500 años de empapelados: una tendencia de decoración con historia – Para Ti
 

500 años de empapelados: una tendencia de decoración con historia

El empapelado o papel tapiz es un ítem deco que vive un nuevo boom. Mirá la evolución a través del tiempo, desde el 1500 a su renovada actualidad.
Deco
Deco

El empapelado de pared que hoy es tendencia de decoración de interiores tiene una larga historia, y adorna hogares y espacios sociales desde hace siglos, experimentando y reflejando cambios de estilos y tendencias a través del tiempo.

Con esa premisa es que HomeAdvisor junto con el estudio creativo NeoMam Studios con sede en el Reino Unido llevaron adelante un proyecto que recrea la línea de tiempo -la evolución y los cambios- del papel tapiz, desde 1500 hasta 2000, más un bonus que llega hasta la actualidad.

La historia del empapelado

Aunque nunca pasó totalmente de moda, hoy el empapelado en todas su versiones -colores, patrones y texturas- es hit de la decoración de interiores del hogar, en todos los ambientes y paredes.

Pero, lejos de ser una moda exclusivamente actual y mucho menos pasajera, su tradición de más de 500 años está a la vista.

Mirá estos papeles tapiz a través del tiempo, para saber el origen del fenómeno actual y, de paso, inspirarte para pensar en el que mejor iría con tu casa.

De hecho, ese es el objetivo del proyecto de HomeAdvisor: “inspirar presentando nuevas formas de pensar sobre los espacios de los hogares y la historia del diseño”.

1500. Empapelado para todos

Foto: gentileza HomeAdvisor/NeoMam Studios

El papel tapiz se hizo popular en Europa en la época del Renacimiento, en parte debido a la llegada de las técnicas de impresión en madera de China.

Los europeos adinerados ya habían decorado sus paredes con tapices, pero en el 1500 se convirtió en una opción más accesible y al alcance del ciudadano común. Eran inmensos cuadrados (no rollos) que se repetían en una misma pared.

1600. El gremio de los creadores y aplicadores de empapelados

Foto: gentileza HomeAdvisor/NeoMam Studios

A fines de siglo, en Francia lo aplicaban en serie los miembros del Gremio de Paperhangers.

Estos artesanos desarrollaron papel tapiz con impresiones de gran calidad y con opciones de producción más rápidas.

Como muchos de los primeros papeles pintados imitaban el aspecto de materiales más caros es una de las razones por las que el empapelado cargó el estigma de ser “barato” y presuntuoso.

1700. Los empapelados conquistan Estados Unidos

Foto: gentileza HomeAdvisor/NeoMam Studios

El empapelado de pared conquistó las casas de Estados Unidos en 1700, mientras que del otro lado del mundo, en China, se asociaban al mercado de lujo, con diseños únicos y exclusivos.

El papel chino estaba pintado (no impreso) con escenas de pájaros, plantas y la vida diaria en lugar de un patrón repetido.

En esta década, en USA los colonos adinerados en áreas más pobladas lo importaron de Europa, y en Gran Bretaña la popularidad del papel tapiz llevó al gobierno a comenzar a cobrar impuestos a la industria.

1800. La revolución del empapelado

La revolución industrial permitió la producción en masa del papel tapiz, provocando el primer gran boom mundial de esta técnica. 

Por esta época se creó la primera máquina de impresión de empapelado que se imprimía en rollos largos (en lugar de piezas separadas pegadas).

Foto: gentileza HomeAdvisor/NeoMam Studios

Así, era posible utilizar papel más barato y de aspecto menos lujoso, de modo que  todos, excepto los más pobres, podían empapelar sus habitaciones.

Y sus patrones de multiplicaron, replicaron y variaron a la medida de sus consumidores.

Prevaleció el arte geométrico y los estampados ornamentales.

El famoso William Morris del movimiento Arts & Crafts infundió belleza en los hogares al diseñar papeles inspirados en la naturaleza con técnicas preindustriales.

Mientras tanto, los “reformadores del diseño” como A. W. N. Pugin adoptaron la postura que el papel tapiz debía ser ornamental y no imitar el mundo tridimensional de plantas y caballos.

Foto: gentileza HomeAdvisor/NeoMam Studios

1900. Los empapelados ¡para toda la vida!

En esta década las posibilidades de impresión crecieron, igual que los materiales que hicieron del empapelado un artículo durable, para todos los gustos y presupuestos.

Se imprimieron y pegaron resmas de papel tapiz en una amplia variedad de estilos, especialmente en el extremo más barato del mercado.

El papel tapiz se volvió más duradero y menos propenso a desteñirse.

Pero a medida que se expandió el horizonte de diseño de papel tapiz, los modernistas buscaron silenciar el ruido con simplicidad. Le Corbusier exigió en 1925: “todos los ciudadanos deben reemplazar sus tapices, sus damascos, sus papeles de pared, sus plantillas, con una capa lisa de Ripolin blanco”. Aún así, las habitaciones del siglo XX estaban empapeladas con estilo y audacia.

Foto: gentileza HomeAdvisor/NeoMam Studios

2000. La reinvención del empapelado de pared

El papel tapiz evidenció una gran crisis de estilo y reputación por los años ´80 que duró hasta hace unas décadas, cuando el empapelado volvió a ser una alternativa elegante de decoración del hogar.

Foto: gentileza HomeAdvisor/NeoMam Studios

Hoy el empapelado -como el disco de vinilo- volvió a ser una forma agradable de llevar un gran diseño a la decoración de interiores, sobre todo una vez que artistas plásticos, diseñadores de moda y diseñadores gráficos se sumaron a su confección.

Fuente original:  500 Years Of Wallpaper Design 

Más información: parti.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig