La «otra» vida de Mauro Viale: era obsesivo del orden, adicto al trabajo y seguía enamorado de la mujer con la que se había casado hace más de 50 años – Para Ti
 

La "otra" vida de Mauro Viale: era obsesivo del orden, adicto al trabajo y seguía enamorado de la mujer con la que se había casado hace más de 50 años

Cómo era el periodista en su vida familiar, en la intimidad de su casa. Así lo definió la que mejor lo conoció: Leonor Amalia Schwadron, su mujer de toda la vida.
News
News

Mauro Viale - cuyo nombre real era Mauricio Goldfarb- estaba casado hace más de 50 años con Leonor Amalia Schwadron. Ella era psicóloga, y además de tener un centro de terapia infantil, hacía columnas en el programa de su marido. Fue quien más lo conoció.

Mauro y Leonor, juntos más de 50 años.

Juntos formaron una familia a imagen y semejanza porque sus hijos, Jonathan e Ivana siguieron respectivamente, los pasos de sus padres en el periodismo y en el psicología.

Foto familiar.

"Es un adicto al trabajo, un obsesivo del orden", definía a su marido, Leonor en un programa de Pamela David al cual concurrió con Mauro Viale.

Con Jonatan en la cancha.

Incluso llegó a quejarse del poco tiempo que pasaban juntos. "Una vez al año, 15 días de vacaciones", declaró. Y siguió elogiando a su marido enumerando: "Es inteligente, seductor, no entiende el descanso como opción".

Ivana Viale es psicóloga pero trabajó en producción.

Por su parte, él se jactaba de seguir enamorado de su mujer: "Es extraordinaria, inteligente y dueña de una visión distinta del resto de las personas".

"Es muy seductor... Me tengo que cuidar", decía medio en broma y medio en serio Leonor en aquel programa frente a Pamela David. Y contó que se conocieron en una salida de amigos, habían ido al cine y "él en lugar de ver la película, me pidió el número de teléfono y no dejaba de mirarme", relató ella.

Mauro y Leonor en el casamiento de Jonatan.

Durante 40 años, Leonor acompañó a Viale con la producción televisiva, después se metió de lleno en la psicología. Y estaba orgulloso del "trabajo de entramado y cuidado" con sus hijos que había hecho su mujer.

El día que nació Romeo, el hijo de Jonatan.

Los fines de semana Viale se lo dedicaba a la familia, el sábado o el domingo se juntaban con Jonatan, su mujer y su hijo a almorzar o cenar. "Mi vieja siempre me defiende a mí, y mi mujer a él", contaba en otra entrevista Jonatan Viale refiriéndose a su papá.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig