Los 70 años de Guillermo Vilas: Phiangphathu Khumueang, la incondicional mujer que lo acompaña en la enfermedad – Revista Para Ti
 

Los 70 años de Guillermo Vilas: quién es Phiangphathu Khumueang, la incondicional mujer que lo acompaña en la enfermedad, se llevan 30 años de diferencia y tienen 4 hijos

Ella es quien acompaña a Guillermo Vilas y es su mayor sostén en el complicado momento de salud que está atravesando. Tiene graves problemas cognitivos que lo mantienen desde hace tiempo apartado de la vida pública. 
News
News


"Vilas no es el Vilas de antes, el verborrágico, el poeta, el que dibujaba un arcoíris con vocales y consonantes", decía hace un tiempo el diario Olé refiriéndose a la situación del ex tenista. Este 17 de agosto, Guillermo Vilas está cumpliendo 70 años, y cada vez se hace más evidente su deterioro cognitivo. Esta situación lo mantiene apartado de la vida pública, en Mónaco, donde se instaló con su familia. Y Phiangphathu Khumueang, su mujer, se convirtió en la compañera incondicional en este complicado momento de su vida. Ella está a su lado siempre.

Guillermo Vilas con su familia hoy en Mónaco. Foto: IG.

Este miércoles, su familia compartió una foto con la torta y una velita por los 70 años del tenista. "¡Feliz Cumpleaños Guillermo! –Familia Vilas ❤️❤️❤️❤️❤️❤️", escribieron junto a la foto.

Cumpleaños de 70 de Vilas
La torta por el cumple de 70 años de Guillermo Vilas. Foto: IG
Cada vez que puede se pone a jugar al tenis con sus hijos. Foto: IG.

Ella lo atiende, vive pendiente de él y postea en su cuenta de Instagram esos momentos en los cuales la enfermedad mental que sufre -Vilas padece un deterioro cognitivo similar al Alzheimer- le da un respiro. En uno de los programas con Juana Viale, José Luis Clerc que está todo el tiempo en comunicación con él y y su familia aseguró que "está estable". Pero el tiempo pasa y el avance de la enfermedad es inevitable.

Phiang es la mujer incondicional de Guillermo Vilas. Foto: IG

El mejor tenista argentino de todos los tiempos, ganador de 64 títulos de la ATP, cuatro de ellos Grand Slam, y gran rival de Nadal durante años en las estadísticas por ser el jugador con más triunfos en tierra batida, sufre de pérdida de memoria, incluso por momento llega a desconocer a sus amigos, tiene algunos momentos de lucidez pero no tiene plena conciencia de lo que sucede a su alrededor". Triste.

Un posteo de hace dos días de la cuenta de Guillermo Vilas: jugando con una de sus hijas. Foto: IG

La historia de un amor

Desde 2005, Vilas está casado con la tailandesa Phiangphathu Khumueang, que es tres décadas más joven que él, a quien conoció en un centro comercial de Bangkok y de quien se enamoró perdidamente.

Se casaron en Buenos Aires. Foto: IG

Hace más de una década y media, en 2000, Vilas estaba en Tailandia, paseando por el Mahboonkrong Center, el centro comercial más importante de Bangkok. Casualmente por allí paseaba Phiangphathu Khumueang, con un vestido blanco entre tantas chicas de jeans, y llamó su atención. Él se enamoró al instante.

El casamiento de Phiang y Vilas. Foto: IG

Posteriormente en una entrevista comentó: "Cuando nos conocimos, ella no sabía quién era. Creía que era leñador y que tenía muchas vacas. Hasta que me vio los zapatos y ahí se dio cuenta de que no era leñador".

Se casaron el 16 de mayo de 2005 en la parroquia Nuestra Señora de las Mercedes, en el barrio de Belgrano, después de pasar por el registro civil y por la embajada tailandesa en Buenos Aires.

Con dos de sus hijas. Foto: IG

Tienen cuatro hijos: Andanin, nacida en 2003 en París; Lalindao, en enero de 2010, en Miami; Intila, en diciembre de 2010, en Buenos Aires; y Guillermo, que nació en Mónaco en abril de 2017.

Amor incondicional. Foto: IG

Phiang suele compartir en su cuenta de Instagram momentos de Vilas con sus hijos, en especial cuando juega con ellos al tenis. Andanin es una de las debilidades de Vilas: juega al tenis, compitió en la categoría Sub 14 y hasta debutó en el court central del Buenos Aires Lawn Tennis Club, en julio de 2014.

Aquel 2000, Vilas viajó a Tailandia a buscar un poco de paz. Y la vida quiso que se cruzara con Phiang, cuyo nombre significa "La Bella Mar". Hoy ella, sin duda, es su paz en medio de ese torbellino mental que de a poquito se va llevando al tenista verborrágico que una vez supo ser.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig