Por qué las vitaminas se convierten en aliadas para reconstruir el cabello en verano – Revista Para Ti
 

Por qué las vitaminas se convierten en aliadas para reconstruir el cabello en verano

Si bien antes era un tema meramente estético, cuidar del cabello se transformó en una cuestión de salud.
Belleza
Belleza

La salud capilar siempre se consideró desde un lugar estético, por suerte hoy se aborda con una visión más compleja que engloba todo lo que pueda favorecer a que el pelo y el cuero cabelludo se mantengan saludables y fuertes.

"Es uno de los reflejos de nuestra salud y de la calidad de nuestra alimentación. En caso de que no estemos incorporando en nuestra rutina los nutrientes necesarios o asimilándolos de forma apropiada, el cabello sentirá las consecuencias", afirma Johanna Furlan (Cirujana Estética MN 122.975).

"Las vitaminas son una gran opción para estimular el crecimiento del pelo y de mantenerlo saludable y fuerte. Aunque depende de cada persona en particular, el cabello crece alrededor de un centímetro al mes. También existen distintos factores, que pueden debilitarlo, acelerar su caída o detener su crecimiento", continúa.

Como opción de tratamiento, existen suplementos capilares que proveen nutrientes adicionales que nos dan ese impulso que necesitamos para mantener nuestro pelo fuerte y sano.

¿Cuándo tomar vitaminas para el cabello?

Cuando el pelo y el cuero cabelludo necesitan un suplemento, nos lo hacen notar con distintos síntomas: Caída excesiva o alopecia, caspa, canas prematuras, seborrea, problemas en el crecimiento del cabello o pelo sin fuerza.

Las vitaminas para el pelo contribuyen a estimular su crecimiento al mismo tiempo que le aportan brillo y fuerza ya que nutren cabellos débiles y delicados. Además, aumentan la densidad capilar, impiden la caída del pelo y estimulan su regeneración. También pueden ralentizar la aparición de las primeras canas.

Nutrientes necesarios

Los suplementos para el cabello contienen distintas vitaminas y nutrientes, dependiendo de cuál sea el indicado por el médico dermatólogo, quién será el que nos guie en la elección de la mejor opción para cada tipo de cabello.

  • Vitamina A: Favorece el crecimiento del pelo. Incrementa la producción de sebo, el cual mejora su textura e hidratación.
  • Vitamina B7 o biotina: Rehabilita los folículos capilares y frena la caída. Muy presente en la levadura de cerveza.
  • Vitamina C: Estimula la circulación de la sangre. Favorece la creación de colágeno.
  • Ácido fólico: Regenera las células que ayudan al crecimiento del cabello.
  • Vitamina B12: Genera glóbulos rojos, que transportan el oxígeno a los folículos pilosos para evitar la pérdida del cabello.
  • Hierro: La carencia de hierro podría estar relacionada con la alopecia areata o con la pérdida excesiva de cabello.
  • Vitamina B3 o niacina: Estimula la circulación de la sangre y nutre el cuero cabelludo.
  • Vitamina B8: Favorece un pelo sano y fuerte.
  • Zinc: Interviene en la síntesis de la queratina y protege frente a radicales libres.
  • Ácidos grasos omega 3: Nutren el cabello, lo fortalece y reducen la inflamación del cuero cabelludo.    
  • Vitamina E: Aporta brillo y contribuye al crecimiento, ya que absorbe oxígeno. De este modo, estimula la renovación capilar.
  • Vitamina B1: o tiamina Proporciona brillo.

Más información en parati.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig