Lifestyle

Mujeres en las barras: ganan terreno (y educan) en la coctelería

Las barwomen toman el centro de la escena nocturna. Cada vez son más las chicas que se animan a convertirse en bartenders. Cantinera, ¡otro cóctel! (por favor)
Cada vez son más. La industria gastrononómica celebra la avanzada de mujeres en la coctelería. Foto: 123RF.

Una nueva realidad se abre paso en la coctelería. Hay un nuevo escenario en la industria local y los equipos de equipos de trabajo se acostumbran a ver cada vez más compañeras detrás de la barra. Las barwomen están y piensan quedarse.

BARRENDER MUJER INES DE LOS SANTOS ISLA
Inés de los Santos, una pionera. Foto: Gentileza Isla.

En cualquier evento, situación o programa pensado para la coctelería, en la mesa me encontraba rodeada de varones. No había brand ambassadors mujeres y hoy las veo a Ani Varela (brand amasados de Cynar) y a Lali Muñiz y me ponen feliz. Convertirte en jefa de barra era muy difícil, pero ya vemos que es posible. Son las funciones las que deben empezar a cambiar. Siempre estuvo la figura del bartender con su ayudante, un chica, atrás. La inclusión debe llegar a todo los puestos”, declara Inés de los Santos.

Creadora de su empresa de barras móviles, la mente detrás del bar y restaurante Orilla en Nuñez y de su propia línea de bebidas, Isla, de los Santos asegura que: “en mi trabajo a mí no me importa si es hombre o mujer. Yo laburo. Muchos me preguntan ‘¿por qué no tenés mujeres en tu equipo?‘ y yo respondo que no las incluyo porque son mujeres, si las sumo es porque laburan, me gusta lo que hacen y responden, no es cuestión de género“.

Junto a Mona Gallosi, Inés encabezó la celebración de los 100 años del Negroni en el Teatro Colón organizado por Campari. Las chicas son respetadas en el mundo de la coctelería y observan esta movida de mujeres en barra con la sabiduría de quienes fueron, por décadas, una ínfima minoría.

“El avance fue enorme. En mis 24 años en el rubro, fue en estos últimos cinco que pasamos de un estado nulo a ver mujeres con un carrerón, que son responsables de bares, que dan charlas. Me parece buenísimo que hoy haya un debate, es indicador de que las cosas que están mejor. Pero hoy hay que cuidar mucho lo que se dice y hace con mujeres y personas que estaban en desventaja en la sociedad porque están en la mira.

Todo están observando y me parece bien que se traiga el tema a la mesa y generar un alerta, aunque no creo que solo sea ésa la solución. Queda el temor de actuar de una manera solo porque es políticamente correcto“, opina de los Santos.

MUJERES BARTENDERS
Estandarte de la coctelería, Mona Gallosi una de las protagonistas en la fiesta por los 100 años del Negroni. Foto: Gentileza Campari.

A la celebración del Negroni se sumó la embajadora de Campari, la cordobesa Marina “Pipi” Yalour, autora del libro de coctelería, “Detrás de barra“. Y es que una nueva generación se abre camino.

Johnson Acero

“En la charla TET que di sobre género lo conté. Hace años el merchandising de las marcas eran cosas para hombres y te lo daban igual, no importaba si era una chomba XXL! -se ríe Inés de los Santos que debe rondar por el talle XXS-. Todo era pensado para hombres. Las marcas pensaban en ‘barman’ (“man”, hombre). Recién hace muy poco empezaron a pensar en dos talles, en mujer y varón. Que hagan algo exclusivamente para mujeres, una hebilla para el pelo, sería raro”.

¿Si somos iguales? “No, bartenders hombres y mujeres iguales no somos. Cada uno con sus características, únicos a nuestras maneras porque que no es lo mismo. He visto a mujeres clavarse ibuprofenos porque no se podían mover del dolor de ovarios y seguir trabajando “, declara Inés.

Prevención en los bares

Y las mujeres nos seguimos enfrentando con casos de violencia de género, desde discriminación a acoso psicológico o físico. Con eso en mente, Mapa de Barmaids (la plataforma que nuclea bartenders, baristas, sommeliers, enólogas entre otras) desarrolló en conjunto con la Dirección General de la Mujer del GCBA un taller de capacitación en bares contra la violencia de género en bares porteños sobre la prevención hacia las mujeres. A esto se sumará un kit virtual con un protocolo para maniobras en casos de violencia, sugerencias para buenas prácticas de atención al público. Será los días 21 y 22 de agosto, de 14 a 16 horas en la Sala Capilla del Centro Cultural Recoleta (Junín 1930).

“Cuando yo empecé a trabajar, salía de trabajar a las tres de la mañana, esperaba el colectivo y no pasaba nada, pero los tiempos cambiaron y hoy todo es más peligroso. Son horarios de madrugada y manejamos bebidas alcohólicas. Por eso hoy se da esta capacitación de políticas de género y cómo comportarse afrontar determinadas situaciones entre clientes, bartenders mujeres y compañeros hombres porque ahora todo es distinto”, declara Lali Muñiz, sommelier y Brand Ambassador Regional para Latinoamérica y El Caribe de Martini. “Pasa por el abordaje de cómo le hablás a una mujer o si te pasás con un chiste… pensá que está todo más sensible, pero así han sucedido con los grandes cambios de la historia”, dice Lali.

Mali Muñiz, encabeza una nueva era donde las brand ambassadors femeninas ganan terreno. Foto: Gentileza Martini.

“En realidad lo que vivimos una tendencia que se viene dando en todos los ámbitos. Va de la mando de un cierto marketing del feminismo. Es algo que sucede en el exterior y que se replica acá, donde se piden más mujeres. Sin ir más lejos entre los 100 más influyentes del mundo de la coctelería del ranking de la revista Drinks International, 21 eran mujeres ¡y eso es un montón! Hay un avance de la mujer claro y esta situación social (de igualar sueldos y ocupar cada vez más lugares de importancia) se va trasladando a las barras”, asegura la brand ambassador de Martini.

Según Muñiz: “la tendencia feminista se aprovecha y la sorodidad de las mujeres en la industria ayuda. Yo trato de destacar la figura de determinadas porque la realidad es que tengo que contratar a una mujer porque es la mejor y no solo porque es mujer. Pasa por ahí”, remarca.

Lali aplaude a quienes abrieron camino: “las mujeres detrás de las barras están desde hace mucho -Inés de los Santos y Mona Gallosi, ellas son las pioneras. Pero es hoy cuando las mujeres comienzan a postularte a un puesto con la misma seguridad que si fueran un hombre. Se sienten más seguras. Quieren estar detrás de la barra y no camareras o encargadas”. Sabe que no es fácil: “en Latinoamerica aún se siente el prejuicio. Los cócteles que son bajos en graduación alcohólica “son para mujeres” y a nivel mundial hay 8 embajadores Martini, 4 son mujeres pero en Latam aún soy la única regional mujer de todas las marcas. De a poco pero la mujer está avanzando, pero sigue siendo de a poco”, declara Muñiz.

El cambio

Pocos vivenciaron los cambios en la industria de la coctelería como Fede Cuco. El bartender (recientemente rankeado entre las 100 personas más influyentes del mundo de la coctelería internacional) asegura que: “Se trata de la industria de la hospitalidad y en los bares y restaurantes, siempre hubo muchas mujeres, solo que en manos medios. Hoy las vemos en puestos importantes”, dice con orgullo este formador de varias camadas femeninas en Verne Club, como Melisa Rodríguez alias ‘Meli Manhattan‘ a Florencia Ocampo, su actual jefa de barra. “Hace años si eras mujer y estabas en la barra te ponían por linda. Pero se trata de un bar y a la hora de despachar coctelería necesito que la bartener sepa lo que esta haciendo, que no sea decorado“, señala el cantinero. ¿Fan de las mujeres tras las barras? “¡Sí! Pensá que las personas más influyentes de la coctelería argentina siempre fueron Tato Giovannoni, Mona Gallosi e Inés de los Santos, el resto viene detrás. Y, de esos tres, dos con chicas”, remarca Cuco.

“Hace no mucho tiempo a mucha familias no les gustaba que sus hijas fueran a trabajar a una barra, en la noche. Pensaban que estaban haciendo algo mal”, afirma la bartender Candela Jiménez. Jefa de barra de Basa, Candela explica:”Yo creo que la mentalidad cambió y que fue con naturalidad. En cierta manera se está concientizando sobre el respeto a la mujer. Esto va desde a la hora de cómo hablarle, cómo tratarla y también es algo que nosotras manejamos distinto con el cliente”. ¿Si hay diferencias? “Nosotras podemos hacer las mismas cosas sin ningún problema”.

BARTENDERS MUJERES FLAVIA ARROYO CASA CAVIA
Flavia Arroyo, barwoman en acción en Casa Cavia. Foto: Gentileza Casa Cavia.

“El Mapa de Barmaids ayudó a la visualización de lo que es nuestro laburo”, declara Flavia Arroyo, jefa de barra de Casa Cavia. “La disciplina entre hombre y mujeres es la misma aunque a la hora de trabajar la mujer es más detallista y minuciosa y a la vez más sensible y esto es algo que se ve en el mundo” destaca Arroyo quien llegó a la final local de la competencia de coctelería The World Class. Torneos como el Bacardí Legacy también reciben cada vez más postulantes femeninas y Flavia aplaude el respeto y compañerismo entre compañeros aunque sabe los cambios pueden llevar tiempo.

“Hoy en los equipos están están buscando más mujeres, pero a la hora de trabajar se hace difícil. Y es que muchos hombres aún no se acostumbran a que sea una mujer la que le va a servir . Quizá me tienen enfrente, pero el cocktail se lo piden a mi compañero“.

Hay estereotipos, pero no hay géneros a la hora de beber o de recibir un premio. De a poco deja de hacer ruido el que una mujer trabaje hasta la madrugada que maneje bebidas de alta graduación alcohólica o que sea de buen beber. Porque podés ser femenina y no poder eso dejar de tomar whisky. A mi mamá todavía le cuesta entenderlo pero la industria creció”.

Una nueva generación detrás de las barras

Cuando concertamos reuniones o hay un evento y dicen que ‘Va Manu’, llego y me dicen que ‘¡Esperaba ver a un varón!‘ -se ríe la barwoman Manuela Toro, socia propietaria de Spirits Barras Móviles-. Lo mismo pasa cuando contratan bartenders y saben que ‘Manu’ va a estar a cargo del evento. “Llego y quizá estoy rodeada de bartenders hombres y enseguida los señalan y dan por sentado ‘¡Vos sos Manu!’, no esperan a una mujer“, cuenta.

La bartender sabe que trabajan con alcohol, que el ambiente es la noche y las cosas para las chicas pueden no ser fáciles “pero los compañeros hombres son súper cuidadosos y nos cuidan”.

Sobre los cuidados extra y la creación de un taller de capacitación en bares contra la violencia de género opina que “está bien, hay que educar aunque no me tomo nada como algo personal. Si alguien se pasa, no lo pienso como acoso, bajo línea y lo entienden”.

BARTENDERS MUJERES MANUELA TORO SPIRITS BARRAS MOVILES
Aunque muchos esperen un “Manu” varón, es Manuela Toro quien maneja los eventos de Spirits Barras Móviles. Foto: Gentileza Manuela Toro.

El cambio de mentalidad que hay sobre la noche y la coctelería animó a Virginia Williams a dedicarse a preparar los mejores cócteles. “Me metí en la gastromonía viajando. Empecé como camarera para solventar gastos y me gustó el ritmo de la gastronomía. Pasé de trabajar en ONGs a hacer curso de coctelería para preparar lo que me gustaba tomar, ¡y me encantó!”.

Hoy Virginia es “la” bartender enNiño Gordo” en un equipo donde son mayoría hombres, ¡mucha testosterona! Pero todo se conversa. Desde cómo armar el botiquín a las maneras de trabajar. El diálogo es abierto. ¿La familia? “Vieron mi cambio de escenario laboral con tranquilidad. Vieron que me gusta hacer lo que hago y les importa más eso”.

La bartener asegura que “me parece increíble que en este proceso social haya sororidad. Es un cambio que se ve en todos los rubros y era inevitable que el impacto que se vive en la sociedad hacia con nosotras las mujeres llegara a nuestro trabajo“, afirma Virginia.

Virginia Williams detrás de la barra de Niño Gordo. Foto: Paula Ikeda.

Notas relacionadas

Bitnami