La historia de amor de Chiche Gelblung y Cristina Seoane: empezaron con el pie izquierdo, superaron sus adversidades y llevan 45 años de casados - Revista Para Ti
 

La historia de amor de Chiche Gelblung y Cristina Seoane: empezaron con el pie izquierdo, superaron sus adversidades y llevan 45 años de casados

El periodista y la ex modelo atravesaron todo tipo de tormentas, pero también los momentos más felices de sus vidas: 45 años de casados, tres hijos y siete nietos.
News
News

Chiche Gelblung y Cristina Seoane se conocieron en la producción de tapa de los "Personajes del año" de Gente: él era el director de la revista y ella estaba por ser la modelo que más había trabajado. Su historia de amor es un claro ejemplo de superación y elección constante. "Nos conocemos demasiado y pasamos cosas sumamente fuertes: intentos de secuestro, persecuciones, exilio, engaños, el nacimiento de nuestros hijos (Federico, María y Magdalena), y la alegría de convertirnos en abuelos. Son demasiadas cosas", explicó ella timpo atrás en una entrevista con Para Ti.

Sin embargo, lo suyo no fue amor a primera vista. Cristina estaba casada, pero cuando conoció al periodista se sintió muy atraida hacia él: "Tenía el pelo largo, con flequillo y una corbata muy grande, estaba muy bueno". Al año siguiente ella se separó "por otros temas" y fue contratada por Chiche para trabajar como productora de fotografía en la revista. "Empezamos a pegar onda y terminé de novia con mi jefe. ¡Hasta que nos peleamos y renuncié!", recordó entre risas.

"Me metía los cuernos, tenía tres relaciones paralelas. ¡Era un mentiroso profesional! Y mirá que yo era regia, joven, linda, inteligente… él no tenía necesidad de salir con otras", detalló Seoane sobre la crisis de pareja que tuvo con Gelblung. Al respecto, el conductor reconoció que era muy "inmaduro" porque le gustaban todas las chicas y no podía sostener una sola relación.

Cristina Seoane y Chiche Gelblung
Cristina y Chiche.

En aquel entonces, Chiche salía también con otra compañera de trabajo, quien a su vez tenía otra relación con una mujer. "Esa otra chica, como represalia a su amiga que estaba indecisa entre ella y yo, un día se lo contó a Cristina y se armó el gran quilombo de mi vida. Se hablaron entre todas y me destrozaron. Incluso intenté irme del país...", relató el periodista. Y continuó: "Las tres se metieron en mi casa y ¡me la hicieron mierda! Cristina me tiró por el balcón de un piso 15 todos mis discos, gemelos y relojes. Otra me cortó la almohada en pedacitos, otra las corbatas y los trajes. Me castigaron demasiado". Aunque luego admitió: "Siempre fui un infiel patológico y serial".

Para reconquistar a su gran amor, Chiche tuvo que hacer de todo. "Me mandaba flores, me bombardeaba a llamados, me lloraba…", señaló Cristina. En ese sentido, él aseguró que jamás volvió a "meterle los cuernos". "Te lo juro por mis hijos. Los grandes infieles, cuando sientan cabeza son totalmente fieles", remarcó. Pero a su mujer le costó recuperar la confianza, y cada tanto "le armaba unos escándalos terribles que a él no le quedaba otra que aguantárselos". Hasta que finalmente ese mal trago quedó en el pasado, y hoy no dudan en afirmar que se volverían a elegir el uno al otro.

A pesar de ese comienzo problemático, los celos no fueron un gran inconveniente (Chice dice serlo un poquito), aunque sí tuvieron que hacer terapia de pareja unas dos o tres veces. "Pero fue más en relación a los hijos que por nosotros. El tema de cómo criar y educarlos genera grandes conflictos en la
pareja, porque uno nunca está seguro de estar haciendo bien las cosas", explicó Gelblung.

Familia numerosa: Chiche y Cristina tienen tres hijos y siete nietos

Si tuvieran que mencionar tres virtudes del otro, el periodista elige la "solidaridad, la ternura y la belleza" de la ex modelo. Ella, por su parte, rescata "su inteligencia, su gran sentido del humor y que sea tan buen amante". En cuanto a sus defectos, Cristina señala que el padre de sus hijos "a veces es gritón", mientras que el conductor sostiene que "ella a veces equivoca el objeto del enojo y se la agarra conmigo, pero no lo calificaría como un defecto".

Para Cristina Seoane, lo mejor de envejecer juntos es conocerse tanto y seguir queriéndose como el primer día. "Y tener ganas de seguir juntos... Cuando miro desnuda a mi mujer la veo exactamente con la misma belleza del primer día", cerró Chiche Gelblung.

Más información en parati.com.ar

 

Más Para Ti

 

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig