Así es el penthouse de Lucía Saravia: diseño interior de lujo y la mejor ubicación de Punta del Este – Revista Para Ti
 

Un penthouse con diseño interior de lujo y en la mejor ubicación de Punta del Este

En un edificio del multipremiado arquitecto Mario Roberto Alvarez, ubicado en un punto de La Barra desde el que se tienen las mejores vistas de Punta del Este, la modelo uruguaya Lucía Saravia y su marido, el empresario Juanjo Etcheverrito, armaron su pied á terre esteño con un estilo único e impactante. Un adelanto de esta magnífica propuesta que podés recorrer al detalle en la próxima edición de Para Ti Deco.
Deco
Deco

La modelo Lucía Saravia y su marido, el empresario Juanjo Etcheverrito, se ocuparon personalmente de decorar cada rincón de este penthouse de generosos 1250 m2 totales, con una increíble vista abierta hacia el mar de un lado y el arroyo Maldonado del otro, y que sorprende con una decoración única y superlativa, pensada al detalle.

Un detalle del desborde infinito de la piscina de 17 metros de largo, en la cara que da hacia el interior. La galería con piso de deck, paredes de lapacho y techo envarillado, acompaña su recorrido.

Una piscina de 17 metros de largo

El departamento suma en la segunda planta una piscina de diseño alargado y desborde infinito, que tiene 17 metros de largo (sí, se leyó bien) y se ubica hacia el frente y entre dos terrazas: una que mira el mar y la otra hacia el arroyo Maldonado. Este nivel del penthouse fue concebido como “casa de verano” y suma además living, comedor con cocina integrada, barra frente a la pileta, parrilla y kamado exterior.

Este nivel del penthouse fue concebido como “casa de verano” y suma living, comedor con cocina integrada, barra frente a la pileta, parrilla y kamado exterior.

Cada una de las terrazas tiene otra propuesta. El comedor exterior, por ejemplo, cuenta con una mesa circular súper amplia y con el sistema lazy Susan (base giratoria). La acompañan unas sillas de rattan. Para ganar sombra, se dispusieron unos toldos tipo vela de sunbrella. Todos los pisos de exterior son decks de lapacho.

El fogón (fire pit) fue estratégicamente ubicado en una de las terrazas laterales que ofrece una vista de lujo hacia la salida de la luna. Un sillón diseñado en ronda con estructura armada con la misma madera de lapacho de todo el deck, abraza al hogar de hierro central.

Una imagen del living, rico en detalles únicos. (Fabián Uset).

Arte y piezas únicas en el living

El majestuoso living remata en 15 metros lineales de ventanal hacia el frente: todo luz, mar y horizonte. Tiene un sofá en "L" de 10 metros de largo (modelo Cloud, en pluma con fundas de lino, comprado en Restoration Hardware), junto a tres escultóricas mesas de raíz, todas piezas únicas realizadas por los artistas Silvestre Jacobi y Lucila Dickinson (Galería Silu): en una de ellas, sorprende el ajedrez gigante de madera.

Y hay más. El cielorraso de este ambiente es de listones de lapacho, con un calado en “S” que por la noche se ilumina. Una alfombra de cuero de vaca con pelo, de 10 x 6 metros (realizada junto a Taller Tróccoli) le da contención a este sector sobre el piso de madera de bambú. De fondo, se luce una de las estrellas del depto: un mural de 8 x 3 m con musgo natural en estado latente (@verde.facil).

En el living de la planta alta, las arte vuelve a decir presente. (Fabián Uset).

El living del piso superior es una mini versión del principal y se utiliza mayoritariamente como zona de juegos. Aquí son unas esculturas con apariencia de troncos de palmeras las responsables de sumar privacidad. La mesa con base de raíz (todo de Galería Silu) es la absoluta protagonista junto al tríptico.

La suite principal y su envidiable vista a la costa: un mar de sueños. (Fabián Uset).

Suite con vista al mar y un baño de spa

La suite principal tiene una vista sin interrupciones hacia la costa y el mar. El sommier aparece suspendido sobre una plataforma realizada en madera, y que incluye a las mesas de luz y el respaldo. Diseñado en suite, el ambiente suma un baño digno de spa, con sauna, vestidor y sala de masajes: un total de 210 m2 dedicados al hedonismo.

Un sector del baño en suite, que suma además jacuzzi, sauna y sala de masajes. (Fabián Uset)

Un dormitorio de cuentos

El dormitorio de las más pequeñas de la casa tiene una mezcla de materiales (lapacho, roble, mimbre). Las dos camas (Pottery Barn) con respaldo envolvente, suman a sus pies unos baúles de mimbre, mismo material de la mesa de luz doble y el carrito de bebés mini. Tapices y telas le imprimen un extra de calidez. (Izq.) Un detalle de la biblioteca de juguetes.

El dormitorio de las niñas, con muchos detalles que le dan calidez. (Fabián Uset).

Fotos: Fabián Uset.

Más información en parati.com.ar

 

Más Para Ti

 

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig