Cómo sería la cirugía abdominal que se hizo Romina Uhrig antes de entrar a GH: la palabra de un especialista – Revista Para Ti
 

Cómo sería la cirugía abdominal que se hizo Romina Uhrig antes de entrar a GH: la palabra de un especialista

romina uhrig de GH
Durante sus días en la casa más famosa, Romina Uhrig no se mostró en bikini ni se metió en la pileta como el resto de sus compañeros. El motivo se conoció después de que el tema diera vueltas en El Debate y en las redes: se había operado el abdomen poco antes de que comenzara el programa. Un especialista nos contó todos los detalles de este tipo de cirugía.
News
News

A pocos días de la final de Gran Hermano, los jugadores de la casa más famosa continúan siendo protagonistas, ahora desde afuera.

Una de ellas, Romina Uhrig, fue en su momento tema de conversación en cuestiones relacionadas con el cuerpo y la imagen, dos temas que la circundaron como personaje.

Sin ir más lejos, ya en su video de presentación, la ex diputada hizo referencia a dos cirugías estéticas que se había hecho: “Me hice las lolas, me hice la panza”, afirmó. Y agregó otros procedimientos estéticos menos invasivos: “Cada tanto me pongo botox”, reconoció.

Durante su estadía en la casa, no se mostró en traje de baño, evitó tomar sol y meterse a la pileta. Si bien en su momento algunos atribuyeron esta actitud a sus "inseguridades", como lo dijo en su momento Daniela Celis, en realidad parece que se debió a que la cirugía en su abdomen había sido poco tiempo antes de que comenzara el programa.

Qué se decía acerca de las cirugías de Romina, de GH

“Dos días antes de entrar le sacaron los puntos y tenía que cuidarse para que no le quedaran marcas”, agregó Daniela en aquel momento, en el que era entrevistada por Mañanísima.

En varios videos que circularon por las redes se comprobó que Uhrig se refrescó en dos oportunidades en la pileta, aunque no lo hizo en microbikini, como el resto de sus compañeras.

Es de público conocimiento que Romina cursó por tres embarazos, los que podrían haberle dejado secuelas, cómo pérdida de la firmeza y del tono del abdomen, algo que se soluciona solamente a través de una cirugía y que se conoce como diástasis abdominal. Si, por el contrario, lo que se hizo fue una definición del abdomen, este es otro procedimiento médico.

Consultamos con un especialista, que nos contó en detalle en qué consisten.

Cómo es la cirugía para definir el abdomen

"En primer lugar, es importante destacar que no existe una 'plancha de silicona' o 'prótesis de músculos abdominales', eso es una fantasía o desinformación que circula en el saber popular", sostiene Dr. Juan Manuel di Diego (MN 103503), Cirujano Plástico referente en cirugía del contorno corporal.

Y agrega: "Lo que sí existe es una cirugía a través de la cual con determinadas acciones podemos resaltar la musculatura propia del abdomen. Estos resultados pueden ser naturales e imperceptibles, o tan artificiales que parezca que el paciente tiene adherido algo en su abdomen como si fuese una plancha o prótesis”, aclara el especialista.

romina uhrig de GH
Romina Uhrig y su abdomen bien definido. Foto: IG

La cirugía en la que se resalta la musculatura abdominal de denomina “cirugía de marcación o definición abdominal” y, si bien no tiene una indicación precisa, "se recomienda en pacientes que tienen una condición atlética o que están en vías de adquirirla".

Las marcaciones abdominales pueden ser muy definidas o de definición moderada y siempre -remarca el doctor di Diego- deben ir acompañadas de un esquema corporal coherente. Por ejemplo, un abdomen extremadamente definido en un cuerpo poco entrenado deja de ser natural para transformarse en un resultado forzoso y artificial", explica.

Qué tipo de cirugías de definición abdominal hay

Existen dos variantes según la condición previa de cada paciente, explica di Diego:

Cirugía de definición por lipoaspiración convencional o láser: Está indicada en pacientes delgadas con depósitos de grasa localizada que no logran definir su abdomen con ejercicio periódico. Es la cirugía que tiene mejores resultados y es la que más se realiza en modelos, artistas, cantantes y deportistas, que suelen estar más expuestos por razones laborales

Cirugía de definición asociada a diástasis abdominal: Esta cirugía combina la reparación de la pared abdominal que ha sufrido cambios generalmente con los embarazos, con una definición muscular atlética por lipoaspiración. En los casos en que se quiera mayor definición muscular se puede inyectar la misma grasa obtenida en el interior del músculo abdominal para generar más volumen.

En cuanto a si requiere algún tipo de mantenimiento o la práctica de cirugías posteriores, el doctor di Diego aclara que: "Dependiendo del exceso de piel que presente el paciente, puede resolverse por una cirugía endoscópica miniinvasiva (cuando la paciente no tiene exceso de piel) o resecando el exceso de piel en lo que se conoce como dermolipectomía.

Por otro lado, aclara: "Actualmente y en toda cirugía esteticofuncional del abdomen los cirujanos especializados en el tema realizamos definiciones que no sólo tienen que ver con resaltar la musculatura, sino con destacar las luces y sombras de un abdomen normal. Para ello quitamos grasa de determinados sitios y dejamos en otros, buscando siempre resultados naturales y cuerpos coherentes".

Sobre los cuidados que debe tener en cuenta el paciente, di Diego indicó: "Se requieren los cuidados habituales de cualquier individuo. Si el paciente mantiene una vida saludable y atlética, mantendrá los resultados de forma permanente. Si aumenta su carga de ejercicios, potenciará los mismos. Y, si deja de cuidarse, perderá algo de definición. Esa es la secuencia normal cuando la cirugía esta bien realizada".

Finalmente, agregó "en los casos en que la cirugía es artificial y solo se han marcado los abdominales en medio de la grasa del paciente (folklóricamente lo llamamos 'marcación de la grasa'), se obtendrán resultados tan malos, que ni el sobrepeso podrá borrar la artificialidad del abdomen y veremos abdómenes globulosos y péndulos con 'cuadraditos de grasa' en primera plana".

Qué es la diástasis abdominal, la operación "de panza" más frecuente post embarazo

Existe otro tipo de cirugía abdominal, que se puede realizar cuando se presenta una separación de los músculos abdominales que se manifiesta con la protrusión permanente del abdomen y la aparición de un abombamiento de la línea media ante el esfuerzo.

Esta afección es producto de la distensión permanente y sostenida del abdomen, siendo la causa más frecuente el embarazo, pero puede producirse también por aumento de peso y en algunas circunstancias de forma congénita.

Si bien muchas pacientes consultan por la imposibilidad de recuperar un abdomen plano, es importante destacar que la estética no es lo más importante, sino que el mal funcionamiento de la pared abdominal puede traer asociada complicaciones como alteraciones de la postura, distensión abdominal que se acentúa con el correr del día, dolores lumbarescontracturas musculares por compensación y falta de fuerza muscular abdominal.

La mayoría de las veces el diagnóstico se realiza junto a las ecografías obstétricas, pero el diagnóstico definitivo se realiza luego del parto y con el correr de los meses cuando empiezan las manifestaciones clínicas.

Cómo uno puede darse cuenta si tiene diástasis de rectos

En primer lugar, con el examen físico y la autoinspección corporal. En posición de pie, mirándose frente al espejo y de perfil, podrán notar que el abdomen adquiere una forma distendida (similar al embarazo) que comienza por debajo del esternón y se extiende a la totalidad del abdomen.

Cabe destacar que en algunos casos se produce por debajo del ombligo denotando una pequeña pancita compatible con un embarazo de pocas semanas.

Otra maniobra simple para el diagnóstico es recostarse boca arriba y hacer fuerza como para hacer abdominales (elevar la cabeza para mirarse la punta de los dedos o levantar ambas piernas en posición lineal).

Esta maniobra pondrá en tensión el abdomen y en caso de existir una diástasis, la línea media presentará como una “cresta” similar a una hernia. Esta protrusión es fácilmente depresible y al hacerlo se podrá hundir los dedos en la línea media sintiendo el borde de los músculos separados. Es importante destacar que esta patología suele estar acompañada por una debilidad generalizada de toda la pared abdominal que, en su conjunto, confunde con un “abdomen embarazado”.

Independientemente de las maniobras de autodiagnóstico, es importante la consulta médica ya que el examen físico podrá determinar la complejidad del cuadro clínico y con la ecografía abdominal de partes blandas, podrá determinarse el tamaño exacto de separación muscular, clave para el diseño de la cirugía de reparación.

Cómo se soluciona la diástasis

Existe mucha controversia respecto al tratamiento de esta afección ya que, en algunos casos, puede ser resuelta con ejercicio y rehabilitación kinesiológica, pero este no es el denominador común entre los pacientes afectados.

En muchas oportunidades se estigmatiza y/o culpa a los comprometidos adjudicando la enfermedad a una falta de voluntad personal por resolverla como si uno pudiese elegir cuando estar enfermo o cuando no, así como nadie puede elegir curarse o enfermarse de COVID, nadie puede elegir curarse o enfermarse de diástasis.

Como se menciona con anterioridad, algunos casos pueden beneficiarse con el uso de la faja postparto y la rehabilitación kinesiológica, pero la inmensa mayoría de pacientes requiere de una intervención quirúrgica para su resolución.

El tratamiento quirúrgico consiste en cerrar los músculos abdominales y darle tensión a la pared, esto no solo aplanará el abdomen, sino que devolverá la funcionalidad del mismo. Esta cirugía puede realizarse a través de una incisión en la pelvis cuya longitud dependerá de la habilidad del cirujano y de las características físicas de cada paciente pudiendo oscilar desde la longitud de una cesárea hasta la extensión completa de cresta pélvica a cresta pélvica.

En algunos casos y con profesionales entrenados en cirugía laparoscópica, el abordaje puede realizarse a través de tres pequeñas incisiones de 1 cm en la pelvis de manera tal de evitar la cicatriz horizontal.

Cuando esta intervención es realizada por un cirujano plástico entrenado en cirugía general puede asociarse a una cirugía completa del contorno corporal en la cual podrán incluirse procedimientos accesorios como lipoaspiraciones modeladoras, dermolipectomías para quitar los excesos de piel, marcación y afinamiento de la cintura y marcaciones de músculos abdominales.

Finalmente, cabe aclarar que cada paciente tiene su indicación y la consulta médica es la llave de inicio para la resolución de esta frecuente condición clínica.

Agradecemos el asesoramiento del doctor Juan Manuel di Diego, MN 103503. Cirujano Plástico referente en cirugía del contorno corporal. Director médico CRENYF. Director de Publicaciones Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires.   

Más información en parati.com.ar

   

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig