Claves para tener suculentas en casa: características, cuidados y riego – Revista Para Ti
 

Claves para tener suculentas en casa: características, cuidados y riego

Tener nuestro reino de suculentas es más fácil de lo que imaginás. Solo hay que relajarse y dejarlas crecer con muy pocos cuidados.
Deco
Deco

Cualquiera de nosotros puede tener su reino de suculentas. Solo se trata de dedicarles un poco de tiempo una vez por semana. Y con esta ola de calor y aprovechando los días de vacaciones podemos dedicarnos un par de horitas a la jardinería que nos hace tan bien a la vista.

Aquí no vamos a clasificarlas por su nombre ya que es una reflexión para motivar a principiantes a tener algunas en casa. En mi caso fue mi madre la precursora en tenerlas y regalarme algunas.  Se caracterizan por tener sus hojas carnosas o regordetas, ya que almacenan toda la humedad que pueden porque crecen en lugares secos o con pocas frecuencias de lluvias.

Si sos de las que dicen “no me dura ninguna planta”, acá te damos la solución práctica y fácil para tener un espacio decorado con lindas macetitas coloridas y vistosas. El secreto es dejarnos llevar por la magia de la naturaleza que se abre paso solo con un poco de sol y agua.

Suculentas

Lo primero es pensar donde van a poner las diversas variedades; si hay mucho sol, si corre el viento fuerte o si van a estar adentro, es decir, cuáles son las condiciones del ambiente donde van a vivir sus nuevas “bellezas”. Prestemos especial atención si tenemos losa radiante, ya que habría que cuidarlas mucho más porque reseca el ambiente y pueden morirse con más facilidad.

Lo segundo es date una vuelta por el vivero de confianza y consultar por las suculentas disponibles. Hay expertos en las mismas que les pueden indicar las más convenientes según el espacio donde vivan o trabajen.

Una vez que tenés las suculentas en casa, es aconsejable pasarlas a macetas más grandes para que puedan crecer: pueden ser de diversos materiales como cerámica, barro, plástico, vidrio o envases de metal reciclados. Para eso vas a necesitar tener bolsas de tierra tipo compost o un sustrato específico para suculentas que se consigue en algunos comercios especializados. Lo ideal es que la mezcla de tierra sea con algún mineral (como perlita), así se vuelve más porosa y drena mejor la humedad.

Finalizada la tarea anterior, entonces colocala en la mesa del patio, en ventanales, en el jardín o en el balcón. Asimismo, quedan muy elegantes colgadas en una pared.  Por otro lado, existen especies aptas para estar dentro sin necesidad de luz natural o sol.

Las ventajas de las suculentas es que se riegan cada 10 días aproximadamente con poca agua (sin inundar las macetas), dependiendo de la temperatura ambiente. En estos días de tanto calor y sol, recomiendo tocar la tierra y si la misma está seca o apelmazada echarles un poco de agua. Como a toda planta ellas aman la lluvia, ya que tiene cierto grado de acidez que las ayuda a absorber los nutrientes.  

Son muy fáciles de cuidar. Verlas crecer y reproducirse es algo maravilloso, ya que con una hojita o un gajito vuelve a salir otra plantita al lado. También las podés poner directo en la tierra y se esparcirán mucho más libres. Justamente el caos es para estas reinas que no requieren de orden porque son así “relajadas”.

Amo esta variedad de plantas que conocí mejor durante la pandemia, ya que sino saben nada sobre ellas, van a aprender en base a  la experiencia de cuidarlas día a día.

Suscribite al newsletter de Para Ti Deco

Si te interesa recibir el newsletter de Para Ti Deco cada 15 días en tu mail con las últimas novedades e ideas inspiradoras sobre decoración & lifestyle, completá los siguientes datos:

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig