Belleza

Cómo elegir el corrector de ojeras según tu tono de piel

Llega fin de año y puede ser que estés más cansada que lo habitual y uno de los signos que delatan tu agotamiento ¡son las ojeras! No desesperes porque tenés recursos para disimularlas mientras esperas la llegada de tus vacaciones.

Corrector de ojeras. Foto Pixabay

Antes de que salgas a buscar un corrector de ojeras, te pasamos algunos tips para que tengas en cuenta y termines consiguiendo el efecto fresco que buscas.

Siempre recordá que una de las cosas que hace que nuestro rostro se vea radiante es la uniformidad en el tono de piel. Con los años la exposición solar, la polución y muchos otros factores hacen que la piel del rostro pierda uniformidad en su tono.

Las ojeras suelen tener un color distinto al del resto de la cara y lo importante es entender cómo neutralizar ese tono para luego unificar todo el color del rostro . Lo primero que tenés que hacer es detectar de qué color son tus ojeras.

Corrector según el color de tus ojeras

Existen variantes de corrector según el color que quieras disimular. Si tenés dudas, siempre podés recurrir a una profesional en la cosmética que te va a ayudar a dar con el tono que necesitas.

Corrector de ojeras. Foto Pixabay

Salmón. Las ojeras verdosas se cubren con un corrector en tono salmón, en pieles muy blancas el corrector rosa o blanco funciona muy bien.

Amarillo. Para neutralizar las imperfecciones de tono violáceo o morado, el amarillo es tu color de corrector.

Verde. Mientras que si tu problema son los granos o rojeces, lo mejor es un corrector verde.

Morado. El corrector morado funciona cuando hay manchas amarillas.

Naranja. Si las ojeras son amarronadas, el naranja las cubre bien.

Blanco. Ojo con el blanco porque funciona como iluminador y no sirve para tapar ojeras. Por el contrario, las puede destacar más y hacer que te veas como si llevarás un antifaz.

Notas relacionadas

Bitnami