Una casa abierta y con alma de quincho

Cuando los arquitectos Karen Garber y Guillermo Gorodo aceptaron este proyecto, el pedido de los dueños tenía un solo propósito: querían un espacio amplio, flexible y poco pretencioso donde compartir fines de semana entre amigos cuando pase la cuarentena. Su respuesta fue esta vivienda simple, de líneas modernas y fabriles, con grandes dosis de hierro y madera como protagonistas. Recorrela con nosotros.
El sillón modular fue realizado a medida en una tela totalmente lavable y práctica (apta para niños) y se puede reconfigurar para cambiar el diseño según la necesidad. IEl mueble tevé es de una estructura de madera maciza con estantes enchapados en madera natural de la marca Forma ( www.formamuebles.com y se decoró con objetos de /www.landmark.com.ar que acompañan la estética buscada.

Los arquitectos Karen Garber (www.arqkarengarber.com) y Guillermo Gorodo definieron la estética de la vivienda con un claro estilo industrial. “La idea era armar un espacio amplio y con pocos muebles, por eso cada elemento que se sumaba debía tener una perfecta armonía con el ambiente y con el uso dinámico que se quería lograr”, comenta la arquitecta. La clave del proyecto fue la flexibilidad: todos los muebles son fácilmente trasladables y reconfigurables según la ocasión.

Chimenea y parrilla se codean sobre una misma pared. En este sector, una barra de cemento con mesadas de mármol gana buena compañía con unas simpáticas banquetas armadas con pies de hierro óxido y estructura de viejas sillas Thonet. Lámparas galponeras (Landmark).

El gran espacio central que funciona como living, cocina, comedor, parrilla y sala de juegos, es cómodo, dinámico y versátil. La mesa del comedor para varios comensales fue comprada en el Mercado de Pulgas y realizada a medida con una base de andamios y ruedas -para poder moverla sin problemas- y lleva una tapa de lapacho reciclado. La completan unas impecables sillas de diseño industrial: el modelo Tangram, de Bottega (http://www.bottega.com.ar): piezas hechas a mano, en madera y aluminio, con asiento de cuerdas y mini respaldo de cuero y tiento. Son ligeras y apilables; otra cualidad que le va perfecto a esta casa.

Ya que era un proyecto para gente joven, nos gustó la idea de armar un estilo industrial y relajado -tipo galpón- con techos altos compuestos por cabriadas de machimbre y perfiles metálicos”, expresa la arquitecta.

La mesa del comedor se armó con una base de hierro de andamios y ruedas, fácilmente trasladable. La acompañan unas sillas de diseño. Todos los pisos se unificaron con porcelanatos de 80 x 80 cm.

La casa tiene un solo dormitorio en suite con vestidor integrado que se abre con un gran ventanal hacia el jardín. La cama y sus mesas de luz son de madera laqueada. Un sillón de cuero capitoné con apoyapiés aguarda en esquina. El toilette remata en un muro de piedra y suma una lucarna por donde se cuela la luz natural. La zona del vanitory está revestida en microcemento. Tiene una bacha de apoyo ovalada y grifería monocomando (www.barugelazulay.com.ar)

Cemento y piedra para el toilette.

Todos los pisos se unificaron con porcelanatos de 80 x 80 cm. También se logró una unidad en la paleta de colores, con base en los neutros. En la estructura predomina el hormigón visto, mientras que los detalles metálicos (como las gruesas vigas) dan la nota tanto en el cielorraso como en el frente de la chimenea y, por supuesto, en la mega parrilla, reina absoluta de esta casa.

El área social de la casa se abre por completo hacia la galería gracias a un sistema de puertas ventana corredizas con vidrios DVH que permiten integrar ambos ambientes cuando es necesario. La galería suma otra barra móvil, con estructura de hierro con ruedas y banquetas altas Thonet.

La barra exterior, que oficia de comedor de la galería, tiene una mesa móvil con tapa de madera reciclada y base de hierro de andamios. La acompañan unas banquetas Thonet.
Otra vista de la galería, desde el living de exteriores. Los muebles, de diseño depurado, combinan madera y estructuras de hierro.

El gran espacio central que funciona como living, cocina, comedor y sala de juegos es cómodo, dinámico y versátil. También se abre completamente a la galería gracias al sistema de puertas ventana corredizas DVH, integrando ambos espacios cuando es necesario. Además se colocó mismo piso de porcelanato 80×80 cm. tanto en interior como el exterior, para reforzar esta continuidad.

Producción: Mariana Soulages

Fotos: Fabián Uset.

Puede interesarte

Ir Arriba