La conmovedora y desconocida historia de la infancia de Claudia «La Gunda» Fontán: «Pasamos épocas tremendas, de hambre mal» – Para Ti
 

La conmovedora y desconocida historia de la infancia de Claudia "La Gunda" Fontán: "Pasamos épocas tremendas, de hambre mal"

Ahora que Claudia Fontán se suma a los talentos de MasterChef Celebrity 2, te contamos anécdotas poco conocidas de sus primeros años de vida.
News
News

Claudia Fontán, también conocida como La Gunda, arranca en MasterChef Celebrity y seguramente recordará momentos clave de sus infancia durante el programa. Nació en Hurlingham siendo la del medio entre dos hermanas. Sus padres se separaron cuando ella era chica y ahí supo lo que era pasar necesidades. Algunos días no tenían ni para desayunar.

Claudia Fontán con sus hermanas y su mamá que falleció en 2020. Foto: IG.

"Yo tenía 8 años cuando mis padres se separaron. Mi mamá, Adelma, era la típica señora que se separa a los 38 años y se da cuenta de que no sabe hacer nada. Nada. Al principio mi abuelo nos ayudaba, pero cuando murió nos quedamos sin la plata del abuelo y ahí fueron uno o dos años de penuria. Entonces mamá descubrió que le gustaba coser, y empezó a hacer trajes para las escuelas de danzas y estuvimos mejor. Pero pasamos épocas tremendas. Tremendas. De hambre. De hambre mal", contó La Gunda en una entrevista a La Nación.

Las hermanas Fontán. Foto: IG

Cuando no tenían qué comer, Adelma sentaba a sus hijas debajo de la higuera y les hacía creer que no había nada más maravilloso que saborear higos mientras cantaban canciones bajo la sombra del árbol.

Claudia en brazos de su mamá. Foto: IG

"Nos lo hacía vivir como una aventura. Venían a cortarnos la luz, y mamá decía a bajar las cortinas, a esconderse, que vienen a cortar la luz. Cuando pasás ese momento decís qué infeliz que soy. Cuando sos grande y ya pasaste por eso lo agradecés. Yo sé que con una taza de arroz y un poco de aceite estoy una semana. No me preocupa no tener. Hoy quiero mucho a mi papá, y tengo muchas ganas de estar con él y también pienso que gracias a su ausencia hoy me arreglo sola, y no me muero si no tengo qué comer en el desayuno", comentó La Gunda.

Claudia hoy en la cocina de su casa de Nordelta. Foto: IG

Puertas afuera de la casa, nada hacía sospechar que las Fontán pasaban hambre: las tres hermanas seguían yendo al mismo colegio privado (donde estaban becadas) y a la misma academia de danzas. "Mamá nos mandaba a estudiar danza, canto, zapateo americano, español, folklore…". De hecho, una de sus hermanas, Alejandra, terminó siendo profesora de teatro y la otra, Paula, bailarina.

"Yo era tímida. Mi doctora le dijo a mamá: Mandala a estudiar algo que tenga que ver con la expresión. Y a mí me gustaba la plástica. Pero mamá dijo: No, vos tenés que hacer cosas que te vinculen. Hoy le agradezco. Si no, estaría a amasando plastilina. Es que papá pinta, y se ve que yo quería estar más cerca de papá por el dibujo, pero mamá dijo vos también sos mía, como tus hermanas, así que vamos, a bailar", contó.

Más información en parati.com.ar

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig