar la máscara, así no corres el riesgo de que queden grumos sobre las pestañas, o se peguen.

Utilizar el rizador después de la máscara
Es importante saber que debe utilizarse antes de colocar la máscara, ya que de lo contrario, te arriesgas a que las pestañas se peguen a los bordes y las deforme o arranque.

Usar el cepillo con movimientos lineales.
La máscara se debe aplicar de la raíz a las puntas y en zig zag para así separar cada una de ellas.

Se recomienda que para las pestañas inferiores, solo colocar el cepillo en la raíz y moverlo de un lado a otro, sin llevarlo hasta las puntas.

Aplicar solo una capa.
Lo ideal es aplicar por lo menos dos capas. A más capas, más profundidad en la mirada y mayor sofisticación pero también un look menos natural.

Poner máscara solo en un lado de las pestañas
Coloca la máscara tanto por encima como por debajo de las pestañas, esto les dará más intensidad y rizará al máximo.

Olvidar el rabillo del ojo.
No olvides las pestañas que se encuentran en el extremo del ojo y aplica la máscara siempre hacia fuera, esto hará que la mirada se agrande y alargue.

Manchar el párpado
Al colocar la máscara, hazlo con un espejo de mano a la altura del pecho. Así bajarás un poco la vista y no rozarás con las pestañas en el párpado.

Vencimiento de la máscara
Es conveniente cambiar de máscara cada seis meses. Si antes la encuentras un poco seca, puedes añadir unas gotas de suero fisiológico.

Desmaquillarse
Este es un truco esencial de belleza. Te recomendamos comenzar por los ojos y los labios.

Notas relacionadas

Bitnami