#BookDeLaSemana, Elina Costantini: «Siento que, cada día, minuto y segundo que paso con Eduardo (Costantini) es una bendición que Dios me regaló» – Revista Para Ti
 

#BookDeLaSemana, Elina Costantini: "Siento que, cada día, minuto y segundo que paso con Eduardo (Costantini) es una bendición que Dios me regaló"

 "A veces lo miro y le digo: “Te esperé mucho tiempo, amor” y él me contesta: “Yo te esperé mucho más, Eli”, cuenta la modelo emocionada que asegura tener muchas ganas de ser mamá, si Dios así lo desea. A pocos días de viajar a Punta del Este -donde pasará Año Nuevo y realizará un importante desfile en Las Garzas el 4 de enero- Elina hace un balance del año y comparte sus deseos para el 2022. 
News
News

Mientras la maquillan y peinan para la sesión de fotos del book de la semana de Para ti, Elina nos cuenta que estuvo hasta hace sólo unas horas comprando los últimos adornos para su arbolito de Navidad.  “Eduardo (Constantini) y yo tenemos un gran espíritu navideño: dedicamos varias semanas a decorar la casa, iluminarla y, cuando terminamos todo, la disfrutamos felices”, asegura la modelo.  

- Hace dos meses que están instalados en Puntad del Este, ¿cómo se prepararan para esta Nochebuena?

-Te confieso algo: organicé una sorpresa súper especial para Eduardo. Es algo que nunca hicimos y creo que va a ser una Nochebuena muy distinta y fabulosa. ¡Ya se van a enterar!

-¿En Año Nuevo están solos o reciben amigos ?

-Este es el cuarto año que pasamos el 31 de diciembre allí -en nuestra casa, que se llama Nuestro amor- y siempre organizamos una gran fiesta con mi hermano, los hermanos e hijos de Eduardo y muchos amigos.

¿Te gusta recibir gente en tu casa? ¿Sos buena anfitriona?

-¡Somos súper anfitriones, adoramos recibir invitados en casa! De hecho, como te contaba antes, me ocupo de decorar y pensar en cada detalle para que la casa esté soñada: el árbol lo vestimos de siempre de un tono diferente y todos los colores que elegimos tienen un significado relacionado con Dios, la Virgen y los santos.

-¿Sos muy creyente?

-Muy. Yo tengo una conexión muy estrecha con Dios desde los 5 años, cuando le dije a mi mamá que había visto a la Virgen en el mar. En ese momento, me mandaron al psicólogo que me dijo: “Vos tenés algo especial con Dios” y me dio el alta. Mis abuelos eran muy creyentes y ellos me transmitieron su fé. De hecho, la vida me puso muchas pruebas difíciles en el camino y creo que, justamente, las superé gracias a Dios.

- Entiendo que, por eso, Nochebuena es tan importante para vos

 - Desde ya. Para nosotros es un momento de comunión, de celebración con Dios y, precisamente por eso, siempre la pasamos los dos solos: elegimos hacerlos asi porque es nuestra familia primaria. Es la noche más importante del año y le damos el valor que se merece.

La pandemia y sus efectos

-¿Sos de hacer un balance a fin de año?

-Si, lo soy: siempre lo hago. Siento que este año fue difícil para el mundo en general y recién ahora logramos sacar un poquito la cabeza del agua y respirar aire fresco. De hecho, creo que la forma más gráfica de pensar en el 2021 es imaginarnos saliendo de una larga terapia intensiva porque siento que eso fue la pandemia para todos.  Y, ojo, creo que estamos en una terapia intermedia… ¡Todavía no nos dieron el alta!

-¿Y sos optimista: crees que vamos a salir mejores de esta situación?

-Yo soy una persona que cree en la resiliencia, amo a la gente que se banca lo que venga y sale adelante, que es fuerte, sólida y logra entender que por algo Dios nos hizo enfrentar este desafío de vivir en la era del covid. Indudablemente quiso darnos una enseñanza: debemos estar más unidos, ayudarnos entre todos y ser solidarios. Mi balance de este año es que mi marido y yo, al menos, logramos vencer muchos obstáculos y disfrutamos pequeños (grandes, en verdad) logros: amanecer vivos y con nuestros seres queridos cerca y sanos.

-¿Qué deseo tenés para el 2022?

-Yo sólo voy a pedir por un año libre de corona virus…. Sé que es un poco utópico pero ese es mi gran deseo. Me conformo con que la situación se estabilice, tengo esperanzas de que así sea. También deseo, de corazón, que las personas puedan vivir en paz y felices.

Comenzar enero con un gran desafío

-El 4 de enero organizás un desfile en el barrio privado Las Garzas, de Punta del Este… ¿Estás contenta con este proyecto?

-¡Súper! Yo me dedico a la alta costura desde hace 20 años -porque empecé mi carrera desde muy chiquita- y poder organizar este desfile, cuyo objetivo es integrar la moda argentina con la uruguaya, me genera un gran orgullo. Es la primera vez que una producción argentina suma diseñadores uruguaya para fusionarse: somos países vecinos y en este momento debemos apoyarnos más que nunca.

-¿Es verdad que va a participar Gustavo García, el diseñador que viste a Natalia Oreiro?

-Es verdad y me generó mucha felicidad que aceptara mi convocatoria a sumarse al desfile. De hecho, será el primero de Gustavo en Punta del Este y me confesó que siente que será un gran impulso para su carrera a nivel internacional ya que el evento tiene una gran producción -habrá más de 35 modelos sobre la pasarela- y será difundido en medios de muchos países.

-¿Qué otros diseñadores confirmaron su presencia?

-María Gorof, una diseñadora con quien trabajo hace años, presentará su colección pre couture y Benito Fernández -uno de los diseñadores favoritos de Máxima Zorroguieta- deslumbrará con su colección de colores, bohemio y chic. Yo soy una gran admiradora de los cuatro diseñadores que elegí para este desfile pero quiero destacar a una persona en especial....

-¿Laurencio Adot?

-Exacto. Laurencio Adot es mi amigo desde hace años y creo que el evento será una excelente oportunidad de celebrar la vida luego de lo que transitó en el 2018. Por otra parte, Laurencio y Thiago Piñeiro, su socio, la están rompiendo en Brasil y ahora abren dos locales nuevos: uno en Milán y otro en Nueva York…  ¡Un sueño hecho realidad!

-¿El desfile será al aire libre?

-Al aire libre y en un marco increíble: creo que la gente va a sentir que vivió experiencia mágica e inolvidable con cuatro diseñadores tan talentosos como prestigiosos a nivel mundial… ¡Espero que el clima nos acompañe!

Una pareja muy unida

-¿Cómo es un día en tu vida, Elina?

-¡De locos! (se ríe) Trato de aprovechar al máximo el día. Eduardo y yo nos levantamos muy temprano, practicamos yoga, leemos y desayunamos, sacamos a pasear a nuestros perros y ya nos ponemos a trabajar. Al mediodía tratamos de almorzar juntos -porque los dos trabajamos en casa- y a la noche solemos salir a comer afuera porque nos encanta conocer lugares nuevos, probar ricos vinos y disfrutar de largas charlas a solas.

-¿Nunca cocinás?

-Siiii…. ¡Muchísimo! Es más, me encanta innovar, probar recetas que me llaman la atención y disfrutar de nuevos sabores y aromas. Cada tanto sorprendo a mi marido con un plato exótico y le encanta. Yo cocino desde que tengo 5 años porque me enseñó mi abuela.

-¿Tenés una especialidad?

-Suelo hacer los platos favoritos de mi marido y, en general, son pastas -con diferentes salsas- porque los dos somos fans.

-Siento que son muy unidos … ¿Es asi?

-Reeeeee (se ríe) Estamos casi todo el día juntos, a veces sólo nos separamos por unas horas, y ya nos extrañamos. Yo amo a Eduardo y siento que, cada día, minuto y segundo que paso con él, es una bendición que Dios me regaló y la estrujamos hasta el último momento.

Amor a primera vista

-¿Es verdad que se conocieron en el Malba?

-Si, tal cual. Yo había ido al Paseo Alcorta a buscar ropa y, cuando salí de ahí, llovía. Me paré en la puerta y dije: “¿Qué hago?” Decidí cruzar la plaza, ir al café del Malba y tomar un café alli hasta que parara de llover. A los pocos minutos, entró Eduardo y nos empezamos a mirar mucho.

-¿El te miraba a vos o vos también a él?

-Confieso que los dos nos miramos mucho… ¡Para que te voy a mentir! (Se ríe) Y te aclaro: soy muy, muy tímida. Bueno, sigo el relato: cuando paró de llover, pedí la cuenta pero, antes de que llegara a pagar, él se acercó a mi mesa y me pidió que me quedara sólo unos minutos más para tomar un café con él. Esos minutos se transformaron en horas, te aclaro.

-Supongo que después te invitó a cenar

-No, no: esa tarde sólo me pidió el teléfono y me escribió al otro día para invitarme a almorzar. Yo estaba en un muy buen momento, súper feliz y no quería conocer a nadie porque tenía miedo de sufrir…. Te juro que me negaba a estar en pareja por ese temor. Asi que medio que rechacé su invitación hasta que me llamó, me convenció y fue una gran decisión…. ¡Aunque llegué una hora y media tarde a la cita!

-¿Y él te estaba esperando?

-Si, como el caballero que es. Desde ese día nunca más volvimos a separarnos. Literal, ¿eh? Si yo viajo al interior del país por trabajo, Eduardo viene conmigo. Si él tiene una reunión en Uruguay, lo acompaño. Al mes de conocernos vivíamos juntos y creo que era como una necesidad que ambos teníamos porque nuestro amor es realmente mágico.

-¿Qué fue lo que más te sedujo de él?

-Eduardo es un hombre sabio, con una luz especial y un corazón enorme que, cuando lo conocí, me transmitió paz. Además me contiene, protege y logra serenarme como nadie. Pero no sólo eso, nuestra pareja es fogosa: somos pura pasión. Mi astrólogo siempre me decía que nunca me iba casar porque yo huía del compromiso y Eduardo logró lo que ningún otro hombre: enamorarme para toda la vida.  

-¿Habías recibido otras propuestas de casamiento antes de la de Eduardo?

-¡Si! ¡Varias! Y a todas las rechacé. Hoy sé que lo hice porque estaba esperando al amor de mi vida: el primer y último hombre con el que voy a estar.

-¿La diferencia de edad entre ustedes se siente en algún momento?

-En ninguno: Eduardo tiene más energía que yo. Además compartimos los mismos gustos y nos complementamos súper bien: no tenemos rutinas y disfrutamos de cada actividad que emprendemos juntos como la terapia de flores que comenzamos  en pandemia y nos tiene fascinados.

Un escándalo inesperado

-¿Qué sentiste cuando escuchaste el audio de Anamá Ferreira -que se viralizó hace algunos años- en el que aseguraba que habías realizado un hechizo para seducir a tu marido?

-Nada porque yo no conozco a esa mujer. Sé que ella me vió muchas veces -porque yo abría y cerraba todos los desfiles durante las semanas de la moda en la Argentina- pero yo a ella no la registro, no sé quién es. De hecho, te aclaro: jamás escuché ese audio porque yo estaba de luna de miel en el momento en que se hizo público asi que mi abogado se ocupó de solucionar todo. Entiendo que hay personas que tratan de colgarse de otras para tener un poco de visibilidad y, precisamente por ello, no me afectó en absoluto lo que ocurrió. Sí me hizo reir mucho la novela que se creó -con todos los periodistas- a partir de nuestro casamiento pero la verdad es que dejé que mi abogado actuara y yo me mantuve al margen.

-Anamá Ferreira después se retractó de lo que dijo, ¿no?

-Si, mi abogado me comentó que ella se había retractado de lo que dijo y me pareció lógico: si una persona miente y no se retracta cae de maduro lo que va a pasar. Mi abogado estaba dispuesto a actuar. De hecho, él es un genio, trabajó incansablemente, presentó las querellas correspondientes y ganamos todos los juicios. Mirá, yo soy una convencida de que todo en la vida llega: si sos una mala persona, con pasiones bajas (envidia, energía oscura) y no vibrás a una energía alta a la larga Dios te acomoda y ubica en el lugar que te corresponde. Todo vuelve. Las caretas se terminan cayendo tarde o temprano. Hay un dicho que repetiamos mucho con mi amigo Jorge Ibáñez que tiene que ver con lo que estamos hablando: "El tiempo a pone a cada uno en su lugar, a cada reina en su trono y a cada payaso en su circo".

-¿Te gustaría tener hijos con Eduardo?

-!Claro, a los dos nos gustaría! De hecho siempre lo hablamos, desde el día en que nos conocimos. Eduardo siempre me dice: “Me das todo lo que yo anhelaba y soñaba, por eso, no quiero irme de este mundo sin tener hijos con vos, el amor de mi vida”. Es emocionante escucharlo decir eso. A veces lo miro y le digo: “Te esperé mucho tiempo, amor” y él me contesta: “Yo te esperé mucho más, Eli”.

-Finalmente lograron encontrarse

-¡Y es lo único importante! Da igual lo que hayamos sufrido antes de conocernos -que fue mucho e hizo que el tiempo pareciera eterno- porque hoy nos amamos y lo disfrutamos a pleno. Si llegamos a tener un bebé será el mejor regalo que Dios nos pueda dar. Nosotros tenemos un lema con Eduardo -bueno, en realidad era mio pero él se copió (se ríe)- y es el siguiente: “Vivir nuestra vida intensamente. Hagamos lo que hagamos, hagamoslo al 100”.

Producción: Marité Rizzo

Fotos: Chris Beliera

Edición de video: Cristian Calvani

Maquilló: Mauricio Camilo (@mauriciocamilomaquillador) y peinó: Carmen da Silva para Cerini.

Ropa: Gabriel Lage, Adrián Brown, joyas Rubí Rubí (@rubirubioficial) y zapatos by Sil Bauzada (@stilettossyl)

Agradecemos muy especialmente al Palacio Barolo (@palaciobarolo) y a Gabriela Vidal (@gabyvidal)

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig