Deco

Las versiones más originales del clásico caballito mecedor ¡Rock me baby!

Uno de los juguetes más tradicionales e imperecederos, el caballito mecedor acompañó la  infancia de muchas generaciones, y aunque uno podría pensar que los chicos de hoy pueden ser inmunes a sus encantos, los mejores diseñadores no dejan de proponer variantes originalísimas para replantearlo. Acá, algunas de ellas.

MADE IN ARGENTINA

Color y forma en el modelo de Nuyi, a cargo de los argentinos Ohashi y Worcel. (foto: gentileza Nuyi)

Los diseñadores industriales Hernán Ohashi y Carolina Worcel (él, reconocido creador de juguetes con trabajos para Mattel, Disney y Cartoon Network, y ella con experiencia en el ámbito del mobiliario de la mano de Tramando Casa y Sticotti.net ) crearon estos modelos para su marca Nuyi echando mano a una estética depurada y colores plenos. La dupla apostó a las texturas de la goma eva de 30 mm y la madera multilaminada de guatambú para despertar la curiosidad de los más chiquitos.   

CABALLITO ROCKER

Doshi y Levien proponen esta forma novedosa para jugar con la imaginación. (foto: gentileza Richard Lampert).

De Doshi-Levien (el estudio de la india Nipa Doshi y el británico Jonathan Levien) para la marca Richard Lampert. “Mientras observamos a niños pequeños, nos dimos cuenta de que la mayoría de las cosas que captan su interés no son figurativas sino objetos ordinarios que no estaban pensados para jugar. Los chicos encuentra su propio propósito imaginativo para cualquier objeto de la casa. Esta observación nos condujo a crear a Rocker como un objeto encontrado, una cabalgata improvisada”, explicaron en su lanzamiento los creadores de esta versión de plástico y roble del caballito mecedro

FURIA

La clásica mecedora Thonet, reconvertida en un caballito para deleite de grandes y chicos (foto: gentileza Front).

Anna Lindgren y Sofia Lagerkvist, las titulares del estudio sueco Front Design, crearon para Thonet este caballito inspirado en el clásico sillón mecedor de la compañía vienesa. Ellas dicen que su diseño dinámico -que utiliza la centenaria técnica para doblar madera que popularizó Thonet– puede ser considerada tanto un juguete para chicos como un elemento de diseño interior para la casa.

SIMPLEMENTE, GIULIA

Pininfarina, el estudio conocido por el diseño de autos de alta gama, creó esta versión en madera (foto: gentileza Riva 1920).

A partir de una pieza maciza de cedro aromático, el estudio italiano Pininfarina crea esta forma dinámica, solo complementada con una manija de acero enfundada en cuero. Y no pretende que sea una pieza impecable, sino que eligen que la madera le aporte sus imperfecciones intrínsecas: “Los movimientos, fracturas y cambios en la apariencia del material son características intrínsecas de estos elementos y resultan del asentamiento natural de la madera y de las diversas condiciones ambientales”, explican. La produce la empresa Riva 1920.

TRESCHOTKA

En madera o plástico, la forma de Treschotka se inspira en un instrumento musical (foto: Mitya Ganopolsky)

Es un instrumento musical de madera que aplaude haciendo sonidos rítmicos de repiqueteo. Consiste en varias planchas delgadas que se fijan entre si con una cuerda y se separan con pequeños discos de madera. Este caballito, creado por el diseñador industrial ruso Yaroslav Misonzhnikov se inspira en su estructura pero también en sus sonidos.

ROCKY

La experiencia de juego más realista, a cargo de Marc Newson.

El diseñador australiano Marc Newson creó esta versiónpara la compañía italiana Magis. Realizada con polietileno reciclado a través de moldeo rotacional, la pieza se balancea sobre una base fija, consiguiendo el mayor realismo posible. Disponible en tres colores, integra la colección Me Too, que reúne muebles y accesorios para chicos creados por grandes nombres del diseño industrial.

Fotos: Gentileza empresas.

Notas relacionadas

Bitnami