Deco

La remodelación de un PH abandonado en vivienda y oficina (con bajo presupuesto)

Un PH deshabitado durante 20 años, un presupuesto acotado y el deseo de transformarlo en hogar y oficina. Fue el desafío de un estudio de arquitectos en una remodelación en el barrio de Villa Crespo. Antes y después… ¡Misión cumplida!

Veinte años de absoluto abandono habían hecho estragos en este PH del barrio de Villa Crespo.

Los arquitectos Paula Casado y Rodrigo Del Castillo (IG: @cdcarq) se encontraron con otros desafíos: el presupuesto era ajustado, y los nuevos dueños querían hacer rendir al máximo los metros (76 m2 cubiertos + 20 m2 descubiertos) para sumar un espacio de home office que fuera flexible, es decir, que se permitiera también otros usos cuando no se trabaja.

De modo que la primer misión fue redistribuir los espacios para lograr cierta independencia entre la vivienda de uso diario (en la planta baja, nivel de acceso) y el nuevo espacio (estudio) en un segundo nivel conectado con el exterior a través de una terraza.

En el pequeño living, juego de mesas redondas de madera paraíso y patas metálicas. Colores neutros en las telas de almohadones y tapizados. Mesa de madera lustrada con cuatro sillas para el comedor. La cocina está integrada.
  • El antes de la escalera, escondida detrás de una pared revestida en madera que oscurecía aún más el espacio.
  • El antes del living, sin la cocina integrada.

En el área social se armó un esquema de área social abierta con cocina integrada, que le da vía libre a la luz y permite una experiencia open space. Se respetó la pared medianera original de ladrillo, que se pintó de blanco para acentuar su presencia.

Como se trata de un PH entre medianeras en el que era imposible agrandar las ventanas hacia la calle, se generó una gran apertura en el techo sobre la escalera que genera un importante ingreso de luz. La reforma permitió además sumarle un vestidor al dormitorio existente.

En la cocina abierta, alacenas en melanina roble miel y bajomesada en melanina blanca. Se diseñó además una lacena colgante en chapa y vidrio texturado.
Contra esta pared se armó la nueva cocina.

La paleta de colores neutra que unifica ambos niveles y permite integrar lo nuevo y lo existente. Materiales nobles como la madera, la chapa y el vidrio se repiten en los distintos espacios.

  • El vestidor continúa con la pared de ladrillo a la vista. del living
  • Un close up del dormitorio.

El sueño de tener un estudio en un PH

El ascenso al estudio y la terraza está determinado por la original escalera con techo de vidrio, responsable de bañar de luz todo el área social.

Para realizar el cierre de esta escalera que lleva al estudio y la terraza, también se utilizaron hierros y sobrantes de la obra. Esta decisión contribuyó a reforzar el aire industrial que caracteriza a la vivienda.

  • Escalera con techo de vidrio
  • La transparencia es clave en el primer piso.

En el estudio, una pareja de mesas con tapas de Dekton Sirocco, base metálica y ruedas aportan flexibilidad en el uso, de día escritorios de trabajo y de noche la mesa ideal para reuniones con amigos.

Acompaña el conjunto una biblioteca liviana con estructura metálica y madera color roble miel que estimula el ambiente laboral. Todos los amoblamientos fueron diseñados por el estudio y realizados a medida.

En el estudio, mesas de trabajo con ruedas tapa de Dekton.

Para agilizar los tiempos de la remodelación se colocó sobre el piso existente un piso vinílico símil madera color roble claro (Indusparquet).

Los muros de la terraza que contienen la escalera se resolvieron de manera económica con chapa acanalada negra.

Fotos: gentileza estudio Arq. Paula Casado.

Notas relacionadas