La íntima (y solitaria) boda de la hija de Benito Fernández en tiempos de Coronavirus

MARINA FERNANDEZ HIJA DE BENITO FERNANDEZ BODA EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS
Marina Fernández Durand, hija del diseñador Benito Fernández, se acaba de casar. Canceló la fiesta, pero no su boda civil con una sala desierta. Cambió de vestido a último momento: chau blanco, hola color limón para dar un mensaje de alegría.
MARINA FERNANDEZ HIJA DE BENITO FERNANDEZ BODA CIVIL CORONAVIRUS
Marina Fernández, hija de Benito Fernández y su boda civil en tiempos de Coronavirus. Foto. Gentileza Benito Ferná

Se casó Marina, la hija de Benito Fernández en tiempos atípicos si los hay.

Así, Marina Fernández Durand (hija de Benito y de Victoria Durand Cordero) de 27 años se casó con su novio Gonzalo Zimmermann (32) y, en época de Coronavirus el paso por el registro civil fue de lo más peculiar. Una ceremonia privada… ¡muy privada!

El vestido

Iba a ser blanco, pero no. “Quiso transmitir un mensaje de alegría”. Foto: Gentileza Benito Fernández.

Si de algo sabe Benito Fernández es de vestidos, ¡y el vestido de novia de su única hija mujer era el más especial! Pero… para este civil: “Marina eligió un vestido de tafeta de seda natural color limón con línea A y mangas tres cuartos“.

“Tenía otra cosa, pero no fue. Iba a ser blanco“, destacó el diseñador. ¿Por qué el color? “Le pareció que era dar un mensaje, algo alegre en tiempos como los de hoy”. Un look by Benito, obvio.

Es que Marina también diseña en la marca y pudo elegir a piacere el vestido, parte de la colección Invierno 2020. El look descontracturado fue fiel a su estilo.

Una boda fuera de serie

Para su paso por el civil, los chicos tomaron todas las precauciones recomendadas por el Gobierno.

¿Alguien se olvidó de avisarle a los invitados? No. “Tiempos de Coronavirus y de cuidarnos entre todos”. Foto: Gentileza Benito Fernández

“Fue una boda diferente. ¡Imaginate lo que fue para mi hijo Lucas esperar afuera! Adentro solo dejaron que estuvieran las ocho personas que debían estar”, comentó el diseñador y padre de la novia.

Nunca tan cierto: los testigos. Foto: Gentileza Benito Fernández.

Imposible de creer: Benito siguió la boda con la ñata contra el vidrio. Ser perdió el “Sí, quiero” y solo llegó al intercambio de alianzas, un presente de Claudia Stadt de Jean Pierre Joyeros.

“¿Fotógrafo? Nada. ¡Ni yo! Las fotos son de ellos, sacadas con el celular y nosotros tuvimos que esperar a que terminar a la ceremonia“, contó el diseñador quien esperó afuera del salón en el civil de la calle Uruguay.

“Queríamos ya ser marido y mujer y usar los anillos”. Marina Fernández en su boda. Foto: Gentileza Benito Fernández.

Fue una boda express, con muchos gestos de cariño pero sin besos de felicitación. Y muy fiel al estilo bien bajo perfil de Marina.

Pura sonrisa, Marina Fernández brilla en su boda. Íntima como pocas. “Hay que cuidarnos entre todos”. Foto: Gentileza Benito Fernández

Tenían esta fecha. Con esto del Coronavirus podían cancelar pero cuando se casaron las reglas eran así y ellos dijeron que lo hacían igual: ¡es que ya querían estar casados!”, comentó el diseñador.

“Les tocó casarse de esta manera”, Marina firmó el “¡Sí!”. Foto: Gentileza Benito Fernández

“Ya habían pospuesto la fiesta y les parecía que estaba bien… pensaron que les tocó casarse de esta manera por algo. Por otro lado, si nos cuidábamos y acatábamos las reglas de seguridad que nos estaban dando, todos estábamos seguros. Tocó así”.

“Esto también muestra que no hay que paralizarse, que sí hay que hacer la cosas con conciencia”.

Puede interesarte

Casa de herrero… Sin Benito en la boda

El orgullo de papá, Benito saluda a la “novia” y a su yerno. Foto: Gentileza Benito Fernández.

“Es así. Marina es mi única hija mujer y tocó de esta manera. Pero creo que como padre atravesás muchas más cosas. Para mi hijo Lucas y para mí, verla a Marina feliz es lo que cuenta“, dijo Benito a Para Ti.

Una boda para la historia. Foto: Gentileza Benito Fernández.

“Pudimos salir adelante, esta fue la forma de casarse: suspender la fiesta que planéabamos para el 21 de marzo en Baradero pero está bien. Yo creo que eso es parte del amor lo que necesitamos hoy“.

Sin besos pero con mucho amor, así fue la boda en tiempos de Coronavirus de Marina Fernández, la hija de Benito. Foto: Gentileza Benito Fernández

Ir Arriba