Lifestyle

Efecto cuarentena: por qué aumentaron un 30% los casos de divorcio

Pasó en China, España, Italia, Nueva York y ahora se da también en Argentina. Convivir 24/7 en pareja debido a la cuarentena que impone la pandemia de coronavirus generó una ola de divorcios. Un fenómeno que se disparó al ritmo del aislamiento social.
Los conflictos de pareja se agudizan durante la cuarentena. La convivencia pone en jaque a la pareja y aumentan las tasas de divorcio. Foto: 123 RF.

Convivir todo el tiempo en un espacio reducido, bajo el tobogán emocional de la pandemia y la amenaza de los problemas económicos debido al freno laboral que nos impone la cuarentena por la pandemia, está siendo el punto de quiebre para muchas parejas.

En Nueva York, por ejemplo, las líneas telefónicas que atienden consultas de divorcio no dan abasto y se espera una avalancha de presentaciones una vez que los tribunales vuelvan a abrir, según el New York Post.

La gente se está dando cuenta de que no se soportan”, le aseguró a ese diario la abogada Suzanne Kimberly Bracker, quien ha sido testigo de un aumento de demandas de divorcio durante el coronavirus.

Y este fenómeno que se repite en China, España e Italia, no es ajeno a Argentina. “Desde el primer día de la cuarentena estoy recibiendo consultas a diario por divorcios“, le asegura a Para Ti la abogada especialista en Derecho de Familia Guadalupe del Pilar Guerrero.

Y afirma: “Aumentaron los casos de divorcio y van a seguir creciendo exponencialmente. Yo diría que aumentaron un 30% los inicios de demanda de divorcio durante la cuarentena”. La realidad es que durante el tiempo de aislamiento social obligatorio se puede iniciar la demanda de divorcio pero no ha salido ninguna sentencia porque para la Justicia no es considerada una cuestión urgente como para ser tratada durante la feria judicial que rige durante la cuarentena, a menos que haya de por medio una situación de violencia por la cual corre peligro la vida de uno de los integrantes de la pareja.

Muchas parejas entran en crisis por convivir las 24 horas

“No podemos irnos a casa de nuestros familiares a refugiarnos, ni tenemos ese café de amigas donde nos contamos lo que sentimos y nos ayuda a desahogarnos. La cuarentena nos obliga a estar en casa todo el tiempo y convivir con esa pareja que a lo mejor ya venía quebrada desde antes. Además del aumento de divorcios, crecieron un 60% las denuncias por violencia doméstica“, comenta Guerrero.

Los cónyuges no pueden ir a ningún lado a desahogarse para reducir el conflicto. Esa era una de las “válvulas de escape” más importantes para preservar los matrimonios cuando no había aislamiento social.

Además del espacio y la convivencia 24/7, los problemas económicos también están erosionando los matrimonios. Un fenómeno que está ocurriendo a nivel mundial.

Esta pandemia está poniendo a las parejas a prueba como nunca antes. A la sensación de incertidumbre que nos provoca el covid-19, se suman los problemas económicos, estar detrás de las clases virtuales de los chicos (en especial cuando hay niños pequeños, los padres tienen que acompañarlos en este nuevo proceso educativo), el trabajo home office más las tareas domésticas, convierten a la convivencia en cuarentena en una olla a presión. Y son muchas las parejas que no resisten.

Te puede interesar: Qué hago si me quiero divorciar ahora: pasos legales

Notas relacionadas