Confort y naturaleza a la vista en una casa en el árbol moderna y original – Para Ti
 

Confort y naturaleza a la vista en una casa en el árbol moderna y original

Inspirada en las casas en los árboles de los cuentos y películas y rodeada de árboles, la madera y las vistas se imponen en esta casa para ir descubriendo de a poco. 
Deco
Deco

Una casa en el árbol, moderna, original y funcional. Así es la Casa Carol cuya seña particular es el techo a dos aguas revestidos en madera con la naturaleza a la vista, como en las casas en los árboles de los cuentos y películas.

El ático, el detalle singular de la casa. Foto: Christian Beliera.

Un gran playroom en el ático enmarca la relación kids friendly de la familia numerosa que vive en la casa diseñada por @estudio.lak. Así como en el exterior, la madera predomina también en su interior. Piso y techo son “de la misma piel” en este espacio de diversión y juguetes.

El living con iluminación natural a pleno. Foto: Christian Beliera.

El living es el protagonista al entrar a la casa. Tiene la novedad de vestir un mueble en Petiribi con herrajes especiales para apilar las puertas y embutirlas, y así dejar la televisión a la vista o escondida. Abajo, un hogar en hierro hecho en una sola pieza.

Los sillones, las cortinas y las sillas son de @sinalmidón y las mesas ratonas y el sillón Barcelona de @landmark_ar. Las ventanas de DVH de aluminio negras de Welltechnik son apilables, integrando interior con exterior.

Los pisos son de madera Patagonia y las luces embutidas en el techo de Omniluz.

La galería exterior. Foto: Christian Beliera.

La mesa de exterior en la galeria está hecha en madera Kiri y también arenada por Pablo Amadeo. Las pantallas de papel y hierro son de Omniluz luminarias, y acompañan sillas de fibras naturales con almohadones blancos.

El ingreso a la casa. Foto: Christian Beliera.

La puerta de entrada íntegramente revestida en listones de madera de Petiribi.

La escalera tobogán, protagonista de la casa. Foto: Christian Beliera.

La escalera de entrada une planta baja con el primer piso, la zona de los cuartos. Es una escalera de madera y hierro con un tobogán para que los chicos (¡y también los grandes!) se deslicen al bajar. Sin dudas, es uno de los elementos de mayor atractivo y el diferencial de la casa.

La cocina, simple y moderna. Foto: Christian Beliera.

En la cocina, se destacan la cerámica blanca y fibras naturales. Los muebles laqueados en negro los hizo Pablo Amadeo. Las paredes y mesada estan revestidas en Mármol Neolith Calaccata y los artefactos son Smeg.

El dormitorio principal. Foto: Christian Beliera.

El cuarto principal tiene pisos de madera de Patagonia Flooring y cielorraso en hormigón visto. Se eligieron colores claros bien neutros para priorizar el descanso y continuar con la coherencia y armonia del lugar. La decoración tiene detalles de impronta marroquí.

El cuarto del hijo teen. Foto: Christian Beliera.

En el cuarto del hijo preadolescente se eligió la gama de los azules y grises, con detalles sobrios y delicados.

El baño colmado de detalles deco. Foto: Christian Beliera.

En el toilette, una mesada de mármol de piedra natural Jura Grey, griferías Robinet, sanitarios Duravit y un espejo redondo que ocupa casi toda la pared y que recibe muy bien a los invitados. Perfumes y velitas decoran y perfuman el ambiente.

Un puente estudio con una vista estupenda. Foto: Christian Beliera.

Del cuarto principal al cuarto de los chicos, hay un puente/estudio amplio y largo, disponible para que el integrante de la familia que lo necesite pueda hacerlo. Toda la planta alta tiene paisajes propios con patios internos que generan una desconexión y conexión con el entorno.

El baño, con estilo y a pura luz natural. Foto: Christian Beliera.

La puerta que conecta el cuarto con el baño principal es de hierro repartido. El baño está revestido en las paredes en porcelanato de 1.20 x 2.4 de SBG y el piso en travertino 60x120 por Heith. Bacha y artefactos de Duravit y dos llamativas luminarias negras de Omniluz.

Vista a la pileta climatizada y el campo de golf desde la terraza del cuarto principal. Foto: Christian Beliera.

Detalles del cuarto del menor de la Casa Carol. Foto: Christian Beliera.

Simple y con una visual despojada, en el cuarto del menor de la casa, hay juegos y juguetes en contenedores dentro de una biblioteca y un escritorio de madera. En las paredes cuelgan figuras de animalitos.

Las zonas de juego son prioridad. Foto: Christian Beliera.

Otro playroom está ubicado al lado de la cocina. Es uno de los lugares de encuentro de los chicos de Casa Carol. Una gran biblioteca acomoda y ordena los juguetes y enmarca un enorme ventanal que conecta con el exterior de la casa.

Un bellísimo detalle del playroom del ático: 4 ventanas en el techo generan ventilación, airean el espacio e iluminan un mesita para dibujar y una colección de dinosaurios en el fondo.

La fachada de la Casa Carol. Foto: Christian Beliera.

La fachada de la casa de 350m2 de hormigón armado y madera con muros en piedra de voladura tandil. Cálida y fresca. Grande pero pensada para chicos.

La contrafachada y el entorno natural a la vista. Foto: Christian Beliera.

La contrafachada muestra la amplitud de los ambientes, la distribución y el concepto claro de la casa.

Piedra y vegetación, un mix natural. Foto: Christian Beliera.

Patios internos con ventanas de muros de piedra dejan entrever y espiar el mundo de texturas entrelazadas con la naturaleza.

La Casa Carol se encuentra en Club Newman, Benavidez, y es una obra -terminada en 2019- de @Estudio.lak (www.Estudiolak.com.ar).

Producción: Floppy Dursi. Fotos: Christian Beliera.

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig