Fit

Cómo incorporar la quinoa en tu dieta

Esencial para aquellos que buscan comer rico y sano, versátil para los que se aburren de comer siempre lo mismo… tomá nota porque a continuación te dejamos algunos consejos básicos para incorporarla a tu menú.

En los últimos años, dentro del auge de la comida saludable, apareció un alimento que empezó a tomar mucha importancia: la quinoa. Este cereal andino aporta más proteínas que cualquier grano pero también: hierro, calcio, fósforo, vitamina E y varias del grupo B.

Lo mejor de todo… es que es fácil de cocinar y solo se necesita un mínimo esfuerzo, además tiene distintas variedades: la más conocida es la blanca, tiene un sabor suave y requiere entre 15 o 20 minutos de cocción. Después vas a encontrar la negra y la roja, esta última más crujiente y perfumada.

¡Ojo! Es una semilla que debe lavarse muy bien antes de ser utilizada, en lo posible más de una vez y con abundante agua para que el componente tóxico que esta posee, no se deposite sobre la superficie. Este es conocido como Saponina y tiene características similares al jabón.

Ahora bien, ¿cómo cocinarla? El modo más común es hacerlo por partes, expertos recomiendan utilizar tres partes de agua o caldo por cada ración de grano. La cocción tiene que ser de 15 minutos y a fuego lento, sino, hasta que se vea transparente. Lo ideal es que quede al dente pero sobre gustos no hay nada escrito.

Otra opción es hacerlo al vapor durante 20 minutos o salteada en una sartén, eso sí, antes de hervirla… para lograr el aroma a nuez. Y si querés que mantenga su sabor y las propiedades nutricionales es prioridad que la sirvas inmediatamente.

Uno de los mayores beneficios de la quinoa es que se puede comer a cualquier hora del día en platos dulces o salados pero también… es ideal para cualquier personadesde un deportista por su alto contenido en micronutrientes, un celíaco por lo que no contiene gluten, un diabético o alguien que padece obesidad por su bajo índice glucémico y hasta para una vegetariana dado que tiene proteínas y hierro.

Como si fuera poco, esta planta sagrada es eficaz en el control del colesterol gracias a sus grasas saturadas y fibras pero también perfecta para combatir el estreñimiento.

¿Qué estás esperando para consumirla? Se consigue en varios formatos: cruda, semillas, harina, hojuelas, precocida y en barras.

Notas relacionadas

Bitnami