Así fue la misa que organizaron en la Basílica de Luján para pedir por la salud de Clemente Zavaleta, el hijo de la Trilliza de Oro María Emilia – Revista Para Ti
 

Así fue la misa que organizaron en la Basílica de Luján para pedir por la salud de Clemente Zavaleta, el hijo de la Trilliza de Oro María Emilia

La Familia Cristiana del Polo se reunió en Luján para orar no solo por Corchi sino también por Diego Araya y Tomy Dartiguelongue, los tres deportistas que luchan por su vida.
News
News

El miércoles 6 de abril se llevó a cabo en la Basílica de Nuestra Señora de Luján una misa organizada por la Familia Cristiana del Polo para pedir por la salud y pronta recuperación de Clemente Zavaleta (hijo de la Trilliza de Oro María Emilia Fernández Rousse), así como de Diego Araya y Tomy Dartiguelongue, los tres deportistas que luchan por su vida.

"Corchi", como lo llaman sus seres queridos, está internado en Estados Unidos dado que se accidentó a mediados de marzo mientras jugaba un partido de polo en Palm Beach, Florida. En ese momento, las Trillizas de Oro estaban de vacaciones en Mar Chiquita, y María Emilia viajó de inmediato para seguir de cerca el estado de salud de su hijo. Esta semana se sumó su hermana María Laura, y juntas se sacaron una foto, tomadas de la mano y frente a una estatua de la Virgen. "Llegó mi primera tercio. Vamos Corchito", expresó la conductora.

Mientras amigos, familiares y seres queridos continúan pidiendo por Clemente, esta semana se llevó a cabo una nueva misa para pedir por su recuperación, al igual que la de los polistas Diego Araya y Tomy Dartiguelongue, que se accidentaron este año en Argentina.

Tomás Dartiguelongue (44), arquitecto y jugador del equipo Araucaria-La Alegría, se accidentó el fin de semana del 20 de marzo tras caerse de su yegua (que luego lo pasó por encima) durante un partido del torneo nacional Intercircuitos. Según reportó entonces La Nación, el deportista fue trasladado en estado de coma inducido a una clínica de la zona y permanece en terapia intensiva.

Diego Araya tiene 42 años y a fines de febrero sufrió un accidente similar al de Zavaleta cuando disputaba la clásica Copa General Manuel Belgrano en Coronel Suárez, el club más importante del interior del país. Estuvo en un coma inducido en el hospital Dr. Raúl Caccavo debido a un coágulo en el cerebro y las fracturas en cuatro costillas que amenazaban sus pulmones.

El altar de la Basílica estaba rodeado de elementos personales de los deportistas que luchan por su vida

Te puede interesar:

Más información en parati.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig