News

Meghan y Harry fueron felices… y donan el dinero de su boda contra el coronavirus

Los duques anunciaron que usarán la fortuna que recibieron por la transmisión (y retransmisiones) de su boda para ayudar a comedores infantiles de Gran Bretaña.
“¿Lo hacemos?”, “¡Dale!”, parecen decir los duques. Así donaron los beneficios por la transmisión de su boda para combatir al coronavirus.

“Se casaron, vivieron felices por siempre”. Meghan y Harry se casaron el 19 de mayo de 2018, tuvieron su gran boda, con la exactriz de Hollywood con su fastuoso vestido y toda la pompa de al realeza.

Se convirtieron en los duques de Sussex, tuvieron a su hijo Archie y vivieron felices… o lo estaban haciendo, hasta ahora.

Por una buena causa

Pero la pandemia por el coronavirus está cambiándolo todo. Es por eso que, en esta nueva vida que emprendieron fuera de la realeza, los duques de Sussex decidieron hacer la diferencia:

Meghan y Harry anunciaron que le darán un mejor uso al dinero que perciben por la retransmisión televisiva del día de su boda. No se lo quedarán como fortuna personal, sino que lo donarán para combatir al coronavirus.

Una boda que se siguió en todo el mundo, de este y del otro lado del planeta.

Se trata de una importante suma, que reciben por sus derechos cada vez que algún canal o programa de tevé decide revivir aquel gran momento: unos 113.000 dólares.

Utilizar los beneficios de una ocasión feliz para paliar los efectos de una pandemia mundial

Una ayuda para el pueblo (el británico)

Meghan y Harry responden así a las críticas que en Gran Bretaña hicieron por su silencio. Es que, mientras personalidades como George y Amal Clooney donaron fortunas al servicio de salud británico (el mismo que se ocupó de tratar y seguir la recuperación del príncipe Carlos y del primer ministro, Boris Johnson), los duques se mantenían a la expectativa.

Se trató de una decisión pensada por los duques y acorde a la labor que piensan continuar en su nueva vida.

Recién mudados de Canadá a los Estados Unidos, lidiaban con la agresiva bienvenida del presidente Donald Trump y rearmaban su nuevo estilo de vida y de trabajo.

Hoy se sabe que Meghan y Harry estaban planeando cómo ayudar. Justamente los duques piensan dedicar su vida de “plebeyos” a apoyar de distintas maneras a fundaciones y asociaciones de bien público.

Con esta donación dan su primer paso. Y no será a favor de su nuevo país adoptivo, no. El dinero por la transmisión del día de su boda irá directo a Gran Bretaña, como todos querían.

Meghan y Harry decidieron que su donación beneficie a asociaciones británicas

Entre las instituciones beneficiadas están Feeding Britain que trabajar para ayudar a acabar con la pobreza y el hambre en Gran Bretaña y que tanta ayuda necesita ahora con la crisis sanitaria global.

El dinero de los duques ayudará a asegurarle su alimentación a los chicos -y a sus familias- que vivían de las comidas que se servían en los colegios previo a la pandemia.

La asociación Feeding Britain justamente está dirigida por el arzobispo de Canterbury quien casó a la pareja: 

Los beneficios de una boda real, ahora ayudarán a combatir al coronavirus

“recientemente el duque y la duquesa hablaron con el arzobispo y se sintieron conmovidos cuando supieron todo lo que la asociación estaba haciendo para apoyar a la gente durante el coronavirus”, detallaron fuentes cercanas a los duques. “Están encantados de que ese dinero se destine a una gran causa como esta”.

Y es que a los duques les preocupa saber a dónde va y qué se hace con su dinero: en enero de 2019 habían visitar el supermercado y el café comunitario que la asociación mantiene en el pueblo de Birkenhead y quedaron muy impresionados con el compromiso de su trabajo.

Notas relacionadas