Así se renovó un departamento para una familia de cuatro integrantes – Revista Para Ti
 

Así se renovó un departamento para una familia de cuatro integrantes

Así se renovó un departamento para una familia de cuatro integrantes
Funcional, versátil, cómodo y estético. Así podríamos definir a este depto de 115 m2 rediseñado y adaptado a las necesidades de una familia de cuatro integrantes.
Deco
Deco

Antes de la reforma, la casa contaba con un larguísimo pasillo para acceder a todos los espacios: tres habitaciones -una para los padres y otras dos para cada uno de los hijos-, un cuarto de baño, un mini aseo, una cocina cerrada y un gran comedor con living integrado.

Esta distribución era típica en los años 70, pero a los actuales propietarios no les resultaba cómoda y buscaban, hacía bastante tiempo, crear una linda sensación de hogar. Y es que tenían la impresión de vivir en un laberinto lúgubre para nada inspirador.

Tanto Maria como Thomas -los dueños de casa-, supieron transmitirle al estudio de arquitectura Piano Piano esa sensación de encasillamiento con un tipo de vida preestablecida, no querían esa distribución ni para ese tipo de vida, ni para el que llevan ahora ni para el que llevarán dentro de diez años.

Ellos querían un departamento en el que quepan muchos tipos de vida: recibir amigos, hospedar familia, estudiar, trabajar, jugar… Todo ello con la condición física de demoler y construir lo mínimo. Así que la labor de las arquitectas del estudio comienza con la revisión de la jerarquía heredada.

Tuvieron que actualizar y modificar la estructura de uso establecida para incitar el interés de los usuarios y acortar la distancia entre la nueva distribución de su casa y su modo de vida.

En primer lugar hicieron el ejercicio de desvincular a los espacios de sus meras funciones de tránsito de recibiendo, de estar. Querían llegar a una trama espacial sin jerarquías, sin instrucciones de uso y, sobre todo, sin fecha de caducidad.

En segundo lugar, con el fin de ser minimalistas en la intervención, hicieron un estudio de las fracturas necesarias a realizar tanques para acortar o incluso anular el pasillo del que partieron. A su vez, crearon nuevos trazados de circulación de los usuarios y de la iluminación natural.

La estrategia distributiva consistió en el derribo parcial del tabique de la cocina, en la apertura controlada de huecos en varios puntos de la tabaquería existente y en la ubicación de un cubículo que no llega al techo en la zona central.

Con esas pequeñas acciones consiguieron una retícula de espacios concatenados, un pasillo difuminado, múltiples circulaciones, visuales infinitas y entradas de luz que llegan a todos los rincones de la casa. Una no jerarquía en la que los usuarios pueden utilizar los espacios a su mero placer.

El volumen situado en la posición central de la casa es la base fundamental del proyecto, ya que además de albergar el lavadero, la despensa, los libros de cocina, los productos de limpieza, el microondas y parte de la cocina, se puede rodear infinitamente a medida. Y es en este paseo donde se va dando paso a las diferentes estancias de la casa.

También es importante el hecho de que no llegue al techo ya que permite que desde cualquier punto de la casa haya conexión y entendimiento visual de la nueva trama habitacional. Es lo que da nombre al proyecto “la volteta”. La Volteta, a su vez, estará abrazada por armarios y estanterías, un pasillo equipado que fortalece la idea de prescindir de él.

La cocina como centro neurálgico de la casa. Los dueños querían que sea el punto de encuentro principal. Tal es el poder de convocatoria de este espacio que ya desde el acceso te da la bienvenida, y ese acompañamiento visual es continuo desde cualquier espacio limítrofe de la casa.

Los materiales y la construcción de la época no son la mejor calidad, aún así no querían que esta nueva etapa de ocupación prevalezca sobre la anterior por lo que se propone una intervención sutil con el fin de que ésta llegue a confundirse con lo existente. Una suma de épocas.

Otorgaron personalidad a la intervención con un revestimiento brillante verde botella con el que se resuelve dar volumen de la ducha, la bandeja que te recibe al entrar en la vivienda y una zona del nuevo banco de uno de los espacios. Mismo revestimiento en tres zonas que ayuda a encontrar el equilibrio entre el material heredado y el nuevo introducido.

Ficha técnica

Ubicación: Valencia, España

Arquitectos: Piano Piano Studio

Área: 115 m2

Año: 2020

Fotos: Milena Villalba

Suscribite al newsletter de Para Ti Deco

Si te interesa recibir el newsletter de Para Ti Deco cada 15 días en tu mail con las últimas novedades e ideas inspiradoras sobre decoración & lifestyle, completá los siguientes datos:

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig