Met Gala 2022 y el efecto Bridgerton: un adelanto del dress code que se volverá tendencia – Revista Para Ti
 

Met Gala 2022 y el efecto Bridgerton: un adelanto del dress code que se volverá tendencia

Uno de los eventos del año vuelve esta tarde con la gran expectativa del reencuentro: las máximas celebridades se congregan en el Museo de Arte Metropolitano donde reflejarán con sus outfits la consigna elegida: En América: una antología de moda.
News
News

“In America: An Anthology of Fashion” es la consigna bajo la que hoy se congregarán los invitados a la Met Gala 2022, donde la inspiración vendrá de la mano del período que se conoció como la Edad Dorada en Nueva York. Como no podía ser de otra manera, el evento cuenta con el dress code: white-tie, que invita a los participantes a elegir el blanco como el tono estrella de sus outfits.

Y la Edad Dorada nos remite a la serie de época éxito de Netflix: Bridgerton. O tal vez deberíamos pensar que Met Gala se dejó influenciar por el vestuario de esta superproducción a la hora de pensar el dress code de este año.

Los vestidos de corte imperio, encajes, grandes mangas abullonadas o accesorios como guantes y diademas, volados y corset que abundan en la serie, los vimos en las pasarelas y ahora no es causal que la Edad Dorada sea la consigna de la Met Gala 2022.

Los guantes largos ya han sido tendencia en la última temporada otoño-invierno europa, se han dejado ver en firmas como Fendi o Moschino, e incluso la misma Lali Espósito los llevó este domingo en uno de sus looks de conductora de los Premios Platino. Seguramente serán el accesorio favorito en los estilismos de Met Gala 2022.

Y los corset que también abundaron anoche en la gala de los Premios Platino, posiblemente abunden en la fiesta de la moda. Estas prendas eran moneda corriente entre 1870 y finales de 1880: las mujeres los adoptaron para afinar sus siluetas. Hacia 1890, sin embargo, pasaron de moda, siendo reemplazados por las mangas abullonadas (mutton sleeves o gigot, en francés), las faldas acampanadas y los peinados estilo pompadour. Esta estética fue reflejada tiempo después por el ilustrador Charles Dana Gibson, creador de las Chicas Gibson que fueron muy populares en publicidades y avisos.

La Edad Dorada de Nueva York fue un período que se extendió entre 1870 hasta 1890, marcado por una prosperidad sin precedentes, fuertes cambios culturales, la llegada de la industrialización y, con ella, de los primeros rascacielos. La moda en esta época se caracterizó por el exceso: gracias a las recientes innovaciones, mejoró la manera de producir las telas, volviéndose más accesibles y variadas. Es así que los vestidos comenzaron a confeccionarse combinando textiles, como satén, seda, terciopelo, con adornos como lazos, pecheras armadas, volados: cuantos más detalles, mejor.

Los colores elegidos seguían los tonos de las joyas: dorados, plateados, con destellos de colores vivos imitando al de las piedras preciosas. Los tonos claros eran solo para usar de entrecasa y de ninguna manera eran los indicados para caminar por las calles de la ciudad. Los sombreros eran imprescindibles para salir y, generalmente, se los adornaba con plumas.

No toda la moda de la Edad Dorada fue formal. El ciclismo y el tenis se volvieron actividades populares entre las personas de la alta sociedad, con lo que surgió la necesidad de llevar atuendos cómodos y adecuados para practicar estos deportes. Es así que las mujeres adoptaron conjuntos de faldas largas con blusas que les facilitaban el movimiento. 

No obstante, las fiestas sacaban las mayores extravagancias que la nación había visto. La asistencia a la ópera contaba con el más exigente dress code: las mujeres se enfundaban en vestidos de tul, opulentas estolas de piel y guantes que se extendían a lo largo de casi todo el brazo, mientras los hombres acompañaban con sombreros de copa y esmoquin, que habían llegado a la ciudad en la década de 1880 desde Gran Bretaña.

Las extravagantes fiestas de disfraces eran otra de las costumbres de la alta sociedad, mientras la afamada marca Tiffany de joyería fina comenzaba a hacer historia en la Quinta Avenida.

Parte de estas tendencias fueron reflejadas en Para Ti (que vio salir su primera edición el 16 de mayo de 1922), la icónica revista para la mujer que en pocos días cumple -nada más ni nada menos- que cien años. En sus páginas aparecían como novedades los primeros outfits deportivos para los deportes de moda que en aquellos años practicaban las mujeres de la alta sociedad porteña. Y presentaban como accesorio "it" las estolas de piel natural que hoy cuentan con versiones alternativas, acorde a la época actual.

Habrá que esperar unas horas más para saber de qué manera los invitados a la Met Gala 2022 hacen su propia interpretación de esta época, cuando hagan su ingreso triunfal a la alfombra roja del Museo de Arte Metropolitano.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig