Así es la casa de campo de Juliana Awada (donde está viviendo con su familia)

Juliana Awada está instalada con su familia (Mauricio Macri y sus hijas Antonia y Valentina) en Los Abrojos, la quinta de Los Polvorines, en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas. Se trata de una casa construida en los años 80 a la cual Juliana le dio su impronta y estilo.
Juliana en su último cumpleaños, en medio de la cuarentena, sopla las velitas en el comedor. Foto: IG

Los Abrojos es la quinta donde está viviendo en este momento Juliana Awada junto a Mauricio Macri, Antonia y Valentina. Está ubicada en Los Polvorines, en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas. Es un predio gigantesco en un entorno de campo, ubicado a metros de Campo de Mayo y de la ruta 8.

El terreno cuenta con tres casonas, una cancha de tenis, otra de paddle, dos de fútbol y pileta. La casa en donde vive Juliana con Macri fue la última en construirse, de una planta y con ladrillos a la vista: muy ochentosa. Juliana se encargó de decorarla casi en su totalidad. La casa está ubicada a un extremo del predio, a metros de la principal, que era habitada por Franco Macri y la tercera por Sandra Macri, la hermana de Mauricio que murió de cáncer.

Un comedor muy luminoso

Antonia practica karate en el comedor de la casa. Foto: IG

El comedor tiene amplios ventanales que dan al jardín, piso entablonado. Una larga mesa para 10 comensales está ubicada frente a las ventanas. La rodean sillas de estilo contemporáneo: Juliana alternó sillas con tapizado liso color beige con otras con estampa rayada. El detalle: ella siempre coloca sobre las mesas arreglos florales de plantas cortadas del jardín.

Mauricio junto a Antonio en la mesa del comedor. Foto: IG.

Juliana eligió decorar en la gama del blanco y el negro

Juliana Awada y Mauricio Macri en el living. Foto: IG.

El living de la casa cuenta con varios sillones y sofás vestidos con fundas de color blanco y acompañados de almohadones en blanco, negro y algunos en beige. La decoración en blanco y negro es parte del ADN de Juliana.

Mauricio Macri arma un rompecabezas con Antonia y Valentina. Foto: IG.

Un sofá en L es el preferido para jugar en familia. Está sobre una alfombra que respeta la gama del negro y el blanco y rodea a una mesa ratona de madera de haya. En un rincón del living, separado por unas columnas y contra unas ventanas que dan al parque, Juliana ubicó una mesa alargada que funciona como escritorio.

Un escritorio que da al jardín. Foto: IG

Sobre el escritorio que Juliana ubicó contra los ventanales, colocó una lámpara negra, distintos recipientes con flores y un florero de vidrio con -otras vez- hojas cortadas del jardín. Dos sillas Wishbone natural, última tendencia deco, acompañan al escritorio.

El aire libre, un oasis para Juliana

Este living está en la galería, sin embargo, cuando el clima lo permite, lo mueven al sol. Detalles de Juliana: el frascon la vela encendida y las hortensias cortadas del jardín en un florero de vidrio. Foto: IG.

Cuando el clima lo permite, Juliana y su familia disfruta mucho del aire libre. El living que ella armó en la galería con almohadones que siguen la misma línea de decoración que el interior de la casa, lo suelen mover al sol los fines de semana.

Juliana y su mamá en el living de la galería. Foto: IG.
Antonia juega con un amiguito en la galería. Foto: IG.

El jardín, sus plantas y la huerta, son los tesoros más preciados de Juliana. En el parque tiene una especie de túnel “vegetal”, uno de los paseos preferidos de Juliana.

Un túnel vegetal en el parque. Foto: IG.
Dos hamacas nido para columpiarse con Antonia. Foto: IG.

En un rincón del parque, un techo con cañas hace las veces de quincho rústico. Allí colocó una mesa con dos bancos largos de madera y suele armar almuerzos y meriendas.

El lugar de los almuerzos y meriendas en verano. Foto: IG

Una enredaderas colaboran dándole más sombra a este rincón que es uno de los preferidos de Juliana porque está lindante a los cajones donde tiene la huerta.

Este es uno de los rincones preferidos de Juliana, lindante a la huerta. Foto: IG.
Antonia juega debajo del techo de cañas. Foto: IG.

En otro sector del predio, debajo de un gran árbol se ubicó otra mesas con sillas. Y entre las ramas, la casita del árbol de Antonia.

Antonia corre a su casa del árbol. Foto: IG.
Antonia en la casa del árbol. Foto IG.

El mismo árbol que tiene la casita de Antonia, del otro lado tiene colgada una hamaca. Esta última tendencia en deco enamora a Juliana (hanging decor).

Puede interesarte

Juliana en la hamaca con Antonia y un bebé de la familia. Foto: IG.
Juliana, Valentina y Antonia en la hamaca del árbol. Foto: IG.

La huerta de Juliana, ordenada en cajones, está a pasos del techo de cañas. A un costado, una mesa con cuatro sillas de hierro de jardín.

Antonia junto a la huerta. Foto: IG
Antonia junto a la huerta. Foto: IG.
Antonia y su abuela recolectan quinotos. Foto: IG.

Una cocina con el sello Juliana

Juliana pasa mucho tiempo en la cocina. Foto: IG

La cocina tiene la impronta de Juliana. La mesada de mármol de Carrara continúa y trepa por la pared. Las alacenas son de color gris con detalles plateados y acompañan al piso de mosaico antiguo blanco y negro.

A Valentina también le gusta cocinar. Foto: IG.
Valentina cocinando viandas para @convidarte31, una organización solidaria que ayuda a los barrios más vulnerables. Foto: IG

Ventanales del piso al techo le dan luz y aire a la cocina. Una isla hace las veces de mesa auxiliar. Sobre una de las paredes Juliana colgó varios delantales de cocina, todos en blanco y negro.

Juliana y Valentina preparando juntas viandas para @convidarte31. Foto: IG
Una banqueta con tapizado de lino rayado acompaña a la isla. Foto: IG.
Antonia también comparte la pasión por la cocina. Foto: IG.
Otra vez, un florero con ramas cortadas del jardín. Foto: IG.

La heladera, la cocina y el spar acompañan la estética del ambiente en color plateado. Una de las paredes está pintada con pintura pizarrón. Allí se puede leer la “shopping list” (dulce de leche, huevos, pan y azúcar).

Una pared hace las veces de pizarrón. Foto: IG.

Juliana tiene muchas bandejas, recipientes y canastitas de fibras naturales.

Juliana usa bandejas y recipientes de fibras naturales. Foto: IG

Espiamos el cuarto

Antonia sobre la cama. Foto: IG.

Juliana comparte poco y nada de su cuarto. Solamente encontramos esta imagen de Antonia, chiquita, sobre supuestamente la cama matrimonial. Otro detalle que habla de la impronta de Juliana: un cubrecama estampado en blanco y negro.

Ir Arriba