5 ideas (y más trucos) para disimular el lavarropas en la decoración de tu casa – Revista Para Ti
 

5 ideas (y más trucos) para disimular el lavarropas en la decoración de tu casa

Si no contás con un espacio reservado al lavadero, esta nota es para vos. Una selección de ideas y estrategias con mucha deco para integrar el lavarropas a cualquier espacio de la casa.
Deco
Deco

El lavarropas es tan útil y necesario como complicado para encontrarle el lugar indicado. Y es que, en la mayoría de los casos, contar un ambiente exclusivo para armar el lavadero no siempre es algo posible.

La buena noticia, es que existen múltiples ideas y trucos para disimularlo, y que no quede tan a la vista interfiriendo en la deco de la casa. Mirá estas opciones para encontrar el modo de lograr un lavadero armónico y que pase desapercibido dentro de la casa.

Una canchera puerta granero cierra por completo este pequeño espacio integrado en la cocina y resuelto a modo de lavadero. Foto: Pinterest

Puertas corredizas o plegables para esconder el lavadero

Como las puertas de abrir siempre roban metros, la mejor opción para cerrar y ocultar los lavaderos que se ubican en "espacios ganados" son las puertas corredizas o plegables. Podés apostar por puertas granero o con varillas de madera que están muy de moda y resultan súper prácticas para espacios reducidos. De esta manera, podés cerrar el lavadero por completo (y ocultarlo) cuando no está en uso.

Un lavadero oculto gracias a una canchera puerta tipo granero con tablitas de madera. Foto: Pinterest

Lavaderos camuflados en baños y toilettes

Muchas veces es el baño el mejor espacio (por cañerías y demás) para ubicar el binomio lava-secarropas. En esos casos, nada mejor que diseñarles un mueble a medida que permita contenerlos pero también, esconderlos. Podés apostar por puertas persianas para mantener todo oculto.

Las puertas tipo persiana ocultan el lavadero pero permiten que el lavarropas respire. Foto: Pinterest

Lavaderos camuflados en la cocina

La cocina también es un buen lugar para colocar el lavadero. Camuflados en el bajomesada, el lavarropas y el secarropas pueden formar parte de la cocina sin interferir en la deco del espacio. Una buena opción es ir por un mobiliario uniforme que ayude a que no haya distorsiones entre uno y otro espacio.

Integrar el lavarropas a un mueble

Con el mismo material y una estética definida, nadie adivinaría que el lavarropas está en el fondo. Esta es una idea muy simple pero efectiva y puede ser un módulo de bajomesada que se integre a una cocina, o de doble altura para el baño o cualquier otro espacio de la casa. La clave está en diseñarlo teniendo en cuenta tanto los metros disponibles como los requerimientos de caños, desagües, enchufes y demás.

El lavarropas debajo de una escalera

Esta alternativa es una de las más recomendadas cuando se trata de aprovechar y exprimir al máximo los metros cuadrados disponibles. Con dos puertas en el mismo color que la pared, se integra como un lavadero que se abre y se cierra cuando se lo necesita. Sin embargo, es importante tener en cuenta requerimientos de caños, desagües, etc.

Un bajo escalera convertido en un canchero lavadero. Foto: Pinterest

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig