Moda

Máxima se pone colorada (¡y es música para la vista!)

La reina de Holanda visitó una academia de música en la localidad sureña de Helmond. Y, otra vez, encantó a todos con su compromiso con la visita, su frescura y su estilo relajado a la hora de adaptar su look a cada ocasión.

En su agenda oficial como reina consorte, esposa de Guillermo de Orange, Máxima tenía anotado visitar la ciudad de Helmond, al sur de Holanda, para fomentar el programa “Más música en las clases”.

Abrigo camel sobre vestido rojo. Gran mix de Máxima. Foto: Fotonoticias.

Y allá fue, eligiendo para la ocasión un vestido casual, rojo, intenso, de mangas tres cuartos, que al principio cubrió y combinó con un abrigo camel, más stilettos en el mismo tono. Más dos detalles: mini lazo de cuero en la cintura y un pin con la consigna del evento: “Más música en las clases”. Y nada más.

Porque así es la reina de Holanda nacida en Argentina: una mujer que apuesta a la naturalidad por encima de todas las cosas. Sin embargo, la elegancia también va de la mano de su estilo tan personal y descontracturado.

Y para muestras, empecemos por el pelo, que en su vista a Helmond tuvo que soportar las inclemencias del tiempo y, en particular, del viento que es característico de la zona hasta donde llegó La Reina de los Países Bajos para visitar la Universidad De Kempel. Pero a ella, ¡no le importó!

El rojo es uno de los colores preferidos de la Reina Máxima. Foto: Fotonoticias.

Fresca, femenina y singular

Así describe el look de Máxima Marité Rizzo, editora de moda de Para Ti. “Llevó un vestido clásico tipo Jackie, al cuerpo, con uno de sus colores favoritos, el rojo. Es un gran acierto combinarlo con los zapatos color nude, con taco que alto estiliza la silueta. Y ese zapato habla mucho de Máxima y la moda, porque tener un zapato de ese color es un símbolo de una mujer que invierte bien en el calzado y en su estilo en general. El vestido tiene cuello a la base y corte en la cintura, muy favorecedor. Por protocolo, el largo siempre tiene que ser por encima de la rodilla. Es un outfit que cualquier mujer podría usar para ir a trabajar o a una cena de fin de año. Un look clásico, formal, pero a la vez muy femenino”.

Mirá a Máxima con otro color: Máxima nos adelanta el color que será tendencia en el otoño-invierno 2020

Y en su perfil de monarca –que por supuesto tiene que ver con su forma de vestir “funcional”- Máxima también es valorada por el compromiso, iniciativa y responsabilidad con la que asume cada una de sus misiones oficiales.

La Reina de Holanda, a punto de tocar el gong. Máxima es una apasionada de la música. Foto: Fotonoticias.

La Reina musical

Para ella, cada visita es mucho más que el protocolo y la foto, y siempre se involucra en cada una de las visitas que hace, como esta del miércoles pasado que apunta a un “acuerdo de música” para a promover y “hacer sostenible” la educación musical en las escuelas de Holanda para que 30 instituciones primarias del municipio brinden educación musical estructural en su propia escuela.

“La música ha significado mucho para mí. Realmente les deseo a todos los niños eso”, expresó la reina de 48 años, y reveló que en su casa, en el Palacio Huis ten Bosch, canta mucho junto con sus tres hijas. Y explicó de su trabajo que lleva más de ocho años promoviendo la música. “Hemos llegado a medio millón de niños y la mitad de todas las escuelas. Y hemos llegado a todas las universidades de formación de maestros. Así que esperamos que todos los maestros puedan dar música a los niños en el futuro”.

El accesorio con la consigna del programa que la reina promueve: 2Más música en las clases”. Foto: Fotonoticias.
Stilettos nude: “una buena inversión”, asegura la editora de moda de Para Ti, Marité Rizzo. Foto: Fotonoticias.

Y agregó: “La educación musical es muy importante para el desarrollo de los niños. Si los niños han tenido lecciones de música, pueden concentrarse y desempeñarse mejor. Y pueden trabajar juntos mejor. Además del disfrute por la música, hay un lado cognitivo y emocional muy importante. La música te hace una persona más fuerte y con más confianza”.

Un Hallelujah para su Majestad

Una de las imágenes que mejor representó esta visita como presidenta honoraria de la fundación Méér Muziek in de Klas fue la de la Reina Máxima tocando un gong junto con un estudiante. Después, fue homenajeada con una versión de la canción “Hallelujah” de Leonard Cohen. Y ella, como siempre, pura sonrisa y saludos para todo público, lo que la convierte en una de las majestades contemporáneas más queridas por el pueblo que representa.

La reina y un estudiante juntos tocando el gong. Un símbolo de la cercanía de Máxima con el pueblo holandés. Foto: Fotonoticias.

En el evento Máxima también aseguró que escucha todo tipo de música. “Desde el clásico hasta el reggae y el pop. No tengo música favorita”, aseguró, y contó que a ella le gusta tocar la guitarra, y que sus hijas tocan la guitarra y el piano. Sobre el Rey Willem-Alexander dijo: “A él le gusta limitarse a escuchar”, bromeó.

Otros looks de Máxima (para copiar): Los 5 vestidos primaverales que usó Máxima y que se adaptan a tu silueta

Notas relacionadas

Bitnami